PUERTO DE FRONTERA, Tab.- Para desazolvar, dar mayor profundidad y que ingresen embarcaciones a los muelles, sin problema alguno, este viernes arrancaron operaciones dos dragas de la Secretaría de Marina (Semar).

El presidente Andrés Manuel Lopez Obrador dio el banderazo de inicio del mantenimiento de profundidad al canal de navegación, que es la salida al mar de los ríos Grijalva- Usumacinta, con lo que se pretende reactivar un sector de la economía estatal.

El secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán dijo que este proyecto incrementará el potencial petrolero, comercial, turístico y naval de la zona, aprovechando las ventajas geográficas del puerto centleco.

Las dos dragas trabajarán, de los muelles al mar, en una longitud de 13.8 kilómetros, 60 metros de ancho y 15 metros de profundidad.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que con el dragado de la desembocadura del río Grijalva hacia el mar, permitirá que el histórico puerto de Frontera recobre su auge, así como su carácter estratégico dentro del sistema portuario mexicano.

Ante el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández y el titular de la Semar, José Rafael Ojeda Durán, el presidente de México afirmó que al brindar mayor profundidad al canal de navegación, podrán ingresar al muelle embarcaciones de mayor calado, dando como resultado la reactivación económica de esta zona, donde se asientan poblaciones maya-chontales, ancestralmente olvidadas y marginadas.

López Obrador aseveró que con el anhelado dragado, llegará una etapa de progreso con justicia para Frontera, lo que contribuirá a que en Tabasco y en el Sureste haya trabajo, desarrollo y bienestar.

“Progreso sin justicia es retroceso, y para avanzar, se requiere el crecimiento con bienestar”, remarcó.

En el abanderamiento de las dragas Montebello ADR-18 y Morelos ADR-19 realizado en el muelle 2 de la Administración Portuaria Integral de Tabasco (Apitab), advirtió que atrás quedó la época en que todas las inversiones públicas se iban para impulsar el crecimiento del Norte y el Centro de la República.

“Ahora vamos a dar mayor equilibrio a las inversiones, porque es la hora del Sureste, una región que estuvo abandonada durante décadas”, sentenció.

En el evento de arranque de las labores del dragado, en el que también estuvieron el Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas y la secretaria de Energía, Rocío Nahle García, el jefe del Ejecutivo federal celebró que la Semar, a petición de la población centleca, haya adquirido las dragas que comenzarán a escribir desde aquí una nueva era de desarrollo económico para todo el Sureste.

Ojeda Durán aseguró que con este acto, la Secretaría de Marina, después de 30 años, inicia un proyecto basado en repotenciar la infraestructura del dragado de nuestro país, con la compra de dragas y en un futuro inmediato se adquirirá una autopropulsadora y dos más estacionarias.

Como parte del protocolo, se dio lectura al acuerdo secretarial de las dragas de succión abanderadas este viernes, en tanto que los comandantes de ambas embarcaciones rindieron protesta y recibieron del Presidente de la República la Bandera Nacional y la bandera insignia que portarán y custodiarán en las respectivas embarcaciones.