Liverpool está fijando estándares que no se habían visto en el fútbol inglés.

Con una victoria 4-0 sobre el Southampton el sábado, el Liverpool abrió una ventaja impresionante de 22 puntos en la cima de la Liga Premier, la brecha más grande que cualquier líder ha tenido al término de un día en la historia de la primera división de la liga inglesa.

Conquistar el título de la Premier, por primera vez en 30 agonizantes años, es casi seguro. Terminar la temporada invicto tal como los “Invencibles” del Arsenal lo hicieron en la campaña de 2003-04 también parece algo muy probable, a falta de 13 fechas.

Un debate a ciernes es si el cuadro dirigido por Jurgen Klopp es el mejor en la historia del fútbol inglés. Ha obtenido 100 puntos de 102 posibles que se remontan a marzo pasado.

Sin embargo, hay que ir una cosa a la vez y el equipo necesita otra victoria para asegurar la clasificación a la Liga de Campeones la próxima temporada. Otra estadística increíble dado que apenas empezó febrero.

Liverpool requiere de un máximo de siete triunfos más para amarra el título de la Premier, lo que sería un tiempo récord.

“No somos perfectos, nada de eso”, dijo Klopp. “No nos importa la perfección. Tratamos de aprovechar al máximo nuestra calidad. Es lo que salen a hacer los jugadores y por eso tenemos estos números. Es la recompense al trabajo duro”.

Mohamed Salah también podría poner su vista en convertirse en el máximo anotador de la Premier por tercera temporada consecutiva, luego de marcar dos tantos contra Southampton para ponerse con 14 dianas, tres detrás de Jamie Vardy del Leicester. Alex Oxlade-Chamberlain y Jordan Henderson también estremecieron las redes.