Según el Servicio Europeo Copernicus, enero 2020 fue el más caluroso en la historia del planeta. El mes pasado la temperatura promedio superó en 0.03 grados centígrados a lo registrado en enero 2016. Asimismo, 2019 fue el segundo año más caluroso de todos los tiempos, quedando a menos de un grado centígrado (0.04°C) del 2016.

Las principales causas de este cambio en la temperatura son las altas emisiones de gas, generadas por las actividades humanas diarias. Gracias a esto, el planeta ha aumentado al menos un grado centígrado teniendo como referencia la era pre-industrial.

El informe del Servicio Europeo Copernicus destacó que Europa fue la región con más anomalías en la temperatura durante el mes de enero. Según las estadísticas, el primer mes del 2020 fue más cálido que cualquier otro enero registrado por Copernicus.

De igual forma, Copernicus indicó que la década 2010-2019 fue la más caliente desde que este programa de observación inició los registros de temperatura.

Por otro lado, las regiones de Alaska y el Noreste de Canadá fueron de las pocas zonas de la Tierra donde las temperaturas capturadas fueron inferiores al promedio.