Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).– Autoridades estadounidenses explicarán por qué quieren preso a Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

La audiencia se realizará a las 11:00 de la mañana de este jueves 27 de febrero. Los fiscales van a presentar evidencia con el fin de que García Luna se quede encerrado.

El mismo juez que condenó a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera será el encargado de escuchar lo que los fiscales tiene que decir sobre el ex funcionario mexicano.

Ayer, García Luna ofreció un millón de dólares en propiedades a cambio de su libertad condicionada. De acuerdo con los periodistas que cubren la corte de Nueva York para The New York Times y Vice News, el abogado dijo que su cliente “no se fugará”.

Genaro García Luna, el ex funcionario de seguridad mexicano acusado de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa, le está pidiendo al Juez en su caso que lo libere de la custodia con un bono de un millón garantizado por las propiedades inmobiliarias que posee”, dio a conocer Alan Feuer, quien reporta para The New York Times desde la corte de Nueva York.

De acuerdo con el periodista, el abogado del ex Secretario de Estado aseguró que en el caso de su defendido no existe riesgo de fuga y que el Gobierno de Estados Unidos no puede probar que los millones de dólares que supuestamente tomó del cártel, anteriormente liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, “se remontan a García Luna”.

García Luna, quien fue Secretario de Seguridad Pública de 2006 a 2012 bajo el Gobierno del ex Presidente Felipe Calderón, está acusado en Nueva York de tres cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio.

Se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

Durante el juicio a “El Chapo” celebrado a fines de 2018 e inicios de 2019 en Nueva York, el jurado escuchó al ex miembro del Cártel de Sinaloa, Jesús Zambada, testificar que entregó personalmente por lo menos seis millones de dólares a García Luna en pagos clandestinos a nombre de su hermano mayor, el jefe del cártel, Ismael “El Mayo” Zambada.

El testigo dijo que se reunió con García Luna en un restaurante entre 2005 y 2006. Jesús Zambada declaró que le dio una maleta con tres millones de dólares en el lugar. En ese momento García Luna estaba a cargo de la agencia federal de investigación de México. En una segunda reunión en 2007, cuando García Luna ya era Secretario de Seguridad Pública, Zambada dijo que le dio otra maleta con entre tres y cinco millones de dólares.