27/06/2020

CIUDAD DE MEXICO (Contraste Político).- En escasos dos minutos fueron disparados casi 500 balas de alto calibre en el punto donde se efectuó el fallido atentado –avenida Paseo de la Reforma y Monte Blanco, colonia Lomas de Chapultepec–, contra el secretario de Seguridad Ciudadana (SSCCDMX), Omar García Harfuch, la madrugada del pasado viernes 26.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), hasta el sábado 27, había efectuado la detención de 19 personas involucradas en la frustrada ejecución al jefe policial capitalino, quien sólo resultó herido y se encuentra ya en franca recuperación de su salud.

Las autoridades aseguraron 13 vehículos y decomisó un arsenal conformado por, entre otras armas, cinco fusiles Barret, con un peso cada uno de 14 kilos, y cuyas balas que dispara miden 13.8 centímetros de largo y un diámetro de 1.27 centímetros. El disparo del Barrett calibre . 50 puede llegar a tener un alcance de hasta 1.5 kilómetros. En Estados Unidos el precio puede llegar a los 13 mil dólares, alrededor de 260 mil pesos cada una.

También fueron asegurados un lanzagranada, 34 fusiles de asalto, ocho armas cortas, siete granadas de fragmentación, 39 chalecos, 51 bombas molotov incendiarias, 96 cargadores, dos mil 805 cartuchos y 414 casquillos percutidos en el lugar del atentado. Además de equipos telefónicos y de radiocomunicación.

Aunque aun no lo informan las autoridades, es probable que exista infiltración de los carteles de la droga en los cuerpos policiales de la CDMX, lo cual no es ninguna novedad.

En el atentado al secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tuvo la colaboración de infiltrados en la corporación, quienes proporcionaron información sobre domicilio, hora, ruta, escoltas y tipo de blindaje del vehículo del funcionario capitalino.

¿Durante cuánto tiempo el CJNG estudió, analizó y planeó el crimen?. Pues fue el tiempo suficiente para adquirir la camioneta de tres toneladas, estaba nueva, le colocaron un rótulo de la empresa CARSO, le soldaron las placas de acero como blindaje en la parte trasera, desde donde se colocaron y dispararon los atacantes.

Esa camioneta fue la que atravesaron para emboscar y dispararle al secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX.

La planeación incluyó la compra de fusiles Barret, pues conocían el alto blindaje del vehículo del García Harfuch, y sólo ese calibre podía atravesar la carrocería especial. Además de R-15, cargadores, chalecos y contratación y adiestramiento de sicarios, así como casas de seguridad.

La madrugada del ataque al funcionario capitalino, algunos sicarios escaparon en una camioneta suburban blanca, y se fueron en dirección contraria al punto del atentado.

Los pistoleros al huir del lugar, conforme caminaban se despojaban de la ropa que portaban encima.

Entre los detenidos hay originarios de la Ciudad de México, Guadalajara, Chihuahua, Guerrero, Nayarit, Michoacán y un colombiano. También se detuvo a dos mujeres.

Uno de los vehículos en el que escaparon dos sicarios, un Jetta volskvagen, se dirigió hacia la carretera del municipio Atlacamulco, Estado de México, pero la policía los persiguió y los atrapó.

Las autoridades también realizaron dos cateos en domicilios en las colonias Estrella y Santa Isabel Tola, en la alcaldía Gustavo A. Madero, así como la detención en la colonia Santa Catarina, alcaldía Tlahuac, donde detuvieron a cinco personas, entre ellas al principal integrante del grupo delictivo que atentó con García Harfuch.

En esos lugares aseguraron 550 bolsitas de dosis de cocaína, tres fusiles de asalto, tres cargadores, 27 cartuchos, así como indicios que “robustecen ampliamente” la investigación, afirmó la Fiscalía capitalina.

La noche del 25 de junio, cerca de las 22.00 horas, los pistoleros fueron trasladados a diferentes lugares con la finalidad de recoger el armamento que utilizaron ocho horas después en el atentado sobre la avenida Paseo de la Reforma, en la exclusiva zona residencial Lomas de Chapultepec de la alcaldía Miguel Hidalgo.

La Fiscalía informó que sigue recolectando videograbaciones de las cámaras de seguridad del C5, C2 y de particulares.

Resultado de los interrogatorios realizados a los detenidos, se tuvo conocimiento que posiblemente fueron contratados con tres semanas de anterioridad al evento y que recibirían una cantidad de dinero a cambio.

Se logró saber que fueron organizados en cuatro células conformadas por siete integrantes cada una, y fueron concentrados en la Ciudad de México.

De igual manera, el día de la fecha fueron trasladados en una camioneta marca Chevrolet, Tipo Suburban, color blanco y otra color negro al lugar donde realizarían el atentado aproximadamente a las 04:00 horas, recibiendo la indicación de que tenían que verificar si pasaban patrullas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

El día 25 de junio, aproximadamente a las 22:00 horas, los trasladaron a diferentes lugares encapuchados con la finalidad de recoger armamento y posteriormente los llevaron a tres diferentes puntos en las inmediaciones de las Alcaldías Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, específicamente lugares en donde interceptarían la camioneta en donde viajaba el Secretario de Seguridad Ciudadana.

Entre el saldo de víctimas, resultó herida una mujer herida de 23 años que pasaba por el lugar y un herido de 45 años; tres policiales heridos.

Lamentablemente, hay una civil y dos policías fallecidos.

La FGJCDMX realiza la investigación en coordinación con la SSC, con el C5, con el Centro Nacional de Inteligencia, la Fiscalía General de la República, la Guardia Nacional y las áreas de inteligencia de la Marina y del Ejército.

 

 

Por