NACIONALES

En lo obscurito podrían procesar al exdirector de Pemex Emilio Lozoya

Riesgo de que PJF incumpla principio constitucional de máxima publicidad

02/07/2020

CIUDAD DE MÉXICO (Contraste Político).- El Poder Judicial de la Federación (PJF) debe asegurar transparencia en el caso Emilio Lozoya ante la “nueva normalidad”, pues ese proceso podría efectuarse sin cumplir el principio constitucional de máxima publicidad si se aplican las reglas actuales del Poder Judicial Federal que reducen la transparencia de las audiencias penales, alertaron las asociaciones Tojil “Estrategia Contra la impunidad” y Transparencia Mexicana Capítulo México de Transparencia Internacional.

El ex-director de PEMEX tiene pendiente cargos por asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho ante la justicia mexicana, por lo que de llegar a territorio mexicano será presentado ante un Juez Federal para la celebración de una audiencia en la que se le informará los delitos que se le imputan y se determinará si lleva el proceso en libertad o en prisión.

Las medidas implementadas por el PJF ante la nueva normalidad afectan la obligación constitucional de garantizar la publicidad de las audiencias penales.

A diferencia de los procesos penales públicos seguidos por el caso Odebrecht en América Latina, México corre riesgo de llevarlos en opacidad.

Ante el anuncio de la aceptación de Emilio Lozoya Austin para ser extraditado y juzgado por la justicia mexicana por hechos relacionados por el caso Odebrecht, se corre el riesgo de que su procedimiento penal se lleve a cabo sin cumplir con el principio constitucional de máxima publicidad, a causa de las limitaciones impuestas por el Poder Judicial de la Federación a las audiencias penales con motivo de la contingencia por COVID-19.

De acuerdo con la Constitución, esta audiencia debe ser pública y puede ser presenciada por cualquier persona. No obstante, las disposiciones establecidas por el Acuerdo 12/2020 del Consejo de la Judicatura Federal podrían hacer que el proceso no sea abierto a la sociedad en tiempo real.

Lo anterior es muy distinto a lo que ocurrió en otros países de América Latina, principalmente en Perú y Brasil, donde los procedimientos contra Odebrecht se llevan de manera pública y son transmitidos por medios digitales en tiempo real a toda la población.

La falta de mecanismos para garantizar la publicidad de las audiencias penales abre la puerta a la desconfianza y escepticismo sobre un proceso que por sus implicaciones sociales y políticas debe ser impecable.

Tojil y Transparencia Mexicana urgen al Poder Judicial de la Federación a emprender medidas que garanticen la publicidad de las audiencia penales, especialmente las de interés nacional como en este caso.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar