NACIONALESSalud

Se rompió el Semáforo COVID-19, Gatell culpa a los estados

Gobierno estatales reportan inconsistentes sobre la pandemia

Roberto Barboza Sosa/ Contraste Político

CIUDAD DE MEXICO.- Tabasco, al igual que todas las entidades del país, registran “inconsistencias” en los reportes de las cifras que presentan sobre la pandemia del coronavirus covid-19, denunció el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, Hugo López-Gatell Ramírez.

Ante esa situación y en un hecho de gravedad, sin precedentes durante la pandemia, el funcionario determinó unilateralmente no presentar este viernes el Semáforo del nivel epidémico que existe en cada uno de los estados del país.

Tabasco, en las últimas tres semanas había sido declarado consecutivamente en Semáforo Rojo, máximo nivel de riesgo epidémico, y era un hecho que otra semana continuaría en ese estatus. Aún se ignora si este sábado se emitirá esa alerta sanitaria o qué se decidirá al respecto.

López-Gatell aunque no se refirió concretamente a Tabasco, aclaró que “todos los estados” han reportado datos falsos en la plataforma de la Red hospitalaria de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), sobre la ocupación y disponibilidad real de camas; igual una serie de inconsistencias sobre los casos positivos, sospechosos, activos y defunciones en la plataforma del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral (SISVER), incluso en forma tardía de manera permanente.

Ese fue el motivo por el que “decidimos hoy no presentar el Semáforo”, justificó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y responsable de la pandemia en México, quien luego decía que “no son todos los estados” y luego que si todos reportaban inconsistencias.

Aunque ahora existe la duda sobre la certeza de la información que genera en Tabasco la dependencia que dirige Silvia Roldán, este viernes reportó que en la entidad se tenían dos mil 281 casos sospechosos; sumaban ya mil 332 defunciones y 14 mil un casos positivos (a nivel federal eran 13 mil 999 casos); y mil 451 casos activos.

El gobierno federal informó que Tabasco registraba una tasa de 56.4 de incidencia de casos activos, que lo colocaron en segundo lugar nacional, solo por debajo de Baja California Sur con 56.16.

INCONSISTENCIAS DE DATOS DE LA PANDEMIA

En su conferencia efectuada en Palacio Nacional, donde habita el presidente Andrés Manuel López Obrador, López-Gatell sostuvo que “identificamos que la información que se transfiere para evaluar el Semáforo no es consistente en todos los estados, no es consistente. Hay estados en donde la información que tenemos a la mano, porque se notifica a través de los canales oficiales, la plataforma de la red IRAG, la plataforma de Sisver, los datos de laboratorio, no son consistentes en todos los estados”, repitió.

“Dejo en claro – dijo – que no son las 32 entidades federativas, dejo en claro, pero no podemos presentar el semáforo nacional cuando va a estar con varios huecos grises por todos lados, porque no hay información consistente para la evaluación”.

Sin embargo, enfatizó que “el mensaje es de preocupación, por lo que está ocurriendo en el nivel subnacional – las entidades – y la situación que se verifica en algunos casos que ya habíamos alertado desde el inicio”.

“Hemos presentado aquí, en innumerables ocasiones, que la mayoría o prácticamente todas las entidades federativas tiene un rezago de diagnóstico. Presentábamos aquí una gráfica roja y amarilla, recordarán, donde entidad por entidad mostrábamos cuántos casos confirmados había y cuántos casos que estaban en amarillo estaban pendientes de confirmación. Pasan semanas y semanas y la mayoría, prácticamente todos los estados, tienen un rezago superior al doble en confirmaciones”.

Estimó que se tiene la mitad de la realidad porque no se terminan de hacer las pruebas, porque no se completa el proceso de notificación de las pruebas ya realizadas y porque se está distrayendo la atención en hacer pruebas -y esto es en nivel local- en hacer pruebas sin tener un criterio claro correspondiente con los lineamientos nacionales de vigilancia epidemiológica. “Estamos esperando a que se completen las pruebas”.

DINERO FEDERAL LO MANEJAN ESTADOS

En tono por demás molesto, López Gatell cuestionó que de dónde viene el dinero para hacer esas pruebas:

“(Pues) del gobierno federal; el Gobierno de México transfiere los kits diagnósticos a los 31 laboratorios estatales de salud pública. A través del Insabi se han adquirido y se transfieren a estos laboratorios, los usa también el Indre, el laboratorio nacional y se transfiere también a los Institutos Nacionales de Salud que participan en el diagnóstico; el presupuesto del Instituto Mexicano del Seguro Social, institución nacional, se utiliza para hacer diagnósticos en los estados.

Urgió a las autoridades estatales a que se complete lo básico de las pruebas como la vigilancia epidemiológica: detectar, poner en aislamiento al caso sospechoso, rastrear a sus contactos, ponerlos a todos ellos en aislamiento, eso requiere operaciones locales, insistió.

Recordó que desde 1997 la Secretaría de Salud se descentralizó, 1997, desde entonces se descentralizó, ya es 2020, es responsabilidad de las 32 secretarías estatales de salud tener la operación adecuada para la vigilancia, la prevención, el control, la promoción de la salud.

Dijo que hoy se tienen algunos estados que, en este momento, tal como lo había predicho, están teniendo excesos de casos porque están en mitad de sus curvas epidémicas, y se están saturando sus hospitales.

Reconoció que existen escenas dramáticas de pacientes afectados por la pandemia, pero lo que se necesita es que se resuelva, como se fue resolviendo en todas aquellas entidades que ya pasaron por el pico, son muy pocas y que resolvieron a tiempo y no se saturaron los hospitales. “Nos falta todavía la mitad de la epidemia, tenemos que actuar”.

“DOCTOR MUERTE” RENUNCIA

Alertó que existe riesgo de que, conforme ocurra el desconfinamiento, la apertura se haga demasiado rápido; que no se cuide el orden; que no se cumplan las medidas de seguridad sanitaria; que no se conserve la sana distancia; que no se involucre suficientemente a la población”.

Igual que haya barreras de comunicación entre el gobierno local y la población, y que entonces la reapertura sea acelerada; no se cuiden los límites contemplados en los semáforos y haya contagios, y entonces repunte la epidemia localmente.

Al recordar que se llevan 40 días desde este proceso de la denominada Nueva Normalidad, dijo que no es la antigua normalidad, no es regresar a lo de siempre, no es hacer las cosas como siempre se han hecho.

“Estamos – advirtió López-Gatell — en medio de una epidemia, estamos en la parte más alta de una epidemia de COVID-19. En el mundo entero existe esta epidemia, es una pandemia y en la región de América, en el continente americano se encuentra la enorme mayoría de la epidemia, y México es parte del continente americano. No nos podemos sustraer a esa realidad”.

El funcionario federal, quien este día con fue tendencia en las redes sociales con el hashtag “Doctor Muerte” y se exigía su dimisión, reiteró que a nueva realidad, la Nueva Normalidad, implica la conciencia de que “tenemos que cuidar todos los días, todas las horas del día, lo que hacemos, cómo lo hacemos, dónde lo hacemos y tenemos que incorporar a nuestra vida diaria los cuidados indispensables, que son relativamente básicos para lograr que no nos contagiemos y no contagiemos a otras personas”.

Es una responsabilidad individual, porque no se puede obligar a cada persona a que guarde la sana distancia; a que no salga a la vía pública cuando no tiene una actividad indispensable; a que, si tiene síntomas de alguna enfermedad, en particular la que es compatible con COVID se quede en casa; a que proteja el estornudo y no estornude sobre las manos; a que no se saluden de beso, de brazo y de mano.

“Es – sostuvo – también una responsabilidad del nivel local de gobierno, de los municipios, que aseguren que los espacios públicos que no deben estar abiertos, porque el semáforo de riesgo indica que no es procedente, que es riesgoso, que se concurra, que concurran las personas en demasiada cantidad en el espacio público, deben permanecer cerrados”.

Pero también una responsabilidad de los gobiernos estatales, porque algunas disposiciones son estatales y los gobiernos estatales saben perfectamente qué empresas abrieron y si abrieron o no cuando les correspondía; y en caso de que sí les correspondiera y abrieron, qué medidas deben seguir, que han sido estipuladas clara y precisamente por los lineamientos de seguridad sanitaria en el espacio de trabajo.

Es una responsabilidad de las autoridades estatales, porque son autoridades sanitarias y las reconversiones hospitalarias se instruyeron por acuerdo del Consejo de Salubridad General desde el mes de marzo, y se instruyó a que se procediera de manera expedita utilizando los lineamientos técnicos que proveyó el gobierno federal para que se hicieran reconversiones hospitalarias y no se han logrado las reconversiones en todos los casos. Obviamente, esto limita la capacidad de atención en el nivel local.

Admitió que por supuesto también es una responsabilidad del gobierno federal, del Gobierno de México, “porque estamos encargados de dar disposiciones generales y de supervisar que esas disposiciones generales se cumplan apropiadamente”.

El responsable de la pandemia del coronavirus covid-19, ahora explotó contra las autoridades estatales que incurren en fallas, al acusar que si existe “deficiencia” de información, porque de origen no se produce a tiempo o, peor aún, porque se distorsiona, entonces no es posible tener un monitoreo apropiado de la epidemia al nivel nacional, sin olvidar que además al nivel estatal se tiene que hacer un monitoreo continuo de la epidemia.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar