La elección de los cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) que deberá definirse el próximo miércoles 22 de julio entró en una fase de turbulencias.

Un grupo de 75 diputados de Morena y partidos aliados pidieron reponer el proceso de evaluación de los aspirantes a nuevos consejeros, mientras que otros cuestionaron la imparcialidad de dos de los 20 candidatos que están en la recta final.

Además, tres aspirantes que no fueron incluidos en las cuatro quintetas se inconformaron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y pidieron revisar la selección y ser incorporados.

Sin embargo, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en San Lázaro, el morenista Mario Delgado Carrillo, y los coordinadores del PAN, PRI, MC, PES, Verde y PRD avalaron la integración de las cuatro quintetas en que fueron divididos las y los 20 finalistas, mientras que el dirigente del PT expresó su desacuerdo.

Mario Delgado dijo que entre lunes y martes se trabajará para alcanzar los consensos para elegir a dos hombres y dos mujeres como nuevos integrantes del INE.

Este domingo, la Jucopo tuvo una sesión maratónica en la que entrevistaron a los 20 finalistas.

A media tarde, diputados de la mayoría legislativa conformada por Morena, así como por diputados del PT pidieron en una carta dirigida a su coordinador Mario Delgado Carrillo “se ordene la reposición del proceso de evaluación de los aspirantes con una nueva metodología y parámetros estrictos para que el Comité (Técnico de Evaluación) se abstenga de efectuar otra evaluación tendenciosa”.

Entre los firmantes de la carta se encuentra la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, la morenista Dolores Padierna, y el vicecoordinador de los legisladores del PT, Benjamín Flores.

Por otro lado, durante las entrevistas realizadas a los candidatos, legisladores cuestionaron la imparcialidad de Javier Aparicio y de Lulisca Zircey Bautista, el primero acusado de participar en el fraude en la elección del Estado de México de 2017 y la segunda por su cercanía con el PRD y con un consejero supuestamente propanista.

En tanto, tres aspirantes que quedaron al margen de las quintetas impugnaron ante el TEPJF su exclusión. Se trata de Diana Talavera, actual funcionaria del Consejo de la Judicatura y cuya postulación fue defendida por el politólogo John M. Ackerman; Armando Hernández Cruz, presidente del Tribunal Electoral de la Ciudad de México y Dora Rodríguez Soriano, consejera del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones.

El TEPJF deberá resolver dichas impugnaciones antes del miércoles.

Por