29/08/2020

VILLAHERMOSA, Tab. (CONTRASTE POLÍTICO).- En el lapso de seis días, en hechos criminales en dos municipios de Tabasco, marinos de la Armada de México se vieron involucrados en allanamiento, abuso de autoridad y robo de vivienda. Sólo fueron detenidos seis de ellos involucrados en el hurto a un domicilio particular en Cunduacán.

El primer caso ocurrió el domingo 23 de agosto, en el ejido de Chicozapote, municipio de Cárdenas, cuando elementos de la Secretaría de Marina, se introdujeron y dispararon en el interior de un domicilio, entre una gritería de sus moradores.

Los marinos perseguían al presunto agresor de un marino con domicilio en esa comunidad, quien les pidió auxilio y llegaron procedentes de la Estación Naval de Sánchez Magallanes, Cárdenas.

El segundo hecho, viernes 28, ocurrió en el Tulipán, Cunduacán, donde marinos se introdujeron a una vivienda para robar, y tras un operativo de policías municipales de Comalcalco, Cunduacán y Paraíso, fueron detenidos 12 de ellos en la cabecera municipal de ese último municipio.

El sábado 29, la Secretaría de Marina-Armada de México, respondió a través de comunicados, que en los dos casos son investigados por esa institución castrense, y con respecto a sus elementos detenidos por presunto robo a una vivienda, los dejó a disposición de las autoridades de Tabaco para que se deslinden responsabilidades.

La Semar destacó que sobre los hechos ocurridos la noche del viernes en Cunduacán, los seis elementos navales “quedaron a disposición de las autoridades ministeriales del estado de Tabasco, a fin de que se realicen las investigaciones correspondientes, por presuntamente realizar actos contrarios al cumplimiento de sus deberes”.

Los hechos ocurrieron en Cunduacán, cuando personal naval ingresó y sustrajo pertenencias de un domicilio, por lo que fueron denunciados por la ciudadanía y detenidos por la policía municipal.

“De inmediato dieron aviso al mando del Sector Naval de Dos Bocas, con sede en Dos Bocas, Tabasco, quienes a través del Comandante del Batallón de Infantería Número 33, procedieron a participar en las diligencias, a fin de que se realicen las investigaciones correspondientes, mismas que están en desarrollo, para determinar su posible responsabilidad legal, de igual forma brindar la información necesaria a las autoridades para determinar la situación de los presuntos implicados y poder determinar su situación legal”.

DISPARAN DENTRO DE DOMICILIO ANTE MENORES

En éste y en todos los casos en que personal naval sea probable responsable de actividades tipificadas como delito, “actuará con estricto apego a la ley, procediendo con rigor, contundencia y transparencia a la ciudadanía; poniéndolos a disposición de las autoridades encargadas de administrar y procurar justicia en México”.

“Al dejar a disposición de las autoridades civiles competentes, al personal probable responsable de actividades ilícitas, se reitera preocupada por velar por los intereses nacionales y se refrenda respetuosa de la determinación que por ley corresponda; y en este caso en particular, colabora para que las autoridades sean quienes realicen las investigaciones necesarias y queda atenta de la resolución que se emita”.

En el otro hecho La Secretaría de Marina-Armada de México informó que la institución se encuentra en proceso de investigar los hechos ocurridos el pasado domingo 23 de agosto, en el ejido de Chicozapote, municipio de Cárdenas, “en los que personal naval irrumpió en un domicilio particular en el ejercicio de sus funciones, con el fin de determinar responsabilidades”.

Las acciones que se investigan señalan que un destacamento de la Estación Naval Avanzada (ENA) de Sánchez Magallanes, Cárdenas, respondió a la solicitud de auxilio de un elemento de la Armada de México quien presentaba una herida en la cabeza al ser agredido con arma blanca (machetes) cuando se encontraba en compañía de su esposa, quien también sufrió heridas.

Tras la solicitud de ayuda, el personal de la ENA trasladó al marino en cuestión al Hospital Regional en La Venta, Huimanguillo para su atención médica. Posteriormente, el personal acudió al domicilio del militar para trasladar a la señora al mismo nosocomio para atender sus heridas.

“Al llegar al domicilio del militar, los elementos del destacamento se toparon con el presunto agresor, quien, en compañía de otras personas los agredieron verbal y físicamente con armas blancas (machetes). Este altercado condujo a una persecución que derivó en el interior del lugar de los hechos, donde se extendió la disputa”

Los marinos con sus rifles de asalto en mano, irrumpieron en la casa y dispararon ante menores de edad. En una videograbación realizada por familiares del presunto agresor, se escucha la gritería de los hijos e incluso, un marino intenta quitarle a una de las hijas, el teléfono móvil con el que los videograbó.

La Armada de México argumentó que los marinos, «a fin de concluir la agresión, realizaron disparos disuasivos en el interior de la vivienda. Estos hechos fueron videograbados por familiares del probable agresor dentro del inmueble”.

Tras el evento, el personal naval se retiró del lugar a fin de concretar el traslado de la esposa del militar al Hospital Regional en La Venta, Huimanguillo.

“Al tener conocimiento de los hechos, la Quinta Zona Naval determinó concentrar en sus instalaciones a los involucrados para recabar información e iniciar las investigaciones a través de una comisión inspectora extraordinaria”.

La Secretaría de Marina Armada de México, afirmó que seis días después aún continúa con las investigaciones a fin de esclarecer los hechos “y actuar con estricto apego a la ley, procediendo con rigor, contundencia y transparencia en todo momento en coordinación con las autoridades encargadas de administrar y procurar justicia en México”.