02/10/2020

VILLAHERMOSA, Tab (CONTRASTE POLÍTICO).-Con apenas dos meses que fuera estrenado y un costo de 60 millones de pesos, la noche de este viernes colapsó el techo de una de los dos domos de la Unidad de Hospitalización Temprana de Tabasco (UHTT) para Covid-19, del Parque Tabasco, donde afortunadamente no había ningún paciente coronavirus, pues hasta el 29 de septiembre atendieron allí a los últimos seis enfermos.

Este hospital temporal, erigido en la explanada del Parque Tabasco -sede de la tradicional feria anual-, que llevaba tres días vacíos de contagiados del virus SARS-Cov-2, fue erigido de urgencia pues los hospitales COVID se había saturado y ya no tenían camas disponibles y capacidad de atención.

El techo de la “Burbuja” hospitalaria es redondo, por lo que no almacenaba el agua de la lluvia que azotaba en la entidad a causa del Frente Frío número 4.

Incluso, varias áreas del Parque Tabasco, se encontraban totalmente anegadas, y esa UHTT corría el riesgo también de anegarse, pues cuando se construyó de manera rápida, no se le dio una altura suficiente al piso de esos domos o “Burbuja” Hospitalaria.

GATELL LE DIO EL VISTO BUENO

Esta infraestructura colapsada, fue incluso visitada, el 24 de julio, días previos a su inauguración, por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno de México, Hugo López-Gatell Ramírez, junto con el gobernador Adán Augusto López Hernández y el director del Insabi, el también tabasqueño Juan Antonio Ferrer.

La “Burbuja” cuenta con 56 camas de hospitalización general y terapia intensiva monitoreadas con videocámaras y para atender pacientes fue contratada una plantilla de 256 trabajadores, entre ellos a 60 médicos en cada uno de sus cuatro turnos.

El hundimiento del techo de la Unidad de Hospitalización Temprana de Tabasco, se registró alrededor de las 20.00 horas de este viernes, y las autoridades estatales no dieron una explicación del desperfecto.

DUDOSA EMPRESA CONSTRUCTORA

El pasado martes, el gobernador Adán Augusto López Hernández dijo que está nosocomio temporal, obra que se realizó sin licitación, tuvo una inversión de 60 millones de pesos; mientras que la “Burbuja” construida en el el estacionamiento del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasus”, costó 40 millones de pesos.

Ambas obras fueron asignadas directamente a la empresa tabasqueña Línea Médica Sur S.A. de C.V., sin domicilio identificable en esta capital, carecía de experiencia en este tipo de infraestuctura y constituida apenas en diciembre del 2018, un mes antes de que iniciara esta administración estatal de Morena.