Manuel Rodríguez/CONTRASTE POLÍTICO

CIUDAD DE MÉXICO.-En tanto la población de México tiene que cuidarse contra la pandemia, con lo que tenga a su alcance, los senadores de México efectúan gastos millonarios para blindarse con los mejores y costosos insumos para evitar contagiarse. Entre los senadores se incluye a los de Tabasco, por Morena a Mónica Fernández Balboa y Ovidio Peralta Suárez, del PRD, a Juan Manuel Fócil Pérez.

Sin embargo, aunque el Senado de la República, con mayoría de Morena, erogó 22 millones de pesos, contra el Covid, parece que su estrategia sanitaria resultó fallida, pues se han registrado varios casos positivos de senadores y empleados. Inclusive, el pasado 24 de octubre murió el Senador de Morena, Joel Molina, a causa del Covid19.

Aunque las autoridades afirman que el legislador tlaxcalteca no se adquirió el virus en el Senado y que acudió a la sesión contagiado, la muerte del Senador encendió las alarmas dentro del recinto legislativo ya que el deceso ocurrió después de una de las sesiones de la Cámara alta.

Pero el caso exhibió que de poco sirvió la inversión de 22 millones 706 mil pesos en compra de cubrebocas, micas, dispensadores, Ventilador de traslado, división frontal fabricada en acrilico transparente, casete de prueba rápida, guante de latex, tapete sanitizante de hule, fumigación y sanitizacion, entre otros materiales y equipos que buscaban mantener el virus SAR-CoV-2, alejado de los Senadores.

Se adquirieron 15 mil mascarillas respiratorias marca 3M,  con precio de 134 pesos cada una; 350 mil piezas de cubrebocas de la mejor calidad, tres mil 500 caretas, cuatro mil 550 pruebas rápidas Covid-19, diez mil guantes de latex, 730 frascos de desinfectante Lysol, 730 frascos de cloralex gel, 70 tapetes sanitizantes, unos mil litros de sanitizante biodegradable, 300 cajas de toallitas de alcohol, además de la desinfección de los edificios del senado.

Ahora también los legisladores federales han decidido reforzar medidas contra el Covid19, en el Palacio de San Lázaro, un edificio de mayor tamaño que el senado y con alta cantidad de diputados y empleados ¿Cuanto saldrá ahora el gasto que efectúen?

El pasado martes 27 de octubre, el el líder de Moren y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, Ricardo Monreal, aseguró que el Senado de la República está libre de contagio, y rechaz»ó que haya sido, «ni es un espacio de infección de Covid-19. Los contagios presentados por legisladoras, legisladores y personal de apoyo no fueron adquiridos en la sede legislativa, sino que fueron contagiados fuera del recinto senatorial, sostuvo.

En conferencia de prensa, el senador informó que el día lunes 26, se realizaron 530 pruebas PCR para detectar la Covid-19 a senadoras, senadores y personal de apoyo que trabaja en el recinto legislativo. De éstas, 56 se aplicaron a legisladoras y legisladores, de las cuales han recibido los resultados de 23, los cuales no resultó ningún infectado.

Apuntó que, de las 474 pruebas aplicadas a trabajadoras y trabajadores de la Cámara de Senadores, se habían entregado 215 resultados, de los cuales sólo tres han dado positivo, es decir, un número muy bajo. En resumen, de las 530 pruebas de ayer, tenemos 241 resultados, de ellos solo tres son positivos, los cuales son personal del recinto, remarcó.

Ese día, se habían realizado 240 exámenes, de los cuales 21 se aplicaron a integrantes de la Legislatura. Especificó que 77 senadoras y senadores se han hecho la prueba en las instalaciones del Senado hasta ahora, cuyos resultados se entregarán entre hoy y mañana, mientras que el resto seguramente se realizarán la prueba por su parte en los centros autorizados para este fin.

La Sesión programada para ese martes 27 se tuvo que aplazar para el día siguiente  con la finalidad de tener la seguridad de que quienes ingresaran al Salón de Sesiones no tuvieran  problemas de contagio. En este sentido, informó que las y los senadores deberán presentar su certificado de no contagio para ingresar al Pleno. “Estamos preparados para cumplir con nuestra responsabilidad constitucional”, sentenció.

A partir de esa fecha sólo estará la mitad de las y los integrantes de la Legislatura en el Pleno, mientras que el resto podrá seguir la Sesión desde sus oficinas e ingresarán escalonadamente a votar mediante una metodología que será definida por la Mesa Directiva.

Sobre el espacio que quedó en el Senado, tras el lamentable fallecimiento del senador Joel Molina, Monreal Ávila informó que estaba en conversaciones con el senador con licencia José Antonio Cruz Álvarez Lima, para saber si estaba en condiciones de reasumir su escaño, no obstante, señaló que el procedimiento a seguir si no se reincorpora, es la declaratoria de vacante, por parte de la Mesa Directiva.

Dentro de los 30 días siguientes a la declaratoria de vacante, el Senado tendrá que expedir una Convocatoria para la Elección Extraordinaria de un Senador por el estado de Tlaxcala y una vez realizado este acto, se cuenta con tres meses para celebrar el proceso electoral.

 

Por