miércoles , junio 23 2021
Home / CAMPECHE / En juego hegemonía del PRI o alternancia política en comicios de Campeche

En juego hegemonía del PRI o alternancia política en comicios de Campeche

ROBERTO BARBOZA SOSA

 

CAMPECHE .- En la disputa por la gubernatura, el 6 de junio próximo, en Campeche está en juego la hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 92 años en el poder, o se instaure la alternancia política por vez primera en la historia.

Sin embargo, en cualquiera de los casos, lo único seguro es que las elites campechanas continuarán gobernando esta entidad peninsular.

También los resultados de estos comicios, definirían el futuro de la vida política del gobernador con licencia y líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, pues perder en su tierra natal le significaría un golpe demoledor que debilitaría su “liderazgo” en el tricolor y en sus aspiraciones futuras al 2024, además de que le impedirían crear un cacicazgo familiar en la gubernatura de Campeche.

Igual la candidata de Morena a gobernadora, Layda Elena Sansores San Román, 76 años, alcaldesa con licencia de la Alcaldía Alvaro Obregón de la Ciudad de México, de perder en este cuarto intento sería casi imposible que volviera a buscar ese cargo que ostentara su padre Carlos Sansores Pérez, 1967-1973.

El politólogo e investigador Moisés Frutos Cortés y la doctora en Sociología e investigadora Esther Solano Palacios, en entrevistas por separado con La Silla Rota, coinciden en que la elección por la gubernatura de Campeche, podría ser de tercios, entre PRI, MORENA y Movimiento Ciudadano (MC), este último partido que vino a irrumpir con el expanista y alcalde con licencia de la capital estatal, Eliseo Fernández Montufar.

Incluso, resultados de empresas encuestadoras han arrojado a los tres, indistintamente, encabezando las preferencias electorales de los campechanos.

El empresario, proveniente de familia priista, logró con el PAN ser diputado y alcalde de Campeche, pero en enero pasado pidió licencia a ese cargo y dimitió al blanquiazul para inscribirse de última hora por MC. Ligado a poderosos empresarios yucatecos y al gobernador de esa entidad Mauricio Vila, y cuyas esposas Elsa Xacur Abraham y María Eugenia Ortíz Abraham, respectivamente, son primas pertenecientes a la comunidad sirio-libanesa.

El edil de Campeche rompió con el PAN luego que el blanquiazul decidió integrarse con el PRI y PRD, en la coalición “Va por Campeche”, con el objetivo de impedir que Morena se lleve la gubernatura, llevando como candidato al priísta Christian Castro Bello, hijo Patricia Bello Cárdenas, hermana del gobernador con licencia y líder nacional del tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas.

Castro Bello fue postulado contra viento y marea, a pesar del estigma de “perdedor” que pesaba sobre él, pues en la elección de hace tres años fue derrotado como candidato a senador por Campeche.

En esta entidad, en los comicios del 6 de junio, también se renovará el Congreso local – con 21 diputados de mayoría relativa y 14 de representación proporcional–, y las 13 alcaldías, así como dos Distritos Electorales federales. Para la gubernatura contienden siete candidatos, pero solo son tres con reales posibilidades, mientras que el resto, ni siquiera cuenta con estructura electoral.

Para el licenciado en Ciencias Políticas y Sociales y Doctorado en Sociología por la UNAM, Moisés Frutos Cortés, en estos comicios locales, se juega más el PRI, pues una derrota por la gubernatura “se le acaba el motor, energía y estaría en riesgo la vida política” del gobernador con licencia, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas.

Además, el priísmo llega inconforme y dividido a estos comicios a raíz que “Alito” optó por “imponer” a su sobrino al que formó como “político” en tan sólo seis años, con lo que desplazó a aspirantes con mayor trayectoria política y militancia priísta.

También prefirió inscribir como candidato a diputado federal plurinominal, en tercer lugar de la lista de la Tercera Circunscripción, a Carlos Miguel Aysa Damas – tiene casi en la bolsa una curul de San Lázaro –, quien es hijo de Carlos Miguel Aysa González, el gobernador interino que dejó en su lugar Moreno Cárdenas. Ese caso de nepotismo enardeció al viejo priísmo.

TAMBIEN LAYDA SE JUEGA SU ÚLTIMA CARTA

Esa fractura entre los grupos del tricolor puede capitalizarla la morenista Layda Sansores, pues al verse desplazados y ver que no tenían oportunidad y alternativa en el PRI, decidieron integrarse a Morena donde los compensaron con candidaturas, como a Renato Sales, quien fue postulado a la alcaldía de la capital campechana, entre otros, señala el también catedrático e investigador de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR).

Así que de generarse la alternancia política en los resultados de las elecciones del próximo 6 de junio, se romperá el cacicazgo pretendido para su tierra por el líder nacional del PRI, considera Frutos Cortés.

Pero, por el lado de enfrente, también la morenista Layda Sansores San Roman es “mucho lo que se juega” con su cuarta postulación a la gubernatura de Campeche, quien en sus otras tres contiendas siempre argumentó que fue derrotada por el “fraude y chanchullo electoral”.

La morenista campechana ahora tiene posibilidades de ganar, fincada en el “Efecto Amlo” y la popularidad que tiene el presidente de México en la entidad, factor que ayudó hace tres años a Morena a colocarse como primera fuerza electoral en la entidad, por la mayor cifra de votos que los otros partidos.

Por si sola, Layda Sansores “no genera mucha confianza” entre la población, la consideran desarraigada, la “fifí de la 4T”, alejada de los campechanos por ser integrante de la oligarquía local, propietaria de una cifra considerable de bienes inmuebles, incluso vista como “chapulin”, pues ha pasado por varios partidos, así como por renunciar a la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México.

Los partidos prácticamente dejan en estado de indefensión a la ciudadanía con las cuestionadas postulaciones y no les dan opciones de candidatos respetables y carismáticos. “No se quiere que gane el PRI, pero tampoco la candidata de Morena”, resume el politólogo de la UNAM.

El investigador universitario evaluó que la abanderada de Morena últimamente ha perdido puntos en las preferencias electorales luego de que era la “puntera” y “no salió bien librada” en el debate entre los candidatos, efectuado la noche del viernes 7.

“Fue mal debate para Layda, se pudo percibir que se vio muy lenta”, y si pretende mantenerse en la competencia tiene que cambiar de imagen y tendrá que tener un mejor cierre de campaña.

 

ELISEO FERNANDEZ DE MC CON UN NICHO DE VOTOS

La postulación realizada por Movimiento Ciudadano del empresario expanista y alcalde con licencia de Campeche, Eliseo Fernandez Montufar rompió la “parejera” que inicialmente mantenían Layda Sansores y Christian Bello.

El propietario de las empresas Grupo Empresor, Grupo Sarfer, Smoogus, entre otras, como político tiene presencia en esta capital, pero en el resto de la entidad carece de popularidad, mientras que el partido MC, carece de cuadros y militancia.

Además no se sabe si el voto duro panista que le ayudó a ganar la diputación local y luego la alcaldía de Campeche, le vaya a refrendar el sufragio o si optarán de ir con la alianza electoral “Va por Campeche”, para impedir el avance de Morena.

El punto débil el candidato a gobernador Eliseo Fernández Montufar es el carecer de estructura partidista, lo cual “no le ayuda para movilizar” y lograr mayor impacto de su campaña proselitista.

Pero no hay que descartar que con la poca presencia de Movimiento Ciudadano, “en una de esas y les mete un susto”.

El Doctor en Sociología destaca que otra variable a tomar en cuenta es el creciente desinterés de la población en este proceso electoral, debido a que está más preocupada por la pandemia. La salud y la economía es más importante para los campechanos.

Existe poco entusiasmo a raíz de que no ven ninguna campaña atractiva en la que los partidos y candidatos pueden hacer poco ante las restricciones sanitarias y el temor a los contagios. “La gente no le pone mucho interés a los spots” propagandísticos, afirma.

A los campechanos, esta elección local para gobernador, alcaldes y diputados les costará 120 millones 763 mil 891.84 pesos, suma para que el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Campeche, se encuentre en posibilidades de otorgar las prerrogativas que corresponde a los partidos políticos nacionales, candidaturas independientes y a la agrupación política local, según el Acuerdo aprobado por el IEEC.

La doctora en Sociología e investigadora Esther Solano Palacios, expone que Campeche llega a estos comicios con una población más pauperizada, ya de acuerdo al reciente informe anual del CONEVAL esta entidad ocupa el séptimo lugar nacional con un mayor porcentaje de pobreza, que era hasta el 2018, del 46.2 por ciento, con 440 mil 423 campechanos en esta situación socioeconómica.

Además, la una zona petrolera como Ciudad del Carmen, enfrenta su más severa crisis económica, con quiebra de negocios y desempleo, a raíz de la Reforma Energética y la pandemia, sin que hasta ahora los tres niveles de gobierno, implementen políticas públicas para paliar este problema que padece la otrora capital económica de Campeche.

En las plazas públicas se observan las cortinas abajo de locales de negocios, ante la imposibilidad de continuar con sus actividades. Antes la terminal del aeropuerto, en días viernes y domingos, se observaba intensa actividad de pasajeros que salían y regresaban. “Ahora todo se ve desierto en el sector comercio y servicios”, explica.

Sin embargo, quedó una altísima inflación y carestía, excepto las rentas de casas que bajaron, pero existe una sobreoferta, sin que se ocupen las viviendas.

 

PRI CONFIADO EN LA SUMA DE VOTOS DE LOS TRES PARTIDOS

Dirigentes del PRI Campeche tienen la confianza que su candidato Christian Bello, alcance el triunfo si logra que cada uno de los tres partidos obtienen los sufragios de la militancia del PAN, PRI y PRD, pues se sumarían para la “Alianza va por Campeche”.

El delegado del CEN del PRI, Erubiel Alonso Que, ejemplifica con las votaciones del 2018 – en que no iban en coalición -, donde esos tres partidos juntos lograron una mayor cifra que la obtenida por Morena, con lo que alcanzarían un hipotético 2 a 1.

En los comicios de hace tres años, el PAN obtuvo 91 mil 354 sufragios de votación estatal emitida, el 24.5 por ciento; el PRI con 119 mil 90 de las papeletas estatal emitidas; el 32.01 por ciento, y el PRD con 14 mil 40 de los votos estatales emitidos, el 3.7 por ciento.

En tanto el PT que va en coalición con Morena en “Juntos Haremos Historia en Campeche”, logró 15 mil 224 sufragios estatales emitidos, el 4.09 por ciento de las papeletas estatales emitidas; en tanto MORENA alcanzó los 132 mil 218 votos, el 35.5 por ciento.

Mientras que Movimiento Ciudadano, a nivel estatal no pudo no llegar al tres por ciento para mantener el registro como partido en Campeche.

El delegado priísta considera también PAN, PRI y PRD postularon candidatos a alcaldes competitivos en los 11 municipios campechanos, que será otro factor para que consoliden una mayor votación, a diferencia de sus adversarios de Morena, y en el caso de Movimiento Ciudadano, en su mayoría pasarán desapercibidos, sostiene Erubiel Alonso.

 

 

Compruebe también

Acta oficial de defunción del cacicazgo de Jonuta; Erick Garrido alcalde electo

EMILIANO ZAPATA.- Por lograr la hazaña de aniquilar el cacicazgo que pretendía perpetuarse en este ...