domingo , diciembre 4 2022
Home / CAMPECHE / En Yucatán policias le “mochan” una mano a ladrón como castigo para que deje de robar

En Yucatán policias le “mochan” una mano a ladrón como castigo para que deje de robar

Mérida, Yucatán, 24 de agosto de 2022.- La policía municipal de Valladolid, le cortó la mano derecha a un presunto ladrón reincidente, como castigo a su conducta. El ahora minusválido convalece en el hospital.

La víctima de los policías “justicieros” hizo la denuncia desde el hospital en donde está ingresado por la amputación de la extremidad.

De igual forma ratificó su queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Yucatan, en la que sostuvo que fue detenido por la Policía Municipal de Valladolid y que lo llevaron al monte, en donde le cortaron la mano derecha.

Él refiere que le hicieron eso porque aparentemente tiene antecedentes de robo, entonces fue una ‘represalia’ o ‘castigo’.

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Alfredo Fernández Arceo, reveló que el Ayuntamiento está realizando una investigación interna para conocer qué sucedió con el caso del hombre que denunció que la Policía Municipal le amputó una mano, pero recalcó que hasta el momento ningún agente ha sido destituido.

“Estamos en proceso de investigación, por lo que aún no podemos ejecutar (algún cese de policías), porque no tenemos elementos para poder hacerlo”, explicó en entrevista con el medio digital Haz Ruido.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Codhey), Miguel Óscar Sabido Santana, dio a conocer que han abierto una queja por el caso de un hombre al que le cortaron la mano derecha por cometer el delito de robo, y que de acuerdo con sus primeras declaraciones, los responsables son elementos de la Policía Municipal de Valladolid.

Al respecto, Alfredo Fernández sostuvo que están en la mejor disposición de colaborar para aclarar lo que sea necesario y deslindar responsabilidades.

A pregunta expresa, precisó que no van a solapar ninguna ilegalidad, ya que desde el inicio de su administración se han apegado estrictamente a lo que marca la ley.

El alcalde informó que están elaborando el informe solicitado por la Codhey sobre este caso, por lo que aseguró que cumplirá con el plazo establecido en la ley.

“Estamos haciendo nuestra investigación interna para enviar el documento con todas las evidencias que tengamos”, agregó.

También señaló que este caso se dio a conocer en las redes sociales “y que no hay una denuncia”. Sin embargo, la propia Codhey denunció los hechos ante la Fiscalía General del Estado.

AL PRINCIPIO, SE CREÍA QUE POBLADORES LO CASTIGARON 

Los policias le habrían cortado sus extremidades y lo tiraron en la carretera donde el hombre se desangro y se desmayó.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) abrió una investigación a policías municipales de Valladolid por amputar la mano derecha a M.C.R. quien fue detenido y al que le quisieron dar un escarmiento “para que no vuelva a robar”.

Los hechos se registraron en la comisaría vallisoletana de Ticuch donde el afectado fue esposado y subido a una patrulla al considerar que actuaba de manera sospechosa, además de que tiene reiteradas denuncias por robos en la zona.

Los agentes lo bajaron de la unidad policíaca en unos montes que colindan con el municipio de Chemax y con un arma filosa le cercenaron la mano y después lo liberaron mientras se desangraba.

El hombre corrió varios metros, pero luego se desmayó hasta que fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja que lo trasladaron al Hospital General de Valladolid donde sigue internado, fuera de peligro y con la extremidad amputada.

Al trascender su caso en los medios de comunicación, la Codhey abrió una queja de oficio y personal de la institución se trasladó al nosocomio donde está convaleciente para conocer su versión de los hechos.

El titular del organismo defensor de los Derechos Humanos, Miguel Sabido Santana, calificó el hecho como gravísimo y afirmó que la actuación de los uniformados fue reprobable, recriminable y lamentable.

Explicó que se solicitó un informe de la detención a la policía municipal de Valladolid y se entrevistará nuevamente al lesionado para tener la verdad completa de lo sucedido.

Indicó que M.C.R. interpuso una denuncia penal ante el Ministerio Público por lo que se espera que la Fiscalía General del Estado inicie las investigaciones y también llame a declarar a los policías que violentaron al detenido.

De igual forma, se solicitó a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas que intervenga para brindar apoyo a la persona afectada.

El presidente de la Codhey destacó que no existe antecedentes de un caso similar en el estado y por la gravedad podría configurarse como un acto de tortura.

Sabido Santana indicó que en las próximas horas deberán recibir el informe que rinda la corporación vallisoletana para continuar el procedimiento y determinar las medidas cautelares que correspondan.

EXISTÍA CONFUSIÓN SOBRE LOS HECHOS

Como un escarmiento por su actividad delictiva, a un presunto ladrón le fue cortada una de sus manos en Chemax.

Aunque las autoridades policiacas han manejado este caso con hermetismo, se pudo averiguar de manera extraoficial que a Manuel C.R. de 38 años, conocido en Chemax por entrar a robar en diferentes predios.

Se creía que había sido atrapado por algunas personas y le cortaron la mano como una manera de hacer justicia por ellos mismo.

De acuerdo con la información, cerca de las 2:00 horas de ayer, un vecino de la comisaría chemaíta de Chulután encontró envuelto en una bolsa y a la orilla de la carretera a Manuel C.R. y al acercarse pensó que estaba muerto, pero grande fue su sorpresa al encontrarlo sin una mano.

Al percatarse de los hechos, el hombre de inmediato dio aviso a la Policía de Chemax que llegó al sitio y al ver a Manuel en dichas condiciones solicitó el apoyo de la Cruz Roja.

Hasta el lugar arribó una ambulancia, cuyos paramédicos auxiliaron y trasladaron al sujeto al Hospital General de Valladolid, donde los médicos realizaron las labores para estabilizarlo debido a que había perdido mucha sangre.

La Fiscalía General del Estado ya investiga el caso, aunque los pobladores mencionaron que eso le pasó por los tantos robos que cometió Manuel, quien ha saqueado varias de las viviendas del pueblo hasta que alguien hizo “justicia” por su propia mano; sin embargo, se rumora que también pudo estar involucrado en otras actividades ilícita.

Sin embargo, la víctima aclaró que fueron los policías municipales de Valladolid, quienes le cortaron la mano derecha y ya se investiga a la corporación para dar con los uniformados torturadores.

 

Compruebe también

Sin atraso Tren Maya, obra magna que enlazará cinco estados del sureste

  SAN FRANCISCO DE CAMPECHE (CONTRASTE POLÍTICO).- El Tren Maya avanza conforme al programa de ...