miércoles , marzo 3 2021
Home / FEMINISMO / «¿Qué dónde estamos las feministas tabasqueñas? En muchas partes, y hoy, estuvimos en Gaviotas…»

«¿Qué dónde estamos las feministas tabasqueñas? En muchas partes, y hoy, estuvimos en Gaviotas…»

Arnoldo Kissinger/ Contraste Político 

Villahermosa.-“‘¿Entonces ustedes son damas voluntarias?’ nos pregunta una adolescente de espléndida sonrisa” narra la Red de Colectivas Feministas Tabasqueñas en su crónica número 3 de la serie «Feministas  ante la  la catástrofe»,  que da cuenta de las actividades que vienen realizando desde que iniciaron las inundaciones en el estado. “No nos consideramos ‘damas’, somos mujeres y somos feministas, esos términos nos definen mejor. Pero voluntarias sí somos, es más, somos de una voluntad inquebrantable”, respondió una de las militantes feministas, soltando una carcajada y sorteando las charcas, consigna la crónica.

Las feministas así respondían a diversos llamados de auxilio que la Red ha recibido y gracias a muchas personas que les han donado recursos económicos y otros artículos, este sábado 12 de diciembre acudieron al Sector Armenia de la Colonia Gaviotas, ubicada en Villahermosa, Tabasco, a distribuir 61 despensas, más de 200 prendas de ropa, y decenas de pañales para adultas/os y niñas/os.

Expresivo, resulta este párrafo del relato de las feministas cuando describen lo que encuentran en su quehacer altruista: “‘Estas bolsas sí están pesadas y bien surtidas, no como las que da el gobierno…’ fue el comentario de una señora adulta mayor al recibir de manos de nuestras compañeras feministas, una dotación de víveres. Las calles que recorrimos no están pavimentadas, ‘es una petición que le hemos hecho cada año a las autoridades, desde hace un ‘titipuchal’ de años, pero nadie nos hace caso…’ menciona un vecino entre triste e indignado; y con las inundaciones recientes son aún más intransitables; grandes pozas de maloliente agua estancada y cuadras tapizadas de lodo enmarcan la tragedia de cientos de familias que, además de perderlo todo, ahora no pueden limpiar sus casas porque no hay agua potable. ‘Creo que el gobierno nos odia’ dice la joven madre de dos niñas que corren contentas con las mudas de ropa que les otorgamos.”

Aseguran que los llamados de auxilio son tantos que la frustración las excede. Quisieran que los apoyos tuvieran más alcance y que más familias fueran beneficiadas, pero no es así. Sin embargo, les alienta saber que cuentan con la confianza y solidaridad de tantas personas que, aún sin conocerlas, les hacen llegar dinero o productos.

“¿Qué dónde estamos las feministas tabasqueñas? En muchas partes, y hoy, estuvimos en Gaviotas, y de ahí nos regresamos con el corazón chiquito y la voluntad más grande”, es el potente cierre de esta su crónica tercera.

Compruebe también

Feministas exigen al Congreso fin del “dedazo” en la CEDH

  VILLAHERMOSA.-Al proclamar que “Porque sin autonomía, no hay defensa de nuestros derechos humanos”, un ...