VILLAHERMOSA (Contraste Político).- Asegura la Fiscalía General de Justicia (FGET), al presunto autor intelectual del homicidio del líder del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Tabasco (SITET), Rafael Burelo Gurría, emboscado y ejecutado en octubre del 2016.

Hilario “N” fue detenido en Cárdenas el pasado viernes, por su presunta participación en los hechos del 28 de octubre de 2016.

Burelo Gurría fue impuesto como líder sindical del SITET, por su antecesor Roger Arias, pero luego tuvieron fuerte distanciamiento y este fue considerado sospechoso por las propias autoridades.

La FGET sostuvo que con el «seguimiento y resolución de casos en rezago demuestran que no hay impunidad» en Tabasco.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco dio cumplimiento a la orden de aprehensión contra quien se identifica como el presunto autor intelectual del homicidio de quien fuera secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Tabasco (SITET), Rafael Burelo Gurría.

Hilario “N”, fue detenido este viernes por la tarde en la ciudad de Cárdenas, Tabasco, luego de haberse sustraído de la acción de la justicia por más de dos años.

Estas acciones dan seguimiento puntual a la causa penal 534/2016, en la que recae la investigación por los hechos ocurridos la noche del 28 de octubre de 2016, en el fraccionamiento Juchimán del municipio de Centro.

Como parte del combate a la impunidad mediante el abatimiento de rezago, fue solicitada de nueva cuenta la orden de aprehensión al Juez de Control de la Región Judicial 9 del municipio de Centro, la cual fue girada el 20 de febrero.

Mediante trabajo de localización, elementos de la Policía de Investigación dieron con el paradero de Hilario “N” y se trasladaron hasta la colonia Calzada segunda sección, donde lo aseguraron y notificaron del cumplimiento del mandamiento judicial.

El seguimiento y resolución de casos en rezago dan muestra del compromiso institucional de la FGE de combatir frontalmente la impunidad en Tabasco y, con ello, garantizar el correcto acceso a la justicia a las víctimas, en pro del Estado de Derecho.

Por