Manuel Rodríguez/Contraste Político

13/07/2020

VILLAHERMOSA, Tab.- Como si el equipo de beisbol profesional Olmecas de Tabasco, se tratara de una empresa de sus propiedad, el presidente Juan Carlos Manzur Pérez y el gerente Eduardo Beauregard Solís, disponen y manejan con total opacidad el monto millonario del erario que reciben para operar esa empresa paraestatal.

La temporada de beisbol del año pasado, del equipo Olmecas estuvo para llorar, pues ocuparon los últimos lugares de la tabla, a pesar del millonario gasto realizado en pleno gobierno morenista de la “austeridad”.

Mediante una solicitud de información, de febrero de este año, los directivos de esa empresa del gobierno del estado, se negaron a transparentar el destino de los más de 44 millones de pesos de presupuesto que recibieron de la Secretaría de Finanzas del estado. Además de los ingresos que obtienen por diversos conceptos de comercialización en el Parque Centenario.

Como parte de los convenios que el Equipo de béisbol Olmecas de Tabasco firma con el gobierno del estado, la empresa estatal Espectáculos Deportivos de Tabasco se compromete a informar sobre el uso de los recursos que le son entregados. Sin embargo, los informes presentados son poco claros al respecto y los mayores pagos se realizan por concepto de servicios de consultoría administrativa.

Opacidad en el manejo del erario estatal

Datos obtenidos vía Transparencia por Contraste Político sobre el uso de los recursos ejercidos por los Olmecas de Tabasco durante el año 2019, muestran que se realizaron una serie de pagos que van desde combustibles, pasajes de avión, compra de materiales deportivos, el mantenimiento de infraestructura, hospedajes de los jugadores y el pago de la nómina del personal administrativo de la paraestatal.

Sin embargo, los gastos más altos reportados por el equipo Olmecas de Tabasco, consisten en el pago de consultorías a dos proveedores cuyos nombres son eliminados en los documentos entregados a este portal de noticias.

Por muy extraño que pueda parecer que un equipo de beisbol pague facturas millonarias a consultoras administrativas, durante el año pasado el equipo pelotero pago más de 30 millones de pesos por este concepto, que representa cerca del 70 por ciento de los recursos públicos transferidos por el gobierno del estado a Olmecas de Tabasco, que durante el año pasado fue de más de 44 millones de pesos.

La empresa pública solo deja los conceptos de pagos, uno de ellos, por las que los cabezones pagaron 23 millones 488 mil pesos corresponde a Prestación de servicios profesionales de asesoría y consultoría, por las que el equipo pago más de 32 facturas durante el año pasado.

No es la única consultora a la que se les pago. La relación proporcionada por la paraestatal también consigna el pago de siete millones 153 mil pesos por Prestación de Servicios Profesionales de Asesoría en Administración, a un proveedor que al igual que el anterior el nombre fue tachado de la lista.

En la relación de gastos entregados, no se menciona algún pago a los jugadores que integran el llamado roster pelotero integrado por 30 jugadores.

A pesar de estas irregularidades en el manejo los recursos públicos, estos no han dejado de fluir.

La pregunta ahora, para este 2020, donde no hubo beisbol profesional en el Parque Centenario, suspendido a raíz de la pandemia, ¿en qué conceptos argumentaran que gastaron los recursos públicos que recibieron el presidente y gerente del equipo?.

¿Pero se justifica derrochar recursos públicos en tiempos de crisis y además de austeridad? ¿Debería mejor venderse a la iniciativa privada el manejo de ese equipo, costoso para el pueblo tabasqueño?

La única vez que los Olmecas lograron ser campeones fue hace 27 años, en 1993, y era manejado por conocedores de ese deporte, incluso con patrocinio de Banco Unión. Aquella épica noche los tabasqueños festejaron alegremente.

Expertos en el tema del beisbol profesional, consideran que lo adecuado para el manejo de Olmecas, es que pase a manos de empresarios, pues esta más que probado que obtienen mejores resultados deportivos y económicos.

En cambio, con un equipo deportivo paraestatal sólo se destinan recursos para pérdidas del erario y de nulos logros en el Diamante.

Para la temporada 2019, a los Olmecas de Tabasco se le destinaron 44.4 millones de pesos del erario estatal, y los logros deportivos de ese equipo de la Liga Mexicana de Beisbol, fueron raquíticos y de vergüenza.

Sin embargo, las autoridades deportivas tabasqueñas devolvieron a la Federación los 27 millones de pesos que se utilizarían para el proyecto de la construcción de la Academia de Béisbol, donde se impulsaría el deporte amateur y se prepararía a jóvenes deportistas.

Es decir gastan millones de pesos de recursos estatales en un equipo profesional, en su mayoría de otras partes del país y algunos extranjeros, pero devuelven recursos federales que serviría para preparar a miles de deportistas tabasqueños.

 

Por