21/10/2020

VILLAHERMOSA.- Un baño de sangre más vivió la colonia Gaviotas, la tarde de este miércoles, cuando un grupo de pistoleros acribilló y ejecutó a cinco personas, entre ellas una mujer, con el apoyo de la ineficiencia de las autoridades de seguridad y justicia del estado.

En este año, en el territorio tabasqueño, iban hasta el martes 480 ejecutados, la mayoría impunes completamente y con sicarios sembrando el terror, pues la Fiscalía General de Justicia del estado (FGET), bajo el mando de su titular Jaime Humberto Lastra Bastar, sin ningún trabajo de investigación ni resultados contra el crimen.

La masacre de este miércoles en Gaviotas, es la más numerosa que se registra, en cuestión de minutos, en esta colonia, donde se ha normalizado la violencia delictiva por la negligencia y ausencia del gobierno de Tabasco.

Los vecinos de esa colonia se encuentran en completo abandono y desamparadas por las autoridades y secuestrados por la inseguridad, pesar de estar frente al centro de Villahermosa, solo separados por el río Grijalva.

Los sicarios actuaron con plena libertad para asesinar a las víctimas en tres puntos de Gaviotas, la colonia de mayor violencia delictiva de la capital tabasqueña.

Los delincuentes conocedores de la incapacidad y negligencia de las autoridades de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del estado (SSPCT), bajo el mando de Hernán Bermúdez Requena, y de la Fiscalía General de Justicia del estado, actuaron impunemente para segarle la vida a las cinco víctimas.

Los hechos ocurrieron principalmente en dos pequeños negocios y en la vía pública, ubicados en las calles Alfonso Vicens Saldivar y Médicos, de Gaviotas Norte y Gaviotas Sur.

Los cuerpos inertes quedaron, la de la mujer recostada en una silla sobre su lado derecho y los otros en el suelo de los pequeños comercios y en la vía pública.

En Tabasco, hasta septiembre, se habían registrado 455 ejecutados, el 74 por ciento con arma de fuego. De estos homicidios dolosos ocurridos hasta el 30 de septiembre, equivalen al 68 por ciento de los registrados en todo el 2019.

Durante octubre, hasta el martes 20, se habían registrado 31 ejecuciones en la entidad. En este año, sólo en abril, mayo y junio, se redujeron las cifras de ejecutados, con 35, 30 y 45 víctimas mortales, pero en el resto de los meses el número de homicidios dolosos continúan en promedio similar al año pasado.

En enero ocurrieron 57 ejecuciones, en febrero 55, en marzo 59, en julio 63, en agosto 55 y en septiembre 56 ejecutados.

 

 

Por