Arnoldo Kissinger/Contraste Político

Villahermosa. -“Las instituciones responsables de impartir justicia actúan con impunidad. Hacen caso omiso o minimizan las denuncias de violencia hacia niñas, adolescentes y mujeres. Ante esta lacerante realidad, con la asesoría de abogadas expertas, procuramos asesoría, canalización y divulgación de denuncias para que las mujeres puedan hacer públicos los casos de violencia en los que no tuvieron acceso a la justicia ya sea porque prescribieron o porque temen ser revictimizadas o por cualquier otra razón cuyo desenlace es el mismo: no han obtenido reparación del daño”, denuncia en su más reciente comunicado la Colectiva feminista Marea Verde, en Tabasco.

Para la guerrera Colectiva esta situación las ha orillado a organizarse y en ese proceso organizativo han creado, de manera permanente, espacios de difusión e información para que las mujeres, adolescentes y niñas, de manera abierta, hablen haciendo efectivo el inalienable derecho de la libre manifestación de las ideas. “Porque somos sujetas políticas dentro del feminismo, movimiento del que somos parte y del que abrazamos todas sus causas”, aseguran.

En ese tenor, las feministas agrupadas en Marea Verde, informan que se rigen bajo el principio de sororidad, es decir, apuestan a la organización en colectividad para aliarse entre mujeres. “Lo hacemos con empatía, solidaridad, ayuda y acompañamiento con las mujeres, adolescentes y niñas”, asientan en el comunicado.

En todos los casos, agregan, informamos a las víctimas acerca de sus derechos y de los recursos legales a los que puede recurrir, pues aún con la deslegitimación generada por las mismas instituciones de impartición de justicia, damos un voto de confianza al debido proceso, porque somos conscientes de que lo que no se nombra, no existe. Aseveran que lo hacen porque la cantidad de casos de violencia contra las mujeres, según las cifras oficiales, va a la baja, cuando ellas saben que el proceder gubernamental desalienta las denuncias e invisibiliza la violencia que padecen.  Concluyen que las cifras alegres oficiales no son acordes a su realidad, es decir, “ellas tienen otros datos”.

El comunicado que lleva por título “¡POR LA JUSTICIA, NI UN PASO ATRÁS!”, manifiesta que las redes sociales, de dicha Colectiva, son espacios de denuncia, se rigen bajo el principio de libertad de elección cuando publican las denuncias que les envían las víctimas. “Respetamos su decisión de acudir o no a una instancia pública Les proporcionamos un espacio para contar sus historias y hacer del conocimiento público sus casos de violencia de género; casos que no forman parte de la estadística gubernamental. Somos un canal de difusión. Ellas son las víctimas, nosotras somos su voz”, expresa con claridad y valentía.

Finalizan el comunicado reafirmando el sentido de su lucha que camina por la construcción de una sociedad paritaria, equitativa, libre de violencia hacia las mujeres, adolescentes y niñas. Y lo cierran con una contundente arenga: “A todas las tabasqueñas les decimos: aquí está su manada. Somos sus aliadas. No están solas. Alzamos la voz para que todo acto de impunidad, toda revictimización, arbitrariedad, negligencia, dilación, toda violencia sea de conocimiento público. ¡No hay censura que nos calle ni poder que nos haga dar un paso atrás!”

Como en todo el país, la lucha feminista en Tabasco se fortalece, porque como bien dicen una de las principales máximas del movimiento: “La revolución será feminista o no será”.

Por