Si una de las principales avenidas queda a oscuras temporalmente, en casi todas las colonias el problema se agudiza

 

Fernando Chablé/Contraste Político

VILLAHERMOSA, Tab.-Solo estuvo bien iluminado durante el evento internacional de Semper Altius, ahora reina la oscuridad en el boulevard Bicentenario.

Aunque es la ruta que le lleva a su residencia en el fraccionamiento El Country, el alcalde Evaristo Hernández Cruz es incapaz de garantizar el funcionamiento adecuado del alumbrado público.

 

Una tienda de conveniencia de la zona se ve obligada a cerrar al caer la medianoche por precaución y seguridad, por la penumbra en que se queda la zona.

El fuerte dispositivo de seguridad que se implementó durante el evento efectuado en la DACSH de la UJAT, igual desapareció y ya ninguna patrulla se observa en esa zona.

Apenas la primera semana de febrero, en el boulevard Bicentenario, a la altura de la UAG, fue abandonada una camioneta con cuatro ejecutados en su interior.

Con la negligencia y omisión de su obligación -dar buen servicio de alumbrado público -, el alcalde propicia también el problema de inseguridad que se vive en la capital tabasqueña.

Se imaginan cómo estarán las calles del resto de colonias y rancherías del municipio del Centro.

 

 

Por