Hospital con deficiencias

 

 

VILLAHERMOSA (Contraste Político).- El drama y dolor de familiares y pacientes que les suminstraron medicamento adulterado y contaminado, en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (Pemex), cumplió ya diez días, principalmente en cinco hospitalizados en terapia intensiva.

Hasta ahora siguen 34 pacientes hospitalizados, uno de ellos egresado de terapia intensiva y siete pasan a atención ambulatoria.

Pemex reportó dos de los pacientes de terapia intensiva han requerido mayor soporte médico vital.

Pemex sólo ha reconocido el fallecimiento de tres derechohabientes que recibieron tratamiento de hemodiálisis y les aplicaron Heparina Sódica de un lote que estaba adulterado y contaminado de bacterias.

En un comunicado, la empresa que dirige a nivel nacional el tabasqueño Octavio Romero Oropeza, afirma que “se compromete con sus derechohabientes” e invitó a “evitar rumores causan desinformación y pueden alterar el curso de los esfuerzos por atender el caso”, adujo.

“En seguimiento a la atención de derechohabientes afectados por la administración de producto contaminado en el lote C18E881 de Heparina Sódica, con caducidad de enero 2021, el número de pacientes bajo tratamiento médico es de 55”, puntualizó.

De ese total, a 14 se atienden de manera ambulatoria “sin compromiso en su estado de salud”; otros siete fueron dados de alta por mejoría, por lo que se integran a “seguimiento ambulatorio”.

Otros 34 afectados se encuentran hospitalizados; 28 de ellos reportan una “condición estable”, uno egresado de terapia intensiva a hospitalización por mejoría clínica y otros cinco pacientes permanecen en terapia intensiva “recibiendo reemplazo renal continuo”, dos de estos pacientes han requerido “mayor soporte médico vital”.

PEMEX reiteró la garantía de atención al ciento por ciento de los derechohabientes que requieren tratamiento de hemodiálisis.

En cuanto a los pacientes que resultaron afectados, dijo, “se ha mantenido comunicación y atención permanente con sus familias a través del equipo médico y comunidad petrolera”.