Roberto Barboza Sosa/ Contraste Político

VILLAHERMOSA, Tab.- Imputados por homicidio doloso y abuso de autoridad, más los delitos que resulten, tres policías preventivos del municipio de Jonuta fueron asegurados con prisión preventiva, informó la Fiscalía General del estado (FGET).

El 19 de abril, un grupo de policías detuvo a un matrimonio, con domicilio en la Ranchería Capital de ese municipio, por deambular en la vía pública, pues el alcalde de Jonuta, el perredista Tito Filigrana Castro impuso el toque de queda.

Jorge Luis Vazquez, discutió con los policías e intentó escapar, pero lo detuvieron, esposaron, lo subieron a la patrulla y falleció por lo golpes recibidos.

Con el pretexto de evitar se propagara el coronavirus, por orden del alcalde Tito Filigrana Castro, incluso prohibió vía pública rohibió el ingreso a la ciudad de Jonuta, por lo que cerró los accesos.

“En cumplimiento a su obligación de procurar justicia de manera imparcial a la ciudadanía tabasqueña, la Fiscalía General del Estado dio cumplimiento a la orden de aprehensión en contra de tres elementos activos de la Policía Municipal de Jonuta, por su presunta responsabilidad penal en el homicidio de un ciudadano que perdió la vida luego de haber sido detenido por estos”.

Sin embargo, la Fiscalía no informó sobre si fue llamado a declarar y si hay imputación contra el alcalde de Jonuta.

 

Sólo mencionó en un comunicado que el Fiscal del Ministerio Público dio inicio a la carpeta de investigación, generando de inmediato las acciones que permitieron recabar datos para determinar la presunta participación de los tres elementos en los hechos ocurridos el 19 de abril pasado, y

que se reportaron tras el fallecimiento de la víctima luego de haber sido llevado a los separos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

“Durante el desarrollo de las diligencias, personal del Centro de Procuración de Justicia de esa demarcación garantizó la imparcialidad en las indagatorias, ante las manifestaciones que generaron familiares de la víctima y pobladores”.

En seguimiento a las investigaciones, fueron detenidos los policías Miguel “N”, Ulises “N” y Carmen “N”, mediante una orden de aprehensión girada por el Juez de Control de la Región Judicial 1, bajo la causa penal 022/2020, y por el delito de homicidio doloso en autoría indeterminada.

Una vez presentados ante la autoridad judicial, esta resolvió dictar la medida cautelar de prisión preventiva, en tanto se define su situación jurídica. Este sábado, la defensa solicitó la ampliación del término para la audiencia de vinculación a proceso, la cual se llevará a cabo próximamente.

 

Según la FGE, se garantiza el acceso a la justicia a las víctimas de delitos, así como a sus familiares “para que no haya impunidad y reafirmando su compromiso institucional de trabajar por un Tabasco más seguro”.