Roberto Barboza Sosa/Contraste Político

01/06/2020

VILLAHERMOSA, Tab. .- Como condición para el retorno a la “nueva normalidad” de los establecimientos mercantiles, será obligatorio practicar pruebas de covid-19 de manera aleatoria al 10 por ciento de los empleados de cada negocio de los llamados esenciales y no esenciales, anunció el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Todos los establecimientos y empresas esenciales y no esenciales, deberán proporcionar su plantilla laboral, para que, las que cuentan con menos de 50 empleados, la Secretaría de Salud practique pruebas aleatorias hasta en un 10 por ciento de ellos.

En el caso de las empresas con más de 50 trabajadores, será obligatorio que por cuenta de los propietarios le practiquen el mismo porcentaje de pruebas en los laboratorios autorizados, “con la finalidad de evitar que se siga dando la propagación del virus”, indicó el gobernante morenista.

Sin explicación o fundamentación sobre la pandemia activa que existe –- mas que afirmar que se está “lejos de tener un sector Salud colapsado”–, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández anunció que en 15 días iniciará la reapertura de los negocios no esenciales, así como el próximo lunes se deroga la “Ley Seca” y se reinicia la venta de bebidas alcohólicas para llevar.

También se retractó de la orden de cerrar todos los negocios esenciales , junto con los no esenciales, durante los fines de semana en todo el estado, medida que se había implementado para reducir los masivos contagios de covid-19 que prevalecen en la entidad.

López Hernández informó que en las próximas dos semanas se implementará una serie de medidas para pasar del Semáforo Rojo al Naranja y de ese modo, pueda iniciarse un retorno gradual a la actividad económica.

En la entidad el retorno a la una nueva normalidad se hará de manera gradual, ordenada y responsable, dijo López Hernández al afirmar que Tabasco aun cuando se han registrado días especialmente difíciles por el crecimiento acelerado de contagios, “hoy estamos lejos de tener un sector de salud colapsado”.

Sin embargo, el sector empresarial lamentó que después de 60 días de que se declaró la pandemia, no se escuche de un plan de reactivación económica, donde se indique cómo contribuirá el gobierno estatal al restablecimiento de los empresarios y las empresas afectadas que dejó la paralización.

El presidente de Coparmex-Tabasco, José Luis Zúñiga Lozano también convocó al gobernador morenista a hacer públicos los criterios de esta reactivación, donde se maximicen el impacto económico y la mitigación de riesgo del contagio de covid-19.

Pidió que se haga público el monitoreo de riesgos de salud para contener las tasas de contagios y proteger a los más vulnerables, que se reconozcan las características, condiciones y diversidad de cada sector empresarial para esta reactivación económica. “Que la transición de una etapa a otra, la definan los datos y no sólo una fecha especifica”.

El dirigente empresarial estimó que al 15 de julio próximo estarían cerradas tres mil 624 micros y pequeñas empresas y una perdida de nueve mil 146 empleos formales y más de 209 mil puestos laborales informales en la entidad.

El anuncio del gobernador “nos deja preocupados” a ciudadanos y empresarios, al demostrar desinterés de salvaguardar a las empresas que son el motor generador del empleo, y deja también la percepción de que no existe una ruta clara “para enfrentar los desafíos del sector salud”.

La iniciativa privada tabasqueña quedó insatisfecha con la medida gubernamental, pues “teníamos la esperanza de escuchar un plan que ayudara a mitigar los estragos económicos” causadas por la emergencia sanitaria a las 65 mil micros, pequeñas, medianas y grandes empresas de la entidad, que diariamente dan trabajo a los más de 170 mil personas que aportan al crecimiento de la entidad.

El gobernador de Tabasco también consideró que se ha actuado responsablemente, al tener el sector Salud “una tasa de ocupación hospitalaria de alrededor del 50 por ciento de su capacidad, así como una disponibilidad de camas de terapia intensiva de 64 por ciento”.

El mandatario anunció que, a partir de este lunes, se establecerán medidas para pasar a la etapa de la reactivación económica el 15 de junio, la cual será gradual y ordenada, atendiendo los protocolos sanitarios de la sana distancia y el uso obligatorio de cubrebocas, entre otras disposiciones sanitarias determinadas por las autoridades.

Las secretarías de Salud y de Desarrollo Económico para la Competitividad del estado, presentarán en los próximos días un catálogo para el regreso a las actividades, que incluirá una guía para comercios y empresas, sobre escalonamiento de personal, en el que los empleados vulnerables no regresen por lo pronto a trabajar, y se revisará la tasa de ocupación de todos los locales en servicio al público.

El gobernador morenista aseguró que el Tabasco es el segundo a nivel nacional en la aplicación de pruebas PCR, lo que permite tener una mayor eficacia en el control de la dispersión del virus.

Es lógico, dijo, que entre más pruebas se realicen, más casos saldrán positivos y eso acercará aún más a la realidad, por lo cual, apuntó, este esfuerzo está siendo complementado con Brigadas Epidemiológicas de la Secretaría de Salud que van casa por casa por los positivos que deben permanecer aislados.

ALTO A LAS REBATINGAS POR BEBIDAS

La Secretaría para el Desarrollo Económico y la Competitividad (Sedec), Mayra Elena Jacobo Priego pidió a la población evitar caer en compras de pánico cuando se levante la Ley Seca, el próximo lunes, pues estará garantizado el abasto de bebidas alcohólicas. “Este tipo de prácticas en nada abonan a mejorar las condiciones para la reapertura de la economía”.

“Es súper importante que las personas entiendan que estamos trabajando y preparándonos con los Centros de Distribución (Cedis) de las cerveceras, estamos revisando con ellos y van a surtir con tiempo, así que el día 08, todos los supermercados, los lugares donde se venda alcohol, en los mismos depósitos, todos van a tener suficiente para poder vender”, sostuvo.

Jacobo Priego remarcó que no hay necesidad de hacer aglomeraciones ni de rebatingas, como ocurrió en otros estados y que la gente vaya a hacer grandes colas.

“Les pido por favor que tomemos esto con mucho orden y con toda la seriedad y con todo lo que realmente se tiene que tomar en cuenta porque es una medida sanitaria. El Gobernador ha levantado esto, pero tenemos que ser muy conscientes y muy responsables”, exhortó.

 

Por