LOS NOTABLES

                      José David Sánchez Plaza/ Contraste Político.

                                                                  sanpladave1959@hotmail.com

LA POSIBLE OMISIÓN DE EVARISTO

Es increíble e inadmisible que casi dos años después, el alcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz, se desentienda y trate de evitar su posible responsabilidad, por los vicios ocultos que han surgido en el nuevo mercado público “José María Pino Suárez”, problemas de construcción que han impedido una operatividad aceptable.

Debemos recordar que unas horas antes que concluyera la administración del fracasado ex gobernador, Arturo Núñez Jiménez, en un evento privado, -se podría decir- en lo “obscurito”, pero eso sí, “con bombos y platillo”, el alcalde de Centro, Hernández Cruz, avaló, justificó la magna obra, realizada por la entonces SOTOP y que tuvo la nada despreciable inversión de 435 millones de pesos, 135 millones más de lo que inicialmente se programaron.

Desde aquella fecha de la inauguración, Hernández Cruz nunca reveló los problemas que se tenían en la edificación, se lo guardó y ahora se pretende deslindarse de una posible responsabilidad.

La tarde-noche del 31 de diciembre, Núñez Jiménez y Hernández Cruz inauguraron -de manera simbólica-, ese populoso centro de abasto que -según se dijo en ese evento privado- que estaba a la altura de los más modernos del país, tenía las condiciones y comodidades necesarias para competir con los grandes centros comerciales o las tiendas de conveniencia.

En esa ocasión, el ex gobernador reconoció que faltaban detalles al nuevo edificio, aunque el edil de Centro, no dijo nada, guardó un cómplice silencio, no expuso, ni reveló las posibles irregularidades que se tenían en el inmueble.

La semana pasada, locatarios del populoso mercado público, enviaron un escrito al Congreso local, para solicitar que se haga una auditoría a la construcción del inmueble, porque a menos de un año que inició su operación presenta problemas.

Dionisio Zurita Valencia, locatario del “Pino Suárez” reveló que enviaron un escrito al Congreso local, en el que solicitan una auditoria, por los problemas que se han presentado en las escaleras eléctricas, rampas, elevadores de coches, así como los recursos que se destinaron para su edificación.

Ahora el edil, Hernández Cruz denunció que las empresas encargadas de la construcción del mercado “José María Pino Suárez” le entregaron a la Secretaria de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP), obras que no funcionan, la pregunta sería ¿por qué no lo hizo en su momento”.

En cuanto al escrito que los locatarios, enviaron al Congreso local, Hernández Cruz expresó que están en su derecho para exigir que se haga una auditoria, ya que las empresas encargadas de construir el mercado no han terminado de entregar la obra a la SOTOP.

Sin duda, el entonces secretario de SOTOP, Luis Armando Priego Ramos, tiene que explicar y responder a los señalamientos que los locatarios del “Pino Suárez” están haciendo.

Desde que los locatarios iniciaron sus actividades, en el populoso mercado “José María Pino Suárez” han tenido muchos problemas,  no lo han hecho de manera correcta, han sido permanentes sus problemas, y todo parece indicar que la postura del edil de Centro, Hernández Cruz es deslindarse de su posible responsabilidad que le corresponde en la construcción del inmueble.

Debe decir ¿Por qué avaló la construcción?, supuestamente el personal del Ayuntamiento debió verificar que la obras se hiciera de manera correcta. Hay un dicho popular que le queda “como anillo al dedo” al edil Hernández Cruz, que “tiene responsabilidad el que mata la vaca, como el que le jala la pata”.

Ojalá que se actúe y se deslinden responsabilidades y se aplique la sanción a quién o quienes hayan cometido una posible irregularidad, eso lo prometió el partido de la honestidad valiente Morena, que ya no habría corrupción, mucho menos impunidad.

LO NOTABLE

Está incontenible el Covid 19, son muchos amigos y conocidos que han sido afectados por el mortal virus, que no han logrado superar la enfermedad, ayer supe el fallecimiento de Emmanuel Ruiz Subiaur y Víctor de la Cruz Romero (Huimanguillo, como era conocido entre amigos), ambos muy buenos amigos, mi solidaridad para sus familiares, que Dios les envié pronta resignación y logren superar lo antes posible ésta dolorosa pérdida.

Por