Roberto Barboza Sosa/CONTRASTE POLÍTICO

01/09/2020

VILLAHERMOSA, Tab.-Por tercera administración estatal consecutiva -del PRI, PRD y MORENA-, Tabasco registra problemas en sus finanzas y para este fin de año se enfrentará a la carencia de recursos para el pago de prestaciones de la burocracia, por lo que prevé tomar medidas para la solucionar esa falta de liquidez.

Ante recortes de participaciones federales, descenso en ingresos propios causados por la pandemia, así como por un déficit financiero que arrastra, el gobierno de Tabasco se verá obligado a aplicar un “recorte” del aguinaldo a funcionarios de los cuatro niveles más altos del gabinete estatal, con el fin de sortear el problema presupuestal este fin de año.

En Tabasco, los integrantes del gabinete estatal devengan mensualmente sueldos y prestaciones laborales de las más altas del país, por más de 180 mil pesos, incluso por arriba del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien actualmente recibe mensualmente 161 mil 56 pesos, con su sueldo base y la compensación garantizada, según el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020.

El gobernador Adán Augusto López Hernández y su secretario de Administración del estado, Oscar Palomera Cano, declararon que este fin de año los funcionarios del gobierno de Morena de Tabasco, podrían ver “reducidos” sus aguinaldos al recrudecerse los problemas de liquidez de la administración estatal.

Probablemente “se registrará un recorte al aguinaldo de funcionarios desde el nivel de subdirectores, directores, subsecretarios, hasta secretarios de despacho”, anunciaron.

Sin embargo, el recorte sería sólo en el aguinaldo, pero no les disminuirían el “bono de desempeño” de alrededor de 78 mil pesos mensuales líquido, y otras jugosas prestaciones que reciben los secretarios, subsecretarios y directores del gabinete estatal.

De acuerdo con solicitudes de Transparencia, en el que se obtuvieron recibos de aguinaldos y “bonos de desempeño”, de diciembre pasado, los funcionarios del gabinete de Adán Augusto López Hernández, percibieron aguinaldos por 150 mil 621 pesos, aparte de su salario y el bono de “desempeño” mensual.

En total los altos funcionarios tabasqueños devengaron el fin de año, más de un total de 330 mil pesos, pues la austeridad pregonada por el gobierno federal de Morena, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, en su tierra natal donde también gobierna su partido, no se lleva a la práctica.

El secretario de Administración del estado, Oscar Palomera Cano, afirmó que la disminución en el pago de aguinaldo a los funcionarios, “es algo que seguramente vamos a tener que hacer, el aguinaldo que ya se recortó en 2019 a 60 días, pues vamos a tener que recortarlo nuevamente, desgraciadamente y digo desgraciadamente porque a ciertos trabajadores se les tendrá también que recortar el aguinaldo porque no hay dinero. Está considerando el gobernador que sea de subdirectores hacia arriba, estamos hablando de alrededor de 2500 trabajadores”.

A finales del 2019, el gobierno del estado también enfrentó problemas financieros para los pagos de prestaciones de fin de año, por lo que para solucionar esa necesidad urgente, recurrió al endeudamiento bancario para “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”, según el reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, inscrito en el Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de la SHCP.

Adán Augusto López Hernández, en noviembre y diciembre pasado, celebró Contratos de Crédito Simple Quirografario, por dos mil 500 millones de pesos con cuatro instituciones bancarias: con BBVA Bancomer por 250 millones de pesos; HSBC, 800 millones de pesos; Scotiabank –Inverlat, 400 millones de pesos; y con Banorte, uno por mil millones de pesos, y otro por 50 millones de pesos.

Esa deuda, cuya tasa contratada en promedio fue del 8.02 por ciento, según los pagarés bancarios firmados, debería finiquitarse en este agosto que concluyó, según el reporte de la SHCP.

En junio pasado, en el informe trimestral reportado al Congreso local, la Secretaría de Finanzas del estado informó que el saldo total de las Obligaciones a Corto Plazo del Gobierno de Tabasco, al 31 de marzo, eran de mil 638 millones de pesos, derivado de esos empréstitos.

Hasta ahora, este gobierno no ha informado ni detallado el boquete financiero e irregularidades presupuestales, así como algún presunto peculado heredados por su antecesor Arturo Núñez Jiménez, incluso se cree que Morena solapará presuntos ilícitos del exgobernador perredista.

TABASCO CON SALARIOS DE PRIMER MUNDO

Hasta la fecha, el gobierno del estado no ha definido el monto que recortará al aguinaldo de los funcionarios de primer nivel, que igual que los burócratas estatales tenían derecho a 82 días de pago de la prestación anual, pero que el año pasado se los redujeron a 60 días.

Por ejemplo, con este último tabulador, el año pasado, un secretario del gabinete con salario mensual de 102 mil 900 pesos, por los 60 días de aguinaldo le correspondieron 205 mil 800 pesos.

A esa prestación se sumaron los 78 mil pesos por concepto del “bono de desempeño” mensual, recurso que seguirán cobrando, pues al respecto las autoridades no han mencionado que vayan a suspenderlo.

El gobernador Adán Augusto López Hernández, citó que este año el gobierno de Tabasco dejó de percibir dos mil 100 millones más o menos, por participaciones federales, y estimó que para atender la pandemia se invirtieron en el sector Salud casi dos mil 135 millones de pesos con recursos propios.

Explicó que tuvieron que efectuar ajustes presupuestales en otras áreas gubernamentales, por ejemplo, en materia de seguridad se suspendió la construcción del C-5, donde invertirían cerca de de mil millones de pesos.

López Hernández menciona que la administración estatal ha efectuado “ajustes” al gasto corriente, rubro donde Tabasco “es el estado que tiene el mayor gasto corriente per cápita del país», admitió.

Del total del presupuesto de egresos estatal 2020, 52 mil 964 millones 276 mil pesos, aprobado por el Congreso local, alrededor del 78 por ciento se destina a gasto corriente. Se desconoce si este año el titular del Ejecutivo estatal generó algún monto producto de un programa de austeridad en ese rubro.

Y entre el gasto corriente se incluye el alto sueldo de los titulares de las dependencias que cobran un salario integrado por más de 100 mil pesos, que incluye una compensación adicional que está autorizada en el manual de pagos y compensaciones para funcionarios públicos.

En algunas dependencias el número de personas que cobran la compensación por desempeño superan las 300, ya que no solo los titulares gozan de esta prestación.

Además se suman las compensaciones por desempeño, una de las remuneraciones ordinarias y extraordinarias, de las 80 que paga el gobierno estatal a los empleados.

Adán Augusto López Hernández tiene un sueldo bruto mensual de 196 mil 12 pesos y un sueldo mensual liquido de 106 mil 198 pesos, solo cuatro mil 500 pesos menos de lo que devengaba su antecesor y excorreligionario perredista Arturo Núñez Jiménez, quien tenía un sueldo bruto de 201 mil 10 pesos y el sueldo neto de 110 mil 694 pesos.

El pago de compensación por desempeño lo reciben un gran número de personas dentro de cada dependencia, pero en menores cantidades comparada con los secretarios y subsecretarios estatales.

En el DIF-Tabasco, la nómina del pago mensual de compensación por desempeño alcanza las 327 personas; en la secretaría de Administración e Innovación Gubernamental la nómina por este concepto registra a 187 personas.

En la secretaría de la Función Pública del estado, son 172 personas los beneficiados, de los cuales 8 de ellos superan los 50 mil pesos mensuales adicionales.

En la Secretaría de Gobierno el numero llega a 160 personas, entre ellos el Subsecretario de Asuntos Fronterizos, Migrantes y Derechos Humanos, José Ramiro López Obrador, hermano del presidente de México, quien registra una compensación adicional de 64 mil pesos,

En la Secretaría de Cultura son 77 personas las que cobran en la nómina ejecutiva ordinaria de compensación por desempeño, el monto más alto de 78 mil pesos mensuales la cobra la titular, seguido por uno de los subsecretarios que cobra $48,189.52 mensuales.

En la secretaría de Bienestar del estado son 76 personas las que perciben este ingreso. En la coordinación General de Asuntos Jurídicos, son 59 personas las que registran en la nómina de compensación.

En la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), la nómina está integrada por 53 personas que reciben esta compensación gubernamental. En la Secretaría de Desarrollo Energético son 51 personas cobran esta compensación. En la secretaría de Turismo cobran 45 personas dicha compensación.

En la secretaría de Educación son 33 personas reciben este beneficio. El monto más alto lo percibe la secretaria. Adicional al titular y su asistente, cuatro personas más cobran compensaciones superiores a los 50 mil pesos mensuales.

El gobierno del estado de Tabasco asegura que los montos mensuales que perciben se encuentran establecidos dentro del manual de percepciones de los servidores públicos de las dependencias y entidades de la administración pública estatal 2019, publicado en el Periódico Oficial del estado, el 30 de mayo del presente año.

El manual menciona que los funcionarios del gobierno del estado de Tabasco pueden recibir entre 80 tipos de percepciones extras, donde la compensación por desempeño solo es una de ellas.

También reciben prestaciones adicionales como canasta alimenticia, bono de actuación, material didáctico, bono de alimentación, prima de antigüedad, quinquenal, ayuda escolar. En total 35 prestaciones bajo el titulo de remuneración ordinaria. En esta sección se encuentra catalogada la compensación por desempeño.

Asimismo, el catálogo de prestaciones mencionadas en el manual se complementan con Remuneraciones extraordinarias como la prima vacacional, Bono navideño, despensa navideña, días económicos no disfrutados, bono del empleado administrativo, pago de lentes, aparatos ortopédicos, apoyo a la superación académica y bono de fin de periodo constitucional. En total 46 prestaciones adicionales al salario, vía remuneración extraordinaria.

DEUDA PUBLICA HEREDADA POR PRI Y PRD

En los próximos 21 años –hasta el 2041-, Tabasco deberá liquidar los seis mil 276 millones de pesos por concepto de empréstitos, efectuados por los exgobernadores tabasqueños Andrés Rafael Granier Melo (PRI) y Arturo Núñez Jiménez (PRD), quienes empeñaron al estado con el 24.3 por ciento de las participaciones federales por esa deuda de largo plazo.

Granier y Núñez, sus respectivos montos de empréstitos no los transparentaron ni rindieron cuentas claras de su uso.

El priísta Granier Melo y el perredista Núñez Jiménez, padre del alcalde morenista de Cuauhtémoc, CDMX, Néstor Núñez, recurrieron al endeudamiento bancario, luego de gastarse los presupuestos anuales, caer en déficit y quedarse sin recursos para pagar insumos y servicios hospitalarios, así como salarios y prestaciones de los empleados gubernamentales.

En esos dos sexenios, se registraron serios problemas de liquidez cada fin de año, al quedarse sin recursos para los pagos de salarios y prestaciones decembrinas, por lo que la burocracia tuvo que realizar paros, bloqueos y otras manifestaciones de protesta en demanda de sus sueldos.

Para este 2020, la estimación de los recursos para cubrir las amortizaciones del capital y el costo financiero correspondientes al año, considerando posibles incrementos en la tasas de interés, de la deuda pública contratada con la banca comercial y con la banca de desarrollo, de acuerdo al calendario de pagos, asciende a 812 millones 789 mil 716 pesos.

 

Por