08/10/2020

VILLAHERMOSA, Tab., (CONTRASTE POLÍTICO).- En febrero de este año fue descalificada por varias inconsistencias en la licitación del municipio de esta capital, para rentar una unidad médica móvil con dos consultorios, pero cinco meses después el gobierno de Tabasco le asignó directamente a Línea Médica del Sur S.A. de C.V. la construcción de la Unidad de Hospitalización Temprana (UHT) COVID, cuyo domo colapsó la noche del pasado viernes 2.

Aparte de esta UHT dañada, cuyo costo fue de 60 millones de pesos, ubicada en una explanada recinto ferial “Parque Tabasco”, Línea Médica del Sur, erigió otra junto al Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”, reconvertido a COVID, facturada en 40 millones de pesos. En sólo dos meses Línea Médica del Sur obtuvo contrato por 100 millones de pesos.

Esta “compañía”, en el año y siete meses de existencia, nunca había incursionado ni tenía experiencia en la edificación y equipamiento de infraestructura hospitalaria, mucho menos en la especialidad de una enfermedad emergente como el coronavirus covid-19.

Hasta ahora, ni la empresa Línea Medica del Sur S.A. de C.V., ni las autoridades de Tabasco, han explicado los motivos y daños registrados por ese accidente en la “Burbuja” Hospitalaria, erigida en el “Parque Tabasco” de esta capital.

Lo único que declaró el gobernador Adán Augusto López Hernández, respecto a esa infraestructura con apenas dos meses en funcionamiento y que resultó dañada, es que Línea Médica Sur, es la responsable del colapso y de la reparación “que ya no le costará nada al Gobierno del Estado”.

En su escueta respuesta, el militante de Morena dijo que existe la posibilidad que pasando la pandemia, las “Burbujas” se instalen en algunos municipios con déficit de atención hospitalaria, mientras tanto serán utilizadas para atender pacientes Covid.

El día en que se desplomó el domo que conforma la UHT, ese hospital temporal llevaba cinco días sin recibir pacientes de coronavirus covid-19, pues las cifras de contagios, oficialmente descendieron notablemente, por lo que no hubo lesionados que lamentar. Hasta este jueves 8, aún seguían reparando los daños registrados en la “Burbuja” dañada.

EMPRESA CON SUERTE CON LA 4T

Según la escritura pública expedida por el Notario Público número 34 de Villahermosa, Félix Jorge David González, la sociedad fue constituida en noviembre del 2018 e inscrita ante el Registro Público de Comercio de Tabasco, en diciembre de ese mismo año. Es decir “inició” actividades igual que la administración estatal morenista de Adán Augusto López Hernández.

Línea Médica Sur, apenas en febrero pasado había perdido una licitación del Ayuntamiento de Centro, para la renta de una unidad médica móvil, al ser descalificada por carecer de un domicilio identificable ni presentar especificaciones técnicas del equipo.

Según el fallo de la licitación pública 56064001-003-20, donde se adjudicó otra empresa el arrendamiento de la unidad médica móvil con dos consultorios por 5.6 millones de pesos, la propuesta de Línea Médica Sur, “no fue solvente” pues el comprobante de domicilio fiscal que se mencionaba en el recibo de energía eléctrica, no coincidía con el señalado en la Cédula de Identificación Fiscal, “que en el comprobante menciona número 926 y en la cédula hace mención de 226”.

Tampoco en la cédula del registro del padrón de proveedores, no contaba con el rubro Suministro, Mantenimiento, reparación y accesorios de equipos eléctricos, electrónicos y electrodomésticos. Y además no presentó especificaciones técnicas del servicio a contratar.

Igual Línea Médica Sur carecía del permiso de funcionamiento y de responsable sanitario vigente ante Cofepris del establecimiento de insumos para la salud, pues apenas los tenía en trámite; y finalmente incumplía con un médico cirujano con diplomado de ecografía diagnostica básica.

En ese concurso, la empresa no logró contar con los requisitos para poder rentarle una unidad médica móvil al Ayuntamiento de Centro, sin embargo cinco meses después obtuvo por asignación directa del gobierno estatal, dos contratos por 100 millones de pesos para equipos e infraestructura hospitalaria para la pandemia.

ADJUDICACIÓN DIRECTA POR PANDEMIA

En el comprobante de la constitución de la sociedad del Registro Público de Comercio, consultado en la plataforma del Sistema Integral de Gestión Registral (SIGER) de la Secretaría de Economía, Línea Médica Sur, cuyo capital social es de 50,000 pesos, la sociedad carece de un domicilio, ni tampoco el de sus dos socios: Ramón Eliseo Reynoso Cervantes, administrado único, y Artemio Villegas Zamora, con poder general para pleitos y cobranzas, así como de administración.

Ambos socios son originarios del estado de Veracruz, donde el primero de ellos, hasta el 2018, como presidente de la asociación civil “Emprendedores x Veracruz”, antes denominada “Somos Mayoría”, estuvo dedicado a diversas actividades sociales, entre ellas a la compra-venta de leche en polvo fortificada a precio subsidiado para gente de escasos recursos, que le proveía Liconsa, donde estaba acreditado como «Actor Social».

En tanto, el otro socio de Línea Médica del Sur, fungió como representante legal de diversas empresas veracruzanas que estaban registradas como proveedores ante gobiernos estatales y municipales, entre ellas Superbike de Xalapa S.A. de C.V. y Consorcio Inmobiliario y Constructor Aspen.

Incluso, también Línea Médica Sur fue inscrita en el Padrón de Proveedores del gobierno veracruzano, con el giro de “Servicios profesionales, científicos y técnicos”, donde Villegas Zamora, funge como representante legal.

El pasado 20 de marzo y 1 de abril, con motivo de la pandemia, el gobernador de Tabasco emitió un decreto en el que estableció que como medida de prevención y reducción del covid-19, era “procedente la adjudicación directa por extrema urgencia de adquisiciones”.

Y autorizó a las secretarías de Salud, de Administración y a la de Finanzas del estado a adquirir por adjudicación directa todo tipo de bienes, para la atención prioritaria del virus SARS-Cov-2, sin realizar el procedimiento de licitación pública, “por tratarse de un caso de extrema urgencia que pone en peligro la salud pública”.

Ese podría ser el caso por el que a Línea Médica Sur se le adjudicó la construcción y equipamiento de los costosos nosocomios temporales también conocidos como las “Burbujas” hospitalarias. Las autoridades no han explicado el motivo por el que se escogió a una empresa recién creada y sin la experiencia

Pero, el PRD considera que “este es uno de los tantos negocios de la pandemia, donde vemos la coligación de empresarios sin escrúpulos morales y funcionarios de Morena corruptos e hipócritas que actúan como neoliberales”.

 

“HOSPITAL ÚNICO EN SU TIPO EN AMÉRICA”.

La dirección estatal ejecutiva del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de Tabasco, en un posicionamiento emitido, también cuestionó el alto precio de las “Burbujas” hospitalarias COVID, que pagó el gobierno del estado a Línea Médica del Sur, y denunció que la empresa con Registro Federal de Causante LMS181127E77, tenía un “domicilio fiscal desconocido”.

En el Padrón de Proveedores de la Secretaría de Administración del Estado, la empresa con número de proveedor 12247, proporcionó como dirección calle Felipe J. Serra número 226, Código Postal 86100, colonia Atasta de Serra, de esta capital.

Aunque en el gobierno de Veracruz, dio la misma dirección, pero “planta alta”, sin embargo, el inmueble ubicado allí sólo tiene planta baja.

Uno de los motivos por lo que Línea Médica del Sur, fuera descalificada en una licitación por el Ayuntamiento del Centro, fue la numeración ambigua que proporcionó de su domicilio.

Línea Médica del Sur, luego de que entró en operación la UHT, a través de un video promocionó en internet y redes sociales, como “la primera Unidad de Hospitalización Temprana en América, única en su tipo. Ha sido construida a base de domos geodésicos, con una dimensión adecuada con la tecnología para la atención temprana”

En el sitio https://multidomos.com/hospitales-temporales/ se señala que

“Línea Médica Del Sur, en colaboración con Multidomos de México, introduce la primera unidad de hospitalización temprana en América; única en su tipo”, enfatiza.

“Se trata de un complejo hospitalario conformado por domos geodésicos equipados con la tecnología adecuada para la atención temprana para pacientes con COVID-19. Estas enormes estructuras geodésicas permitirán fortalecer el sistema hospitalario del estado ante la pandemia COVID-19” y enumera que también incluyeron 12 unidades médicas móviles.

Al cuestionamiento efectuado en redes sociales, sobre que lo lluvioso de Tabasco y los encharcamientos que se registran en el Parque Tabasco, la empresa respondió “además de un sello hermético, dadas las condiciones de trabajo que se tendrán, al interior del Domo existen planchas de concreto que aíslan y elevan el contenido interior del domo del ras del suelo exterior”.

Sin saber que se iba a desplomar una Burbuja de la UHT, la empresa constructora afirmaba que contaban con una “estructura y cubierta altamente resistente.

Son hospitales temporales construidos con estructura de acero “sólida, estable y resistente a las inclemencias de la naturaleza. Cubierta blackout altamente resistente, durable, antihongo y con capa retardante antiflama”.

Se publicitaban como expertos en la construcción de Domos para Hospitales Temporales, y contar con la infraestructura y personal calificado para realizar complejos hospitalarios en tiempo récord de 15 días.

“Una de las ventajas de este hospital es la capacidad de responder ante la emergencia por su rápida construcción y eficiencia”.

 

Por