viernes , mayo 14 2021
Home / CULTURA / Pablo y el portal de los cuentos*

Pablo y el portal de los cuentos*

Ricardo Ariosto García Gómez**

Capítulo 1: el inicio

Tal vez no has escuchado este cuento. Había un niño a quien le gustaban los cuentos. Y leer mucho. Y de grande le gustaría ser escritor. Comencemos.

Libros: Peter Pan, Blancanieves, Pinocho, Los tres cerditos, Caperucita roja, Cenicienta… Había un hoyo en el librero de Pablo.

—¿Por qué hay un hoyo en mi librero? —dijo Pablo—. Y es Morado. Espera: hay unas manos saliendo… ¡Eeeeh! ¡Se acercan a mí! —dijo Pablo con miedo.

Entonces dos manos salieron del portal, estirándose y acercándose.

—¡Aaaaaaaaaahhhhhhh! ¡Me agarran!

Ricardo Ariosto, por los caminos de la animación lectora

Las manos lo agarran y lo llevan a la dimensión de los cuentos. Un mago le dice:

—Ven, ayúdame aquí, Pablo.

Confundido, Pablo dijo:

—¿Por qué estoy aquí y quién eres tú?

Pero el mago le dice:

—No importa. Los cuentos están en peligro.

—¿Por qué están en peligro?

—Porque los cuentos se están olvidando.

—Pero si yo leo.

—Sí, pero los niños no leen. Y si no leen, el mundo de los cuentos se desteñirá para siempre.

—¿Para siempre?

—Sí, para siempre.

—¿En serio?

—Sí, en serio.

—¿Entonces qué puedo hacer?

—Ahora nada.

—¿Qué? En serio, ya.

—Es broma. Sí puedes. ¡Mine! —gritó el mago.

—Sí, sí, señor —dijo Mine.

—Quiero que lleves a Pablo a la misión —respondió el mago.

—¿Tengo una misión? —preguntó Pablo.

—Sí, tú querías ayudar.

—OK. Vamos.

—Por aquí, Pablo —dijo el ayudante.

—Vas a entrar al portal —intervino el mago—, y a encontrar el hueso con el que se pinchó la Bella Durmiente.

—OK. Vamos, pues.

—Ah, espera —dijo el mago—: lleva esto.

—¿Qué es esto?

—Es una pelota mágica.

capítulo 2: comenzamos a ganar

Entonces Pablo se metió al portal. Y continuamos.

—Estoy en el castillo… ¿Hola? No hay nadie. Espera… En el cuento, cuando se pincha la Bella Durmiente, cuando se pincha, la maldición duerme a todos. ¡El hueso! Ahora vamos al portal. ¿Siguiente objeto? Bien. Sí. La caracola ahí está. ¿No, Garfio?

—Hola, Pablo. ¿Quieres esto?

—Sí.

—Pos atrápame.

Garfio corrió muy lejos y Pablo también. Los dos corrieron tan lejos que llegaron al cuento del genio. Y Pablo se llevó la lámpara mágica y pidió tres deseos: primero, tener todos los objetos de la lista; segundo, tener la caracola; tercero, tener un portal listo para continuar la historia.

—Portal… ¡Aaaaaaahhhhhhh! —gritó Pablo—. Por eso no me gusta entrar en los portales.

—¿Cuántos objetos obtuviste? —preguntó el mago.

—Sí. OK. Todos.

—Bien. ¡Cuentos, cuentos, cuentos! ¿Pudiste derrotar al malvado Garfio?

—Espera. ¿No pues que los cuentos están en peligro porque los niños ya no leen?

—Está bien. Garfio quiere tener todo el poder.

—Entonces Garfio —dijo Pablo— quiere tener todo el poder del mundo de los cuentos.

—Sí.

—Lo entendí.

—OK. Bien. Espera. Ponte esto. Con esto podrás derrotar a Garfio.

capítulo 3: el final

—Esto te ayudará a derrotar a Garfio. Póntelo.

—OK. Voy por ti, Garfio.

Ricardo Ariosto. En modo de novel escritor

Garfio atacó con su espada y atacó primero. Y después Pablo. Para que el libro no sea tan largo, voy a decir quién ganó. En principio, parecía que Garfio ganaría; esto, a pesar de que Pablo atacó muchas veces. Sin embargo, gracias a la ayuda de Peter Pan y de otros personajes, Pablo pudo derrotar al malvado capitán Garfio. Entonces Pablo se fue a que los niños lean a continuación.

capítulo 4: lean todos

Ahora, que los niños lean. Y así Pablo le dijo a la gente que lea. Pero esa es otra historia.

—¿Cómo te fue? ¿Lograste que todos los niños leyeran? —preguntó el mago.

—Sí.

—Bien, es hora de que me vaya. Tal vez, si hay otra misión y te necesito, voy a venir.

Adiós dijeron los dos con tristeza.

Aquí terminamos la historia, pero en un futuro todos los héroes se unirán para otra aventura. El mago se llama Pablo; es el nombre del niño porque es el Pablo del futuro: por leer mucho y ser escritor, se convirtió en el rey de los cuentos y por eso el mundo de los cuentos es tan genial ahora.

capítulo 5: un aviso importante

Un aviso importante para el lector. Aquí va. Lo va a decir Pablo; pero antes, captemos su atención… Eh, lo siento si grito… Es que Pablo está leyendo. Nunca hagan esto, interrumpir a un lector. Aquí va:

—¡¿Pablo?!

—Aquí estoy. ¿Quieres que le diga al lector el aviso? Lo vamos a decir dos veces. Leer es divertido. Ahora tú.

—Sí. Es divertido leer.

—Adiós.

—Sí. Adiós.

* Ricardo Ariosto García Gómez. 9 años.

** El cuento es fruto de los talleres de escritura dirigidos a niños de entre diez y doce años e impartidos por Elizabeth Meza García en octubre de 2020, de la Secretaría de Cultura de Tabasco.

Compruebe también

Mariscela Z. Yatzil: Del pasado me declaro culpable

Mariscela Z. Yatzil: Nació en el Veladero, Jalisco. Desde muy pequeña radica en Los Ángeles, ...