domingo , julio 25 2021
Home / CULTURA / Carlos Pellicer. En el tiempo imposible

Carlos Pellicer. En el tiempo imposible

Gamaliel Sánchez Salinas 

Carlos Pellicer, conocido como el poeta de América, es dueño de una poesía que goza y se goza. Poeta, museógrafo y militante, caminó la vida envuelto en una congruencia exacta, precisa. Nació el 16 de enero de 1897 en San Juan Bautista (hoy Villahermosa).

Desde niño desarrolló el gusto por la lectura y la escritura. Así, ya más grande, fue colaborador constante de las revistas estudiantiles. Dueño de una voz grave y profunda, era amo y señor de los foros. Discursos y poemas, en su voz, llenaban de gozo y euforia a los concurrentes.

Pellicer poeta fue bien recibido por tres grandes de la poesía modernista; Amado Nervo, Salvador Díaz Mirón y José Juan Tablada, este último es considerado su maestro.

Sobre su poesía, podemos decir que, en la escuela, se ha privilegiado al Carlos Pellicer tropical, el que le canta a Tabasco en hermosas y poéticas descripciones. Entonces, escuchamos o declamamos en aulas y patios escolares versos pellicerianos que caminaban así:  Tabasco en sangre madura/ y en mí su poder sangró. / Agua y tierra el sol se jura; / y en nubarrón de espesura/ la joven tierra surgió.

Y en ese mismo tono fuimos haciendo del canto de Pellicer nuestro mensaje tabasqueño de presentación: Agua de Tabasco vengo/ y agua de Tabasco voy. / De agua hermosa es mi abolengo;/ y es por eso que aquí estoy/dichoso con lo que tengo.

Porque esta poesía de Pellicer además que apela a nuestro origen, a nuestra tierra, embona de manera perfecta con el Pellicer museógrafo que nos ha construido un maravilloso legado; el Parque Museo La Venta.

Pero Pellicer Cámara, el poeta, es más que su poesía tropical. Así lo descubrimos en este verso amoroso y lleno de cotidianidad que dice así:  Yo había puesto/ encima de mi pecho/ un pequeño letrero que decía:/ «Cerrado por demolición». / Y aquí me tiene usted, / pintando las paredes y abriendo las ventanas. ¡Qué bonito!

En su libro “Horas de junio”, el bardo dice: «Huye de mí, conviérteme en tu olvido, en el tiempo imposible, en el primero de todos los recuerdos del olvido». Poesía pura y dura.

Creo que el mejor homenaje que podemos hacer a este gran poeta tabasqueño es leerlo.

 

Compruebe también

Mundo Raro. En la oscuridad habita el miedo

Ornán Gómez Afuera había un aire enrarecido, señor K. Una oscuridad apretada donde algunas sombras ...