sábado , abril 17 2021
Home / CULTURA / Carlos Pellicer. En el tiempo imposible

Carlos Pellicer. En el tiempo imposible

Gamaliel Sánchez Salinas 

Carlos Pellicer, conocido como el poeta de América, es dueño de una poesía que goza y se goza. Poeta, museógrafo y militante, caminó la vida envuelto en una congruencia exacta, precisa. Nació el 16 de enero de 1897 en San Juan Bautista (hoy Villahermosa).

Desde niño desarrolló el gusto por la lectura y la escritura. Así, ya más grande, fue colaborador constante de las revistas estudiantiles. Dueño de una voz grave y profunda, era amo y señor de los foros. Discursos y poemas, en su voz, llenaban de gozo y euforia a los concurrentes.

Pellicer poeta fue bien recibido por tres grandes de la poesía modernista; Amado Nervo, Salvador Díaz Mirón y José Juan Tablada, este último es considerado su maestro.

Sobre su poesía, podemos decir que, en la escuela, se ha privilegiado al Carlos Pellicer tropical, el que le canta a Tabasco en hermosas y poéticas descripciones. Entonces, escuchamos o declamamos en aulas y patios escolares versos pellicerianos que caminaban así:  Tabasco en sangre madura/ y en mí su poder sangró. / Agua y tierra el sol se jura; / y en nubarrón de espesura/ la joven tierra surgió.

Y en ese mismo tono fuimos haciendo del canto de Pellicer nuestro mensaje tabasqueño de presentación: Agua de Tabasco vengo/ y agua de Tabasco voy. / De agua hermosa es mi abolengo;/ y es por eso que aquí estoy/dichoso con lo que tengo.

Porque esta poesía de Pellicer además que apela a nuestro origen, a nuestra tierra, embona de manera perfecta con el Pellicer museógrafo que nos ha construido un maravilloso legado; el Parque Museo La Venta.

Pero Pellicer Cámara, el poeta, es más que su poesía tropical. Así lo descubrimos en este verso amoroso y lleno de cotidianidad que dice así:  Yo había puesto/ encima de mi pecho/ un pequeño letrero que decía:/ «Cerrado por demolición». / Y aquí me tiene usted, / pintando las paredes y abriendo las ventanas. ¡Qué bonito!

En su libro “Horas de junio”, el bardo dice: «Huye de mí, conviérteme en tu olvido, en el tiempo imposible, en el primero de todos los recuerdos del olvido». Poesía pura y dura.

Creo que el mejor homenaje que podemos hacer a este gran poeta tabasqueño es leerlo.

 

Compruebe también

Mariscela Z. Yatzil: Del pasado me declaro culpable

Mariscela Z. Yatzil: Nació en el Veladero, Jalisco. Desde muy pequeña radica en Los Ángeles, ...