domingo , diciembre 4 2022
Home / DESTACADAS / Mujer busca justicia contra funcionarios de FGET que la encarcelaron dos años con pruebas y acusador ficticios

Mujer busca justicia contra funcionarios de FGET que la encarcelaron dos años con pruebas y acusador ficticios

07/03/2022

VILLAHERMOSA (CONTRASTE POLÍTICO).- “Ahora, no pienso salir de Tabasco, hasta que quienes cometieron la injusticia en mi contra, estén sentenciados, pues qué caso tiene que verdaderos mafiosos estén libres”, advierte María Esther Ramos Reyes, quien estuvo recluida dos años y tres meses en el Centro de Reinserción de Mujeres de Tabasco, luego que un grupo “delictivo” integrado por fiscales del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado de Tabasco (FGET), creó una Carpeta de Investigación (CI), con falsas víctima, hechos y testigos.

La empresaria tamaulipeca no conocía para nada, ni tenía la mínima intención de visitar Tabasco, pero en noviembre del 2019, desde Tampico la trajeron contra su voluntad mediante una orden de aprehensión, para internarla en el Reclusorio de Mujeres en esta capital, donde ilegalmente, por complicidad de jueces de la Región Nueve del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco (TSJT), le decretaron y la mantuvieron con prisión preventiva oficiosa.

La señora María Esther fue privada de su libertad, con base en una acusación de extorsión de una “víctima falsa” en la Carpeta de Investigación con datos ficticios, que los Fiscales del Ministerio Público de la Unidad de Delitos Comunes Zona Centro de la FGET, crearon en el programa computarizado Sistema Justicia.net de la FGET, número CI-CPJ-VHSA/5674/2019.

De esa Carpeta luego derivaron igual las irregulares órdenes de investigación y aprehensión, así como la vinculación a proceso y prisión preventiva oficiosa, estas ultimas avaladas por jueces del TSJT. Desde la creación de la Carpeta de Investigación hasta su encarcelamiento, transcurrieron sólo dos meses con 20 días.

A pesar de que en las audiencias la imputada clamaba a los jueces y fiscales, sobre la inexistencia de la víctima, un “contratista de Pemex”, que supuestamente había intentado “extorsionar por 50 mil pesos y la amenazó con arma de fuego”—en un camino de Tabasco–, la señora María Esther, no logró que las autoridades de la FGJT y del TSJT ordenaran presentar al “ofendido” y reconocieran la “injusticia” en que incurrieron en su contra durante los dos años y tres meses en que estuvo encarcelada, de un total de 13 años de prisión que pedía la Fiscalía.

Los abogados de la también ingeniera en Sistemas, entrenadora y dueña de la Escuela de Canotaje en su natal Tampico – la cual cerró ante su encarcelamiento -, interpusieron una contrademanda, mediante la cual pudieron demostrar que la “víctima” de extorsión era inexistente, al igual que los documentos y firmas que integraban la Carpeta eran completamente falsos.

A través de la contrademanda presentada, CI-DGDC-75/2020, por delitos de imputación falsa de hechos y simulación de pruebas, los abogados de la detenida, obtuvieron las documentales de una decena de instituciones oficiales, entre ellas el Instituto Nacional Electoral, Petróleos Mexicanos y el Registro Civil del estado, donde se corroboró que el “ofendido” “Luis Fernando Andrade González”, supuesto contratista de Pemex, era totalmente inexistente en Tabasco y el país.

UNIDAD DE DELITOS COMUNES DE FGET MAQUILADORA DE CARPETAS

Con las evidencias en denuncia presentada por los abogados de la señora María Esther y tras no existir otra alternativa, a marchas forzadas tuvo que intervenir la Visitaduría General de la FGET para realizar las indagatorias sobre los responsables de fabricar una Carpeta de Investigación completamente inventada.

Dos años tres meses mantuvieron encarcelada la FGET y TSJT, a María Esther Ramos Reyes, mediante una Carpeta de Investigación inventada con víctima ficticia, documentos y firmas falsas.

De acuerdo a la declaraciones tomadas por la Visitaduría General a los empleados de la FGET, Procedimiento de Investigación Número 11/2020 y su acumulado 084/2020, cuya copia tiene Contraste Político, a la “víctima” “Luis Fernando Andrade González” solo lo “conocían” su abogado defensor, Raúl Alonso Jiménez Moscoso –esposo de la coordinadora general de Zona Centro de la Unidad de Delitos Comunes de la FGET, Enriqueta González Pérez –; el Fiscal Desiderio Cruz Herrera, quien fue el que introdujo y creó la Carpeta de Investigación en el Sistema Justicia.Net de la FGET.

También, el policía de Investigación Mario Armando Escobar Acuña, quien dijo que sólo “habló por teléfono” y vio una vez a la víctima, además de tomar la declaración de los dos “testigos” de los hechos denunciados, y realizó la “inspección ocular” y las “fijaciones fotográficas” del lugar de los hechos.

Ante la inexistencia del “ofendido” y las falsas pruebas, hasta ahora, sólo han sido vinculados a proceso y destituido el Fiscal Desiderio de la Cruz Herrera y al policía investigador Mario Armando Escobar Acuña, además al abogado de la “víctima”de extorsión y amenazas con arma de fuego, Raúl Alonso Jiménez Moscoso, en audiencia en el Juzgado de Control y Tribunal de Juicio Oral Región Nueve, por los delitos de imputación falsa de hechos y simulación de pruebas. viernes 21 de enero pasado,

Sin embargo, la empresaria y entrenadora de canotaje en Tampico, lamentó que los jueces no hayan aplicado ninguna medida cautelar contra estos funcionarios imputados, y en el caso del abogado no se le haya suspendido la cédula profesional.

La señora María Esther, sostiene que el autor intelectual de la privación ilegal de su libertad, por dos años y tres meses en el CRESET, es el esposo de la coordinadora general de Zona Centro de la Unidad de Delitos Comunes de la FGET, Enriqueta González Pérez y abogado defensor de la falsa víctima, Raúl Alonso Jiménez Moscoso, pues también es el litigante de la compañía Conjunto de Servicios Industriales SA de CV (CSI), que demandó a la empresa de la tamaulipeca, Bombas y Sistemas Dinámicos, por el delito de retención de dos bombas de inyección, las cuales le vendió a CSI, pero que no les pagó e inventan un delito para evadir el cobro.

El 3 de febrero pasado, la señora María Esther abandonó la cárcel al obtener su libertad absoluta por el delito de extorsión que le imputaron falsamente, , pero todavía tiene que acudir al juzgado, a firmar cada 15 días, por otro proceso penal en su contra que lleva el mismo abogado Jiménez Moscoso.

A inocente encarcelada dos años y tres meses, le destrozaron vida, familia, patrimonio. Pero los fiscales y jueces gozan de impunidad.

Incluso, en una de las comparecencias que conforman el Procedimiento de Investigación Número 11/2020 y su acumulado 084/2020, el Fiscal del Ministerio Público, Julio César Torres Torres, quien presentó el Escrito de Acusación ante el TSJT en contra la señora María Esther, donde pedían 13 años de cárcel para la imputada, confirmó que la coordinadora general de Zona Centro de la Unidad de Delitos Comunes de la FGET, Enriqueta González Pérez, conocía la falsa Carpeta de Investigación, en la que su esposo fungió como abogado de la “victima”.

–¿Qué diga el declarante si la licenciada Enriqueta González Pérez, conocía del trámite de la carpeta CI-CPJ-VHSA/5674/2019?—cuestionó el Fiscal Visitador de la FGET al Fiscal del Ministerio Público Adscrito a la Unidad de Tramitación Masiva de Causas del Centro de Procuración de Justicia Centro de la FGET, Julio César Torres Torres.

–Si, como todas las demás Carpetas, de hecho la defensa (Raúl Alonso Jiménez Moscoso) en algunas ocasiones pasó a hablar con ella–, declaró Torres Torres, en su comparecencia dentro del Procedimiento de Investigación Número 11/2020 y su acumulado 084/2020.

También confirmó que la coordinadora Enriqueta Gonzalez Pérez, nunca le instruyó declinar la Carpeta de Investigación, a la Fiscalía Especializada para el Combate al Secuestro y Extorsión de la FGET, que era al área que le correspondía ese asunto penal, y no a la Unidad de Delitos Comunes.

Todos los funcionarios involucrados en esta “conspiración” contra la empresaria tamaulipeca, pertenecen a la Unidad de Delitos Comunes Zona Centro de la FGET.

En este cuestionable caso, también, existiría responsabilidad del actual titular de la FGET, Nicolás Ovando Bautista, pues cuando se desempeñaba como vicefiscal de Delitos Comunes, donde estuvo hasta el 15 de enero del 2021, pues el 17 de agosto del 2020, ordenó que continuaran “la diligencias correspondientes hasta su total integración en caso de considerarlo procedente”.

El actual Fiscal General tuvo la inventada Carpeta de Investigación en sus manos y permitió que mujer inocente dejara su vida dos años y tres meses en el Reclusorio.

Cuando la Ingeniera en Sistemas llevaba casi un año encarcelada injustamente, Ovando Bautista, oficio FGE/3665/2020, devolvió la Carpeta de Investigación, y ordenó a su subordinado el director de Delitos Comunes Zona Centro, Gonzalo Gastambide Flores, para que “se sigan realizando las diligencias correspondientes”, en lugar de tramitar se desistieran de esa falsa “querella.

La “investigación” y encarcelamiento se realizó cuando aún era Fiscal General del estado, Jaime Lastra Bastar, actualmente líder de la bancada de Morena en el Congreso local, pero en la FGET continúa toda la estructura de funcionarios que designó en la institución.

UNA FAMILIA DESTROZADA POR GENTE AMBICIOSA

La señora María Esther, no tiene duda que el autor intelectual de la tragedia carcelaria y jurídica a que fue sometida fue el abogado Raúl Alonso Jiménez Moscoso. Recuerda que en la primera audiencia que tuvo, le pidió 32 millones de pesos para desistirse de la acusación, “si no, no vas salir nunca de Tabasco, tengo el poder del poder judicial”, le confesaron.

Casada, madre de tres hijos, abuela de un nieto, la empresaria cuyo negocio tuvo que cerrar por su encarcelamiento, explica que el origen de este calvario que aún vive, tiene como antecedente un litigio que mantiene con la empresa CSI.

La entrenadora de Canotaje recuerda que a las 12.30 horas del día 18 de octubre, cuando fue detenida por seis personas frente a su domicilio en Tampico, intentó huir y se defendió –le lesionan la muñeca en la agresión que sufre–, al ver que se trataba de un secuestro, pues nunca le enseñaron la orden de aprehensión. Al siguiente día, hasta las 13.00 horas la presentan ante el juez. Allí el esposo de la coordinadora de la Delitos Comunes Zona Centro de la FGE, se acredita como abogado defensor de la falsa “víctima”.

Rememora sufrió de impotencia e incertidumbre en 15 ocasiones en que los jueces de Control del TSJT suspendieron las audiencias por la simple inasistencia del abogado defensor de su “víctima”, al que también le falsificaron un Contrato de Pemex, para redondear la acusación que se dirigía a instalaciones de esa empresa a realizar una obra cuando fue interceptado para extorsionarlo.

Para la identidad en la denuncia de “Luis Fernando Andrade González”, el supuesto contratista de Petróleos Mexicanos, se utilizó una credencial de elector falsa, corroborado por el propio Instituto Nacional Electoral, oficio número INE/JLTAB/VR/1270/2021.

Igual que el INE, otra serie de instituciones públicas y privadas como Teléfonos de México, Pemex, Ayuntamiento de Centro, Registro Civil del estado, Infonavit, Servicio de Administración Tributaria, Sistema de Agua Potable local, Registro Público de la Propiedad, Policía Estatal Preventiva, Policía de Tránsito del estado, sin excepción, confirmaron la inexistencia del “empresario de la construcción” y domicilio de “Luis Fernando González Andrade”, de acuerdo a los documentos anexados a la Carpeta CI-DGDC-75/2020, presentada en diciembre del 2020.

La separaron de su familia residente en Tampico, durante dos años y tres meses que estuvo en el CRESET con una acusación, testigos, documentos, firmas y víctima falsas.

La señora María Esther Ramos Reyes, recuerda que además la pandemia vino a complicar su defensa, a raíz del confinamiento, lo que también implicó que a su esposo Lenín Martínez Yañez, pudiera verlo físicamente hasta el año de su ilegal cautiverio; mientras a sus dos hijas menores se les tuvo que engañar que sus madre estaba en actividades de altruismo en Chiapas. Sólo el hijo mayor conocía el “trance de horror” que vivía su mamá, por la conspiración de seis fiscales y cuatro jueces de Control para privarla de su libertad, afirma la aún inculpada.

HISTORIA DE FALSA EXTORSIÓN A VICTIMA INVENTADA

En el Procedimiento de Investigación número 11/2020 y su acumulado 084/2020, derivado de la denuncia CI-DGDC-075/2020, en contra del personal y Fiscales del Ministerio Público de la Dirección de Delitos Comunes Zona Centro de la FGET, se narra como se confabularon para afectar a la ingeniera en Sistemas por la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

El 29 de julio del 2019, fue la fecha cuando la supuesta víctima y empresario constructor Luis Fernando Andrade González presentó la denuncia por extorsión. Se introduce al programa informático de la FGET en solo 45 segundos un archivo de seis páginas.

El sistema Justicia.net, programa informático donde registran los datos de las personas que presentan denuncias. Se imprime una ficha que contienen el número, el nombre de la víctima o denunciante y el delito, así como la clave y nombre de la persona que le entregó la ficha.

La Unidad de Delitos Comunes, cuya sede se ubica en avenida 16 de Septiembre, esquina Periférico Carlos Pellicer Cámara, colonia Primero de Mayo, es para atender diferentes tipos de robo, lesiones y amenazas, donde los ofendidos que interponen alguna querella debe identificarse con su credencia de elector o alguna credencial oficial.

Ese 29 de Julio del 2019, el coordinador del turno Vespertino, el Fiscal Desiderio de la Cruz Herrera, era quien autorizaba recepcionar las denuncias presentadas y dar inicio a la Carpeta de Investigación correspondiente.

Ese día, recuerda el Fiscal auxiliar Carlos Arturo Guerrero Filoteo, adscrito a la Unidad de Delitos Comunes, le correspondía levantar las denuncias y Carpetas de Investigación. Trabajó de las 16.00 horas a las 24.00 horas.

“Ese día había mucho auge de personas y se presentó en mi cubículo mi coordinador inmediato, licenciado Desiderio de la Cruz Herrera y me dijo dame tu clave del sistema (justicia.net), voy ayudar a dar inicios para que no se tarden tanto con las víctimas. Como es mi coordinador le di mi cuenta del sistema y se fue, yo seguí trabajando.

En su comparecencia del 6 de octubre del 2020, integrada al Procedimiento de Investigación Número 11/2020 y su acumulado 084/2020, Guerrero Filoteo menciona que cuando “iba por las impresiones de mis inicios (de CI) y pasaba por el pasillo y volteaba hacia el cubículo del licenciado Desiderio y ciertamente vi que se encontraba con una persona, el cual desconozco su nombre, pero se que es abogado litigante y se encuentra anexado (en la CI).

“Veo que ustedes lo tienen en una fotografía portando unos lentes obscuros y camisa clara a cuadros en el Procedimiento de Investigación 084/2020”.

La FGET una maquiladora de inculpados inocentes.

Posteriormente “me llamó el licenciado Desiderio de la Cruz Herrera y me dio una Carpeta de Investigación que es la que tengo a la vista CI-CPJ-VHSA/5674/2019. Y me dijo, mira ya hice este turno para que te cuente como turno iniciado. Al momento que me llamó él se encontraba solo y me dijo fírmala. Yo la firmé y lo único que hizo fue inicio, derechos, Entrevista y Orden de Investigación”.

“La firmé y se quedó con la Carpeta (de Investigación) porque me dijo que él le iba a dar trámite y rapidez a la Orden de Investigación porque era un delito de extorsión, y yo me fui del Cúbiculo y el licenciado Desiderio se quedó con la Carpeta de Investigación”.

Al día siguiente lo llamaron de la Dirección con el licenciado Gonzalo Gastambide Flores, “recuerdo muy bien que en el pasillo antes de entrar a la Dirección me encontré al licenciado Desiderio de la Cruz Herrera, junto con la persona que aparece en la fotografía anexada (abogado Raúl Alonso Jiménez Moscoso) dentro del Procedimiento que se actúa”.

Entonces se le acercó Desiderio Cruz Herrera y le dijo “no te preocupes el problema es mío, yo hice esa Carpeta de Investigación de la que ahorita te va hablar el licenciado Gastambide. Y me hizo señas de que, tú tranquilo.

Llegó el momento en que lo hicieron pasar con el director Gonzalo Gastambide el cual estaba muy molesto.

“Me pregunto que si yo había iniciado la Carpeta que tengo a la vista y que mencioné en líneas anteriores, por lo que le hice ver que no, que esa CI la había realizado mi Coordinador directo y gente de su confianza el licenciado Desiderio de la Cruz Herrera”.

Gonzalo Gastambide lo regañó y le dijo que nunca volviera a dar su cuenta a nadie, y “le indique que así había estado ayudando el licenciado Desiderio para que no se atrasen en la atención. De hecho pueden corroborarlo con mis compañeros que así nos ayudaba con las Carpetas o hacía diligencias”.

“El licenciado Gastambide muy molesto me habló muy fuerte. Y en ese momento recibió una llamada telefónica y a la persona en el teléfono le dijo, te voy a hundir estas cosas no se hacen, colgó la llamada. Me dijo puede irte Filoteo, siga trabajando como los has hecho y no le vuelvas a dar a Desiderio tu cuenta del sistema (justicia.net) y me dijo aquí me voy a quedar con la Carpeta de Investigación y me salí”.

Guerrero Filoteo volvió a encontrar a Desiderio Cruz en el pasillo y a la persona de la foto. Desiderio me dijo no te preocupes ya está arreglado no hay problema: “Ya escuché como te gritó Gastambide y pues tu no tienes porque recibir esos regaños, y me fui no supe más de esa Carpeta de Investigación, hasta que se sube a Tramitación Masiva de causas para que siguiera investigando los hechos que habían denunciado ante el licenciado Desiderio de la Cruz Herrera”.

En su alegato de defensa, dijo que podían constatar en sus Carpetas de Investigación, que él no le pone negritas en sus entrevistas a las palabras para resaltarlas. “Al igual existen palabras, por ejemplo fémina, que yo no utilizo en mis entrevistas, ahí pueden corroborar que yo no inicié esta Carpeta de Investigación”.

“Con ello manifiesto que pues yo no hice esa entrevista, quien la inició fue el licenciado Desiderio en la Carpeta CI-CPJ-VHSA-5674/2019 y confié en todo momento en el actuar del licenciado Desiderio de la Cruz Herrera porque era mi jefe inmediato y trabajaba de la mano con el licenciado Gastambide y la licenciada Enriqueta González Pérez, por ser ellos los cambios que llegaron al frente de este Centro de Procuración de Justicia”.

Relató que la indagatoria CI-CPJ-VHSA- 5674/2019, después de quedar en manos del director Gastambide, “pasaron unos días” y el licenciado Desiderio me la dio diciéndome que ya todo se había solucionado y que una vez integrada la Orden de Investigación la subiera al área de Tramitación Masiva, por lo que fue que seguí la instrucción que me fue indicada por su coordinador en ese entonces, Desiderio de la Cruz Herrera.

Fue el Fiscal del Ministerio Público Adscrito a la Unidad de Tramitación Masiva de Causas del Centro de Procuración de Justicia del Centro de la FGET, Julio César Torres Torres, fue quien luego de integrar las investigaciones, entregó el Escrito de Acusación ante el Juez de Control de la Región Nueve en Turno, con fecha 17 de junio del 2020, donde pedía la “pena máxima de 13 años por el delito de extorsión.

Y el Juez de Control de la Región Nueve del TSJT, Lenin Alpuche Gerónimo, fue quien instruyó la Causa 1831/2019 por el delito de Extorsión en “agravio” de “Luis Fernando Andrade González”, sin permitir las pruebas de la defensa de la señora María Esther.

LA INVERSOSIMIL TRAMA JUDICIALIZADA POR LA FGET

La acusación era que la señora María Esther, el 26 de julio de 2019, encabezó a un grupo de diez personas en el Campo Carrizo de Pemex, Ranchería Anacleto Canabal Tercera Sección, Centro, donde le cerró el paso a la víctima Luis Fernando Andrade Gonzalez, quien venía en su vehículo en compañía de cuatro empleados.

“Se le acercó a la unidad, con un arma de fuego, tipo revolver, color negra, que traía en su mano derecha y le pide la cantidad de 50 mil pesos, con la finalidad de dejarlo trabajar”. Y que lo amenazó con insultos y le dio “un tiempo razonable para la entrega del dinero.

“El agraviado se queda callado al notar el tono de voz de un acento raro y agresivo. Luego le ordenaron que descendiera del vehículo y uno de los extorsionadores le revisó la bolsa del pantalón y le quitó 3,200 pesos que traía.

La acusada “le arrebata el dinero y lo deja pasar, mientras otra persona con el dedo le hacía señas de muerte al ofendido mostrándole una pistola”.

Al día siguiente 27 de julio, la víctima con sus trabajadores al querer pasar por el mismo lugar de nueva cuenta la acusada con el grupo de personas le salen al paso, quien le dice: “que hiciste con mi encargo, espero que lo hayas traído, porque si no, tu, tu familia y tus trabajadores se van al hoyo. El ofendido le dice que necesitaba más tiempo y le comenta que le chance otra semana”.

Luis Fernando Andrade González”, es era un supuesto contratista de Pemex Exploración y Producción, quien tenía un contrato de obra de Pemex – falso también – en el Campo Carrizo, de la ranchería Anacleto Canabal. Supuestamente, la víctima dejó pasar dos días más de ocurrida la amenaza y el 29 de julio del 2019, se presentó a la FGET para interponer la multicitada querella, CI-CPJ-VHSA- 5674/2019.

 

Compruebe también

Sin atraso Tren Maya, obra magna que enlazará cinco estados del sureste

  SAN FRANCISCO DE CAMPECHE (CONTRASTE POLÍTICO).- El Tren Maya avanza conforme al programa de ...