VILLAHERMOSA (Contraste Político).- Al parecer es irremediable detener la serie de fallecimientos en el nosocomio de Petróleos Mexicanos (Pemex) –denominado por deudos y familiares como el “Hospital de la Muerte”-, pues este jueves ocurrió el deceso número seis, tras ser afectado por fármaco contaminado que le fue suministrado hace 12 días.

PEMEX, cuyo director general Octavio Romero Oropeza, sigue sin dar la cara a sus paisanos, a través de un comunicado lamentó el fallecimiento del paciente número seis, ocurrido a las 19:40 horas de este jueves.

 

Hasta esta fecha, estaban bajo tratamiento médico 52 pacientes afectados por la administración de producto contaminado en el lote C18E881 de Heparina Sódica, con caducidad de enero 2021, pero que fue adulterado tanto en su empaque de presentación, el envase y su contenido.

Petróleos Mexicanos enumeró que del total de pacientes, 33 son atendidos diariamente de manera ambulatoria “sin compromiso” en su estado de salud.

Otro 19 pacientes se encuentran hospitalizados, de los cuales17 reportan una “condición estable” y dos permanecen en terapia intensiva “recibiendo reemplazo renal continuo”.

Fue durante la última semana de febrero, que todos estos pacientes que recibían hemodiálisis en el Hospital Regional Villahermosa de Pemex, les fue aplicada la Heparina Sódica, medicamento anticoagulante que un día antes había sido entregado al nosocomio, pero que estaba contaminado de bacterias altamente dañinas, por lo que el sistema sanguíneo quedó afectado.

Al igual que en los casos anteriores, de este hecho se dio vista a la Fiscalía General de la República delegación Tabasco por el cual en días pasados se integró la carpeta de investigación FED/TAB/VHS/0000272/2020 contra quien o quienes resulten responsables, para deslindar las responsabilidades que correspondan.

Los familiares y pacientes han vivido casi 15 días de penuria y sufrimiento, pues además de que padecían insuficiencia renal y estaban sometidos durante tres horas al proceso de hemodíalisis -purificación de la sangre-, por tres días a la semana, la salud se les complicó por la negligencia hospitalaria de Pemex.