DESTACADASSalud

Octavio Romero Oropeza en «visita de doctor» al Hospital de Pemex

Sin resolver la negligencia que ha costada la vida de 11 derechohabientes

 

VILLAHERMOSA (Contraste Político).- Sin respuesta a todas las interrogantes ni solución sobre la negligencia del Hospital Regional Villahermosa de Petróleos Mexicanos, que ha costado la vida a una decena de derechohabientes por el suministro de fármaco contaminado, el director general de Pemex, el tabasqueño Octavio Romero Oropeza realizó una “visita de doctor” al nosocomio.

Mientras que Pemex sólo ha reconoce la muerte de seis pacientes, las secciones sindicales del sindicato petrolero a la que pertenecía esos derechohabientes reportan un total de 11 victimas mortales por la Heparina Sódica adulterada.

En dos tuits de la cuenta de Pemex, sólo se reseña brevemente la asistencia de exlíder estatal del PRD y excandidato de Morena a alcalde de Centro, a las instalaciones médicas denominadas ahora como el “Hospital de la Muerte”.

El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, acompañado del Subdirector de Servicios de Salud, Rodolfo Lehmann Mendoza, “visitó a los derechohabientes afectados por la administración de producto contaminado en Hospital Regional de Villahermosa”.

“También se reunió con personal médico y administrativo, quienes le expresaron las diversas necesidades que hay en el nosocomio, además de conversar con los familiares de los pacientes”.

Ese fue todo el reporte oficial del recorrido que realizó el funcionario federal de la 4T, junto con cuatro fotos donde se observa que “platica con pacientes, una en una cama y otro en camilla, así como con enfermeras y empleados de Pemex.

Hasta la tarde del viernes, en el multicitado nosocomio continuaban internados 18 pacientes afectados por las secuelas de la medicina adulterada y contaminada con bacterias, de los cuales dos de ellos permanecían en terapia intensiva “recibiendo reemplazo renal continuo” y el resto en “condición estable”.

 

La lista de fallecidos son Rosendo Córdova López, ficha número 94431-00, de la sección 44, falleció el sábado 29/02/2020; Nely Guzmán García, ficha 111725-08, de la sección 26, muerto el 29/02/2020; MA. Soledad González Magaña, ficha 684761-00, de la sección 14, murió el lunes 01/03/20; Patricia Jiménez Marín, ficha 220397-06, de la sección 48, falleció el martes 03/03/2020; Magnolia Carrillo Jiménez, ficha 134140-00, de la sección 44, falleció el martes 03/03/2020.

También Ángel Pérez Mendo, ficha 492033-00, de la sección 48, falleció el jueves 5/03/2020; Feliciano Sánchez Osorio, ficha 492033-00, de la sección 44 y falleció el viernes 06/03/20; Marina Sánchez González, ficha 685597-08, de la sección 44, falleció el martes 10/03/2020; Baldemar García Flores, ficha 248271-00, de la sección 44, murió el martes 10/03/2020; y Salvador Córdova Díaz, con ficha 300316-00, de la sección 44, falleció el 11/03/2020.

Y la victima más reciente y sepultado el jueves 12, Baldemar García Flores, 77 años, jubilado de Pemex, con domicilio en calle Adolfo Riuz Cortines, sector Martillo, Villa Macultepec, Centro.

En información publicada como nota principal del periódico Reforma, se destacó que tuvieron que pasar dos semanas y la muerte de siete pacientes (son 11) del Hospital de Pemex en Tabasco, para que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitiera hasta el jueves 12, una alerta contra el lote C18E881 del medicamento Heparina Sódica.

Ese medicamento fue aplicado contaminado con la bacteria Klebsiella spp, la cual provoca enfermedades infecciosas en la sangre y tejidos blandos.

La Cofepris advirtió a farmacias, puntos de venta y hospitales sobre no utilizar ese lote de anticuagulantes que fueron aplicados el 27 de febrero en los procesos de hemodiálisis del hospital de Pemex.

También pidió no adquirir productos con el distribuidor identificado como José Roche Pérez, quien habría hecho la venta a Pemex del lote el pasado 26 de febrero como si fuera de la farmacéutica Pisa.

En caso de identificar el lote, personal médico deberá inmovilizarlo y notificar a la autoridad sanitaria, pidió Cofepris en un comunicado.

El 27 y 28 de febrero pacientes llegaron al hospital de Pemex a realizar sus procedimientos de hemodiálisis e incluso llevaban su propia Heparina Sódica, pero el personal del nosocomio les informó que ya lo tenían en existencia y les fue suministrado.

Casi medio centenar quedó infectado. Familiares de los fallecidos narraron que la bacteria provocó malestares en la cabeza, cuerpo, escalofríos y vómito, y su posterior muerte.

La empresa petrolera reportó el viernes 13, que derivado del medicamento contaminado tenía a tres pacientes en terapia intensiva; 19 internados con salud estable, y otros 31 que son vigilados médicamente sin estar hospitalizados.

Los tres de terapia intensiva son Javier Acosta, Ricardo Ortiz y Nahúm Domínguez, según los relatos que sus esposas María Araceli García, María del Carmen May e Hilda García dieron a Reforma.

Aunque antes de esta enfermedad no se conocían, ahora comparten sus horas en el hospital mientras observan a sus parejas sin habla, dormidos y con tubos para poder respirar.

«A mi esposo de 56 años le están inventando que fue neumonía», narró María Araceli.

María del Carmen May apunta que la información es escasa mientras ve cómo se deteriora la salud de su esposo Ricardo, de 59 años. Hasta el momento ningún funcionario ha sido castigado por esa negligencia.

Botón volver arriba
Cerrar