VILLAHERMOSA, Tab., (Contraste Político).- Un grupo de Notarios Públicos que convivieron de cerca con uno de sus compañeros enfermo de coronavirus Covid-19, están bajo observación para conocer si fueron contagiados, confirmó la secretaria de Salud del estado, Silvia Guillermina Roldán Fernández.

Es una persona de 46 años, que se contagió del Covid-19, durante una visita que realizó a Vail, Colorado, junto con su esposa y amistades, una de las cuales, mujer de 37 años, también resultó positiva al coronavirus, confirmados el jueves 20 y viernes 21, respectivamente.

El paciente de 46 años, Notario Público y cuñado de un excandidato a gobernador, acudió el viernes 13 de marzo, al desayuno- festejo del Día del Notario, encabezado por el gobernador Adán Augusto López Hernández, efectuado en un salón del hotel Hyatt Regency y donde también estuvieron otros secretarios del gabinete estatal. El reportero preguntó al gobernador si se había realizado análisis, pero no respondió.

 

“No tenemos que buscar a toda la gente que estuvo en el desayuno, sino los que estuvieron en la misma mesa, que son los que corren riesgo”, diagnosticó por adelantado la secretaria de Salud de Tabasco.

En el desayuno del Día de Notario, se colocaron mesas para diez personas en un salón que estaba reducido de espacio y casi pegaban una mesa con otra. Además que casi todos los fedatarios se saludaron con el gobernador y algunos se tomaron la foto con él.

Pero Roldán Fernández, afirmó que sólo “estamos trabajando con Notarios que estuvieron sentados en la misma mesa” con el paciente con coronavirus Covid-19. Dijo que ya se localizó a la mayoría de las personas que convivieron en la misma mesa durante una reunión que sostuvieron, por lo que están en observación.

El notario público fue el paciente número dos que dio positivo en Tabasco, pero hasta el jueves 20. Antes realizó sus actividades normales en su oficina y en otros lugares públicos.

En el hospital privado, al que previamente acudió el Notario Público en tres ocasiones para que le atendieran de los malestares que presentaba, hasta antes de que se avisara a la Secretaría de Salud, cundió la alerta al conocerse que dio positivo al Covid-19, médicos y personal de los consultorios a los que acudió la alarma y se han puesto en cuarentena por motu propio en espera de que puedan desarrollaron o no la enfermedad, sin que haya tenido intervención de la dependencia del sector salud.

Esto ha demostrado también que las autoridades del sector salud no tenían previsto un plan de prevención, detección e intervención ante la presencia de posibles portadores del virus que llegaran a los distintas clínicas públicas y privadas del estado.

En la reunión de fedatarios, en su mayoría adultos mayores, también estuvo presente el presidente del poder judicial del estado y notario con licencia, Enrique Priego Oropeza, entre otros.

En Tabasco, hasta el viernes en la noche se habían detectado cuatro casos positivos importados de Covid-19, todos se encuentran bien y están aislados en sus domicilios. También existen 10 casos “sospechosos” en espera de los resultados que emita el Laboratorio de Salud Pública, ubicado en esta capital.

La funcionaria del estado estimó que el peor de los escenarios para Tabasco en esta pandemia es que se registren “alrededor de 10 mil pacientes contagiados, aunque el 80 por ciento de ellos serían casos leves, que no requerirían hospitalización y se quedarían en su casa para recuperarse con el seguimiento médico oportuno.

“Este sería el peor de los escenarios que pudiéramos tener, pero si todos participamos, si trabajamos unidos en estos momentos, si nos cuidamos, si nos guardamos en casa, si incrementamos las medidas higiénicas, a lo mejor no llegamos a ese escenario. Todos debemos participar y poner lo mejor de nosotros mismos para salir adelante”, subrayó.