31/03/20

VILLAHERMOSA, Tab. (Contraste Político).- El Coronavirus Covid-19 cobró su primera víctima mortal en Tabasco, en un paciente que estuvo ocho días internado en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”.

Este martes, quedaban internados en cinco hospitales del estado, 16 pacientes por coronavirus, cinco de ellos “muy graves”.

El 24 de marzo pasado, el ahora fallecido fue el primer paciente, 67 años, que tuvo que ser hospitalizado grave por el virus de la pandemia, cuyo virus adquirió al tener contacto con un caso positivo importado.

También fue parte del primer brote familiar registrado en Tabasco, pues junto con él, también su esposa y tres hijos dieron positivo asintomáticos y se encuentran en cuarentena.

Igual será al primero en ser cremado en un plazo de 12 horas, el que sus familiares no podrán verlo, se introducirá en una bolsa hermética especial, el ataúd sellado y las exequias de las cenizas deberá realizarse con el mínimo de parientes, sin “besos ni abrazos”, de acuerdo al Decreto publicado apenas el pasado 28 de marzo, con los lineamientos para el manejo seguro de fallecidos por COVID-19.

La noticia ha impactado en los sectores social y político del estado, pues la victima de COVID-19 era integrante de una conocida y estimada familia en Tabasco.

Se trata del ingeniero civil Daniel Salinas Falcón, quien fue director general de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Tabasco (SAPAET) y del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) de Villahermosa.

Raúl Salinas Falcón, “con profunda pena” informó que su hermano mayor falleció a las 22.00 horas, y reconoció que era la “primera victima mortal del Covid en el estado, pidió orar por su familiar y que “nos cuidemos mucho todos porque si esta fea esta situación”.

Por su parte, el gobernador Adán Augusto López Hernàndez, quien se encuentra en cuarentena en su domicilio y asintomático del Covid-19, a ravès de sus redes sociales lamento el fallecimiento del ingeniero Daniel Salinas Falcón.

“A su esposa, hijos, hermanos, a su señor padre, a sus familiares un abrazo solidario. Descanse en Paz”, expuso sin citar que fue el primer fallecimiento en el estado por la pandemia.

Antes por la tarde la Secretaría de Salud había reportado que al corte de las 13:00 horas de este martes 31 de marzo, fueron confirmados nueve casos de COVID-19, por lo que actualmente suman 48 -uno menos -casos positivos en Tabasco.

 

De estos casos, 39 se concentraban en el municipio de Centro, tres en Comalcalco, dos en Nacajuca, así como uno en Cárdenas, Emiliano Zapata, Jalpa de Méndez y Huimanguillo, respectivamente.

Actualmente se tiene un total de 331 casos sospechosos de los cuales 139 han resultado negativos, 144 se encuentran en proceso de análisis y 48 se han confirmado como casos positivos de COVID-19.

En relación a los pacientes hospitalizados con alguna enfermedad respiratoria aguda, el sector salud reportó un total de 17 pacientes, de los cuales 10 estaban en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”; uno en el Hospital Ángeles Villahermosa; otro en el Hospital General de Zona No.46 del IMSS; tres en el Hospital de Pemex y dos menores en el Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño “Dr. Rodolfo Nieto Padrón”.

Del total de los pacientes hospitalizados, la Secretaría de Salud, confirmó que nueve dieron positivo a la prueba de COVID-19, mientras que el resto de ellos sus muestras se encuentran en proceso de análisis en el Laboratorio Estatal de Salud Pública.

Actualmente cinco de los pacientes se encuentran muy graves, mientras que en el resto de ellos, su condición es delicada, pero estable.

 

Según la nueva normatividad para el manejo de fallecidos por Covid-19, los cuerpo deberán introducirse en bolsa especial hermética, llevarlas directamente a su cremación en ataúd sellado y sin que nadie puedalo.

También se prohibió efectuar velorios en domicilios particulares, sino solo en salas funerarias con las cenizas del fallecido por Covid-19, pero con la mínima presencia de familiares y respetando el distanciamiento social, y evitar “saludo de mano y beso”.

En el Periódico Oficial del gobierno de Tabasco, se publicó el Acuerdo con los “lineamientos para el manejo seguro, transporte y disposición de cadáveres de personas fallecidas debido a la infección por el virus covid-19”.

La nueva normatividad establece que el personal de la Secretaría de Salud del estado, antes de entregar el cuerpo a la funeraria que trasladará los restos para incinerarlo, en un plazo no mayor a 12 horas, deberá introducir el cadáver en una bolsa sanitaria con cierre hermético y plastificado.

 

“La introducción en la bolsa se deberá realizar dentro de la propia habitación de aislamiento, una vez cerrada con el cadáver en su interior, se deberá rociar en su totalidad con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito de sodio al 1%. Asimismo, se deberá colocar una ficha en el frente de la bolsa con los datos personales del fallecido con fotografía”.

Por parte de la funeraria, el cadáver deberá manipularse en la bolsa sellada y el personal que intervenga deberá estar debidamente capacitado y contar con equipo de protección personal.

Tampoco se podrá realizar el embalsamamiento de los cadáveres, ni se deberán realizar autopsias a los cadáveres de personas

fallecidas debido a la infección por el COVID-19, ya fuesen casos clasificados como en investigación, probable o confirmado, salvo indicaciones clínicas estrictamente fundamentadas o por orden de autoridad competente.

 

Por