PASEO TABASCO

¿De pandemia a pesadilla permanente?.

ROBERTO BARBOZA SOSA

Al igual que el resto del país, Tabasco está a 14 días de terminar el periodo de la Jornada Nacional de Sana Distancia. Sin embargo, la entidad no logró los objetivos que se buscaban con esa medida sanitaria.

El resultado de los 56 días transcurridos de “distanciamiento” social en la entidad, comparado con el resto del país, en términos porcentuales de vidas y contagios, resultó catastrófico.

Es por ello, que ante la fuerte actividad epidémica que prevalece en el territorio tabasqueño, es seguro que se continuará con una especie de “Jornada Estatal de Sana Distancia” por un periodo indeterminado.

La responsabilidad ahora quedará totalmente en manos del gobernador Adán Augusto López Hernández, como máxima autoridad sanitaria estatal, para tomar acciones de mitigación.

Es posible que para evitar que se repita la fracasada Sana Distancia, se tendrían que buscar nuevas, mejores y eficaces medidas de mitigación, para poder “aplanar” y reducir la cifra de contagios, hospitalizados y muertes del covid-19.

Pero, se necesita que se empiecen a aprovechar estos 14 días que restan de la Jornada Nacional de Sana Distancia, para que las estadísticas de la pandemia dejen de crecer.

Este lunes 18, una cifra importante de zonas del país reiniciarán sus actividades sociales, laborales y educativas, en los denominados “Municipios de la Esperanza”, donde no registran ningún caso de la pandemia.

Por supuesto, eso no se logró en el territorio tabasqueño, pues en los 17 municipios se registraron casos positivos y decesos por coronavirus.

Y aunque se tuvieran uno o dos municipios libre del coronavirus, tampoco podrían incorporarse a la “nueva normalidad”, pues incumplirían el requisito de no limitar con zonas con contagiados.

Los municipios de la Región de los Ríos –Jonuta, Emiliano Zapata, Balancán y Tenosique-, junto con Tacotalpa y Centla, son los que registran las estadísticas más bajas de la pandemia.

Además del caso del municipio de Centro, invadido por el virus SARS-Cov-2, el resto de municipios, desde Macuspana hasta Huimanguillo, están plagados del covid-19.

Sólo nos resta esperar y preguntar ¿Tomará el gobernador Adán Augusto López Hernández al covid-19 por los cuernos? ¿Ahora si tendrá el arrojo y osadía para lograr mitigar y superar esta emergencia sanitaria? ¿Cuándo saldremos de las cifras altas de contagios y decesos?

¿Resistirá Tabasco que se alargue por tiempo indefinido este estado de cosas que se vive por la pandemia? ¿O lo mejor será ponernos a rezar en espera de un milagro?.