Roberto Barboza Sosa/Contraste Político.

04/06/2020

VILLAHERMOSA, Tab.- Las cifras registradas de coronavirus covid-19, deberían indicar que Tabasco debe permanecer en Semáforo Rojo, pues podría ser una insensatez y despropósito aperturar actividades no esenciales el próximo 15 de junio, como lo anunció el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Incluso, será un riesgo la orden de reiniciar la compraventa de bebidas alcohólicas como parte de la transición hacia la “Nueva Normalidad”, a partir del lunes 08 de junio, en horario de 11:00 a 18:00 horas

Aunque cada comercio de bebidas alcohólicas está obligado a implementar estrategias de control para contener la diseminación del covid-19, como medidas de promoción y protección a la salud, de prevención y el uso de equipos de protección para sus empleados, hasta ahora las que se establecieron no dieron resultados.

Con mil tres casos activos detectados este jueves 4, Tabasco permanece con la pandemia en su máxima dispersión, pues en esta fecha, casi 39 personas por cada 100 mil tabasqueños, era la tasa de incidencia con el segundo lugar nacional de pacientes trasmisores del virus covid-19.

Y este viernes, la entidad que se mantenía en el bloque de entidades que tienen hasta cinco mil casos, que en el mapa de Covid-19 se ubican en color café, ahora pasará al bloque de entidades de color lila claro, que son los estados con más de cinco mil casos. Este jueves llegó a cuatro mil 997 casos acumulados de coronavirus.

Este jueves, en sólo cuatro días de junio, la entidad sumó 855 casos positivos, lo que representa el 27 por ciento de lo registrado en todo mayo, que fueron tres mil 158 casos de covid-19.

Tabasco tenía sólo 4.7 casos activos menos en cada 100 mil habitantes que la Ciudad de México, cuya tasa de incidencia de casos activos era de 43.74 por cada 100 mil capitalinos.

El subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell djo la noche de este jueves que todo el país está en Semáforo Rojo, “en rojo, no salgan de sus casas, que no abran las empresas, que no abran los comercios que no sean esenciales, no hay una justificación de ello y se puede poner en peligro de que la epidemia se perpetúe, se haga más grave”.

Entonces, efectivamente, es peligroso en el momento en que se empiezan a presentar los procesos de apertura.

“En el momento en que hay movilidad pública y todavía hay una fuerte carga de casos, esto da un fenómeno, que se llama el momento poblacional o momentum poblacional”, agregó el vocero del gobierno para la pandemia.

López-Gatell explicó que “la cantidad de contagios de mañana depende del número de casos contagiantes de hoy y por eso hacemos este énfasis en los últimos 14 días, porque los casos activos de los últimos 14 días son la carga que impulsa los contagios de mañana y los de mañana, los de pasado mañana, etcétera”.

“Entonces – agregó el funcionario federal–, entre más sean los casos que quedan activos, si en ese momento se abre es más fuerte el número de contagios, más grande el número de contagios; si quedan poquitos casos y se abre es menor el número de contagios, aun para el mismo nivel de apertura”.

Y es en ese escenario pandémico que se trata de reaperturar los negocios no esenciales dentro de diez días y el lunes 8 la venta de bebidas etílicas en los depósitos, tiendas de conveniencia, abarroteras y supermercados.

La Secretaría de Salud del estado reportó que en las últimas 24 horas fueron confirmados 190 nuevos casos y 18 decesos e “insistió a los tabasqueños a respetar las medidas preventivas y restrictivas para que no se sigan incrementando los casos, porque se transita por la fase del pico más alto de contagios de la enfermedad”.

Este jueves, informó que con los 190 nuevos casos se llegó a cuatro mil 997 en lo que va de la pandemia y con las 18 personas recientemente fallecidas, el total de ellas alcanzó 610 decesos.

Informó que 335 pacientes están hospitalizados en las distintas unidades médicas del Estado por padecimientos respiratorios, de los cuales 195 están confirmados por COVID-19, 116 esperan resultados del laboratorio y 24 salieron negativos.

Del total de pacientes internados, 128 están en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”, 74 en distintas unidades médicas de Villahermosa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 42 en el Hospital de Petróleos Mexicanos (Pemex), 35 en el Hospital del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET); 23 en el Hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); nueve en el Hospital AIR; siete en el Hospital Militar; seis en el Hospital General de Comalcalco y tres en el Hospital Ángeles.

Además, en los hospitales regionales de Alta Especialidad de La Mujer y del Niño “Dr. Rodolfo Nieto Padrón”, así como en el Centro de Salud de Servicios Ampliados (CESSA) “Maximiliano Dorantes”, se encuentran dos pacientes en cada uno.

A nivel hospitalario estatal, el 48 por ciento de camas general estaban ocupadas y el 44 por ciento de ocupación de camas con ventilador para enfermos críticos de covid-19.

Con el apoyo de médicos y enfermeras, tres mil 148 personas se han recuperado de la enfermedad. Pero mil 132 pacientes están activos, es decir, que son asintomáticos o tienen algún síntoma de la enfermedad, pero que son un foco rojo porque pueden contagiar el virus a otras personas, especialmente las que sufren enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes, hipertensión, obesidad o males respiratorios o renales.

El informe técnico menciona que Centro mantiene el mayor número de casos positivos, con dos mil 613 y continúan Nacajuca, con 374; Macuspana, 297; Cárdenas, 291; Comalcalco, 199; Jalpa de Méndez, 193; Cunduacán, 168; Paraíso, 145; Huimanguillo, 125; Tenosique, 114; Teapa, 111; Centla y Jalapa con 98 casos cada uno; Tacotalpa, 67; Balancán, 46; Emiliano Zapata, 37 y Jonuta con 21.

Del total de casos confirmados dos mil 774 son hombres (56 por ciento) y dos mil 223 son mujeres (44 por ciento).

 

Por