Manuel Rodríguez/CONTRASTE POLÍTICO

VILLAHERMOSA, Tab.- No sólo no la cuidan ni la protegen, sino cada alcalde que pasa por el Ayuntamiento de Centro, autoriza, permite y fomenta la invasión y destrucción del Área Natural Protegida (ANP) de la Laguna de las Ilusiones y, claro, no podía ser la excepción el morenista Evaristo Hernández Cruz. 

No existen testigos, documentos o material fotográfico y audiovisual donde el alcalde reciba dinero, regalo o favor para autorizar construir en terrenos del cuerpo lagunar urbano, emblemático de la capital tabasqueña, pero pareciera que la autoridad es «comprada» para que permita la invasión a la ANP y puedan edificar sobre ella. pues no existe otra justificación ni explicación válida.

 El Ayuntamiento que preside Evaristo Hernández Cruz, de Morena, había avalado se rellenara una polígono de la ya dañada y mermada Laguna de la Las Ilusiones, por parte del TecMilenio, en la zona de Tierra Colorada. Desde que se edificó ese inmueble le quitó una gran parte a ese cuerpo de agua, con el relleno en el área lacustre.

El gobierno federal, a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), prohibió y rechazó el relleno de Laguna de las Ilusiones, que ya había avalado el Ayuntamiento de Centro, para que la empresa que dirige la Universidad TecMilenio, continuara rellenando y robando espacio al cuerpo de agua urbano.

La autoridad federal prohibió esa invasión que ya contaba con el visto bueno de la autoridad municipal, pesar de que el lema del Ayuntamiento es «Agua, Energía y Sustentabilidad«, que sólo es un eufemismo y falacia del alcalde Evaristo Hernández Cruz.

A lo largo de los años así ha sido la destrucción de la Laguna de las Ilusiones, con rellenos y construcciones, permitidas por los alcaldes, que son los responsables de aplicar el Reglamento de Construcción, y la Ley de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, pero que «omiten» en estos casos hacerlos cumplir.

El 18 de diciembre del año 2019, la Universidad TecMilenio presentó un proyecto, en la que solo el Ayuntamiento de Centro avaló, que implicaba el relleno de una sección de la Laguna de las Ilusiones. Sin embargo la SEMARNAT resolvió de forma negativa por considerar que dañaba el ANP estatal, así mismo dio parte a la PROFEPA para su seguimiento.

A mediados del mes de diciembre del año pasado, la Universidad TecMilenio presento ante la SEMARNAT el proyecto denominado “Construcción de muro de contención en la Universidad Tecmilenio campus VillahermosaTabasco”. La cual fue registrada con el Num. Proyecto: 27TA2019HD084

Como parte del procedimiento de evaluación, la SEMARNAT solicitó opinión sobre el proyecto a la CONAGUA, a la Coordinación General de Protección Civil del estado de Tabasco, al Ayuntamiento de Centro, a la Secretaria de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climatico, a la UJAT, a la PROFEPA y a la CONABIO.

Las únicas dependencias que emitieron respuesta fueron CONAGUA; Protección Civil del estado y el Ayuntamiento de Centro.

Protección Civil señalo que la zona es inundable, mientras que la CONAGUA solicito estudios hidrológicos.

Por su parte el Ayuntamiento de Centro, a través de la Dirección de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable “emitió sus consideraciones en referencia al proyecto, en la cual considera como VIABLE la realización del proyecto.” Fue la única de las tres dependencias que dio su aprobación para la obra que se realizaría dentro de una de las Áreas Naturales Protegidas del estado de Tabasco y uno de los pocos cuerpos delimitados como federal en el estado.

Sin embargo, la autoridad Federal no se dejo sorprender. El TecMilenio menciona dentro del documento presentado para evaluación que “el proyecto se encuentra dentro del cauce de la Laguna de las Ilusiones”, anexando fotografiás en las que se aprecia una malla ciclón dentro de las aguas de la Laguna. Ante ello, la SEMARNAT reconoce que la Universidad no presenta ninguna autorización para la realización de estas actividades previas.

Por lo anterior la SEMARNAT decidió negar la autorización del proyecto presentado por Enseñanza e Investigación Superior A.C. mediante resolutivo enviado a la Delegación Tabasco el 4 de agosto de este año para su entrega al promovente.

Asimismo, la SEMARNAT dio parte a la PROFEPA para efectos legales relacionados con las obras realizadas de forma previa y sin autorización.

No es el primer intento en la que funcionarios municipales atentan contra la Laguna de las Ilusiones. En 2018, uno de los regidores del entonces alcalde Gerardo Gaudiano Rovirosa, el también constructor Ricardo Díaz Leal, rellenó una sección de la Laguna cercana a esta misma Universidad con solo una autorización de la CONAGUA. La presión social detuvo el proyecto. Sin embargo posteriormente continuó con la construcción de un inmueble en terrenos «ganados» al cuerpo de agua.

Por