Manuel Rodríguez/Roberto Barboza/CONTRASTE POLÍTICO

01/11/2020

VILLAHERMOSA.- El frustrado delfín del exgobernador Arturo Núñez Jiménez para la candidatura a gobernador por el PRD –hubiera competido contra el actual titular del Ejecutivo local–, prominente expriísta, expanista, experredista y ahora morenista, será el responsable de la política interna del gobierno de la Cuarta Transformación en Tabasco.

Se trata del multifacético político José Antonio de la Vega Asmitia, excandidato panista a gobernador del estado, en el 2006, año en el que denostó a Andrés Manuel López Obrador y promovió el voto a favor de su entonces correligionario Felipe Calderón Hinojosa, el enemigo número uno del hoy presidente de México.

El gobernador de la 4T estatal, Adán Augusto López Hernández lo nombró este domingo como su secretario de Gobierno, en sustitución de Marco Rosendo Medina Filigrana, quien junto con una docena mas de funcionarios dimitieron “para emprender nuevos proyectos profesionales o participar en la elección intermedia de 2021”, según dijo el propio titular del ejecutivo estatal.

Quien ahora es el nuevo secretario de Gobierno de la 4T, estaba en contra de López Obrador, pues como panista aseguraba que la única opción que representaba el progreso y bienestar de las familias era Felipe Calderón Hinojosa y llamaba a votar por él “para poner en buenas manos el futuro de nuestros hijos”.

Pero el cuestionamiento más serio al denominado “chapulín político” De la Vega Asmitia, fue su paso como funcionario perredista en la administración estatal que encabezó Arturo Núñez Jiménez. Primero como secretario de Comunicaciones y Transportes y en los últimos tres años como su líder en el Congreso local.

Y fue como líder del Congreso local, donde defendió y aprobó todo las políticas y gasto presupuestal del gobierno perredista de Arturo Núñez, quien terminó su sexenio en bancarrota y con endeudamiento público.

La actual mayoría morenista del Congreso local reprobó la última cuenta pública 2018, pero sólo culpando a los colaboradores nuñistas de las observaciones detectadas por el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE). Sin embargo, antes Morena le aprobó la cuenta pública 2017 a Núñez Jiménez, lo que les costó la critica de la ciudadanía.

Morena, incluso aprobó las dos últimas cuentas públicas al poder legislativo, 2017 y 2018, pues quien fuera el líder la bancada del PRD y del Congreso local en esos años, José Antonio de la Vega Asmitia, ya estaba en la 4T como secretario de Desarrollo Energético y era el principal personaje de confianza del gobernador Adán Augusto López Hernández.

El presidente del consejo estatal de Morena y consejero independiente de Pemex, José Eduardo Beltrán Hernández, culpa a Adán Augusto de exonerar al exgobernador Arturo Núñez, y a raíz de ello se ha distanciado totalmente del mandatario.

El pasado 21 de octubre declaró que “Adán quiere meter a toda su gente “a manejar el partido Morena), nada más que no va a poder, tiene un rechazo brutal. Adán transó con Núñez y le aprobó sus cuentas cuando debería de haber rechazado las cuentas, ese fue el primer desacuerdo que yo tuve con Adán’, subrayó.

El OSFE, en la revisión de la Cuenta Pública del poder legislativo cuando lo dirigía el ahora secretario de Gobierno, determinó que de la revisión a la documentación comprobatoria y justificatoria del gasto de la Partida Presupuestal 26101 Combustible, por un monto ejercido de 625 mil pesos mediante una muestra determinada del periodo del 1 de enero al 30 de junio de 2018, se observó que anexan como comprobación “recibos simples” firmados por los Diputados y Directores quienes reciben los vales de combustible, de montos destinados a las funciones legislativas de los Diputados de la LXII Legislatura.

“Sin embargo, en la Cuenta Pública no está integrada la documentación Justificativa que sustente la aplicación de los recursos otorgados, por lo tanto, no se contó con la información que permitiera evaluar la razonabilidad del gasto o comprobar si los recursos se ejercieron en trabajos legislativos o actividades propias de la función pública, por lo que persiste una limitada rendición de cuentas, por otra parte, no anexan evidencia documental de las entradas y salidas al Almacén”.

También, destaca el OSFE, que de la revisión a la documentación comprobatoria y justificatoria del gasto de la Partida Presupuestal 39923 Gastos Complementarios, por un monto ejercido de 12 millones 646 mil pesos, de una muestra del 1 de enero al 30 de junio de 2018, se observó que anexan como comprobación “recibos simples”.

Los recibos firmados por el Director de Finanzas contiene la leyenda “El presente recibo tiene carácter de comprobación oficial para la Dirección de finanzas del H. Congreso del Estado de Tabasco”; sin embargo no anexa en la cuenta pública la documentación comprobatoria que sustente la aplicación de los recursos otorgados para la Partida 39923 Gastos Parlamentarios.

Durante su paso por el Congreso local, De la Vega Asmitia realizó una ostentosa precampaña por la candidatura del PRD a gobernador, que finalmente no logró.

 

 

 

Por