Roberto Barboza Sosa/Contraste Político

21/07/2020

VILLAHERMOSA, Tab.- A pesar de las estadísticas de la pandemia en Tabasco, terroríficas que demuestran que los tabasqueños viven una peligrosa calamidad sanitaria, las autoridades estatales permanecen pasivas y tibias, sin inmutarse. Sólo se han concretado a realizar la contabilidad y contemplar los daños a la salud y vida de los contagiados.

Sólo han actuado para coordinar la ampliación de la cifra de camas de hospitalización general y camas con ventilador, pero a raíz de que se saturó la infraestructura médica que se había reconvertido a covid-19.

Fueron las propias autoridades federales que intervinieron, al ver que se reducía el nivel de seguridad de hospitalización. Y a pesar de ello, contradecían las cifras del problema que alertaba el gobierno federal.

Aunque con dudosos datos oficiales- a nivel federal y estatal fueron descalificados por las mismas autoridades-, Tabasco se encuentra a una leve distancia de alcanzar el primer lugar nacional en la tasa de incidencia de casos acumulados.

Este martes 21, la entidad estaba por debajo de la Ciudad de México, proporcionalmente en casos de contagios, pues tenía 702.41 tabasqueños contagiados de la pandemia por cada 100 mil habitantes, mientras en la CDMX eran 714.42 capitalinos afectados por el virus por cada 100 mil chilangos. Solo una diferencia de diez personas entre la capital del país y Tabasco.

En números absolutos, de los 32 estados del país, Tabasco se ubica en el tercer lugar nacional de las entidades con el mayor número de casos acumulados distribuidos por entidad de residencia, sólo por debajo de la Ciudad de México y el Estado de México.

La Ciudad de México, llegó este martes a 64 mil 431 casos positivos acumulados; el Estado de México, 47 mil 253 contagiados en lo que va de la pandemia, y Tabasco, 18 mil 68 infectados de covid-19 durante este emergencia sanitaria.

En casos activos -la mayor actividad viral actualmente-, en cifras absolutas Tabasco, que descendió una posición en comparación al lunes, ocupó este martes 21, la cuarta posición nacional, con mil 886 casos.

La Ciudad de México continúa siendo la entidad con mayor número de casos activos, con cuatro mil 206 portadores del virus en estos momentos; luego Guanajuato, con dos mil 553 contagiados; y elEstado de México, que ascendió dos posiciones respecto día de ayer, con mil 951 casos.

Se consideran casos activos, aquellos pacientes positivos que iniciaron síntomas en los últimos 14 días –del 8 al 21 de julio-, permitiendo identificar una mayor actividad viral y por consecuencia aumento en la transmisión, según explicación de la Secretaría de Salud federal.

Pero, Tabasco es segundo lugar nacional en tasa de incidencia de casos activos, con 92.47 tabasqueños portadores del virus en este momento, por cada 100 mil habitantes del estado.

A pesar de este panorama epidémico en que se encuentra el territorio tabasqueño, sigue sin implementarse ninguna acción innovadora de política pública para mitigar la intensa transmisión del virus SARS-Cov-2, causante de la enfermedad covid-2.

Hasta ahora sólo se continúa con la determinación de seguir ampliando la cifra de camas de hospitalización, para internar a más contagiados y, si no se salvan, continuar con más fallecimientos.

Las autoridades de Tabasco no parecen percibir el alto riesgo en que se encuentran los tabasqueños con esta calamidad sanitaria, cuyos contagios se han disparado en este mes.

En estos 21 días de julio, la cifra de contagiados rebasó en un 113 por ciento, al total de casos registrados en todo junio, que fueron seis mil 531, y actualmente en lo que va solo de julio, suman siete mil 395 tabasqueños contagiados.

En tanto, que en 21 días de julio, fenecieron 592 tabasqueños, que significan el 35.9 por ciento de las muertes de toda la pandemia y en este lapso de julio, un promedio diario de 28.1 fallecidos. El total acumulado de decesos son mil 645 contagiados del virus.