Salud

Centro Médico ISSET foco de contagio y empleados sin protección

Personal de la clínica ha fallecido y otros están contagiados de COVID-19

VILLAHERMOSA, Tab., (Contraste Político).- La vida de una doctora, una enfermera y dos operadores de ambulancias del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET), ha cobrado hasta ahora la pandemia del coronavirus covid-19, mientras que empleados de la institución se quejan de la carencia de implementos de protección en el manejo de derechohabientes.

Además se encuentran graves otros médicos y empleados de las oficinas centrales del ISSET, entre los 22 trabajadores y derechohabientes internados hasta este domingo en el área del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”.

Médicos y enfermeras del Centro Médico ISSET, denunciaron que laboran sin las medidas de protección sanitaria que indican los protocolos para la pandemia del covid-19.

“Hasta ahora se encuentra desaparecido el director general del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco, Fernando Enrique Mayans Canabal, no ha dado la cara para solucionar y defender la vida de los trabajadores”, acusaron los afectados, quienes pidieron guardar su identidad.

 

Médicos, enfermeros, radiólogos, trabajo social, intendentes y camilleros, todo el personal del Centro Médico está expuesto, pues allí llegan los pacientes y si tienen síntomas de coronavirus, se les traslada al Hospital “Dr. Juan Graham”.

Tampoco se tienen las instalaciones apropiadas y habilitadas para recibir, atender y manejar pacientes positivos y sospechosos que llegan al Centro Médico ISSET, mientras se les tramita su traslado al Hospital “Dr. Juan Graham”.

Es un crimen con alevosía que se comete contra el personal del ISSET, al no proporcionarle los insumos y equipos especiales de seguridad sanitaria para evitar los contagios. No existe lugar especial para cambiarse de la ropa de hospital luego de manejar a paciente infectado, y esa ropa se coloca en un bote por donde pasan los pacientes. “No existe en general protección”.

Señalaron que el médico Moreno, quien trabaja en el IMSS, tenía covid-19, llegó a operar ataviado de dos mascarillas y contagió a cuatro enfermeras del quirófano.

El viernes 24 pasado, el Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco, negó las denuncias de los trabajadores, al afirmar que se seguían “estrictamente todos los protocolos de bioseguridad para el manejo de pacientes sospechosos de COVID-19”.

Y que para ello aplicaba el “Código Centinela y Código Beta por COVID-19, como lineamientos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hasta esa fecha, en los Módulos de Enfermedades Respiratorias se habían detectado 118 casos positivos, de los que 54 requirieron hospitalización y alojados en el Módulo 5 del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”.

Según la institución, el personal del ISSET cuenta con el equipo y los insumos para atender a los pacientes.

El Centro de Especialidades Médicas ISSET “Dr. Julián A. Manzur Ocaña” reconvirtió las áreas del tomógrafo y de urgencias, además de que se adecuaban sus instalaciones para el manejo de pacientes que lleguen con síntomas de COVID-19.

Sin embargo, las denuncias y hechos demuestran lo contrario, que el en el ISSET se juega con la vida de la comunidad del Centro de Especialidades Médicas. Denunciaron que sólo han entregado batas, guantes, zapatos y mascarillas de protección, pero sólo para la foto y grabarlo, pero la realidad es diferente.

Entre otros pacientes con covid-19, hospitalizados, se encuentra el subdirector del turno nocturno de esa clínica, Víctor Manuel Echanove Rodríguez, por quien sus compañeros temen lo peor y esperan que supere ese trance.

 

Botón volver arriba
Cerrar