Evita Clínica de Heridas del Rovirosa amputaciones a pacientes diabéticos

Implementan tratamiento innovador para la atención a enfermos con lesiones complejas.

Pacientes con pie diabético y síndrome de Fournier tienen una nueva alternativa.

De 2013 a 2019 se han realizado un total de 19 mil 230 curaciones, beneficiando a más de 5 mil 400 pacientes.

La atención médica multidisciplinaria brindada de manera oportuna por la Clínica de Heridas del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, lograron evitar que a Wenseslao Pérez Sabugo, le amputaran su pierna izquierda producto de la diabetes que padece desde hace más de 30 años.

El paciente de 65 años, originario del municipio de Nacajuca, señaló que luego de perder dos dedos de su pie y que este se fuera deteriorando cada vez más, al grado que buena parte del tejido ya estaba necrosado, con un proceso infeccioso muy avanzado, los médicos particulares le indicaron que ya no podían salvarle la extremidad, por lo que se la iban amputar.

Por lo que acudió al área de urgencias del Hospital Rovirosa, en donde de inmediato fue valorado por los médicos especialistas y posteriormente referido a la Clínica de Heridas del nosocomio, en donde se le estableció un plan de tratamiento para intentar salvarle la extremidad y así evitarle su discapacidad.

Violeta Lopez Olán, responsable de la Clínica de Heridas, indicó que Don Wenseslao, recibió una valoración integral así como un manejo multidisciplinario en donde participan los médicos de urgencias, angiólogos, radiólogos, cirujanos generales, nutrición, psicología, cirugía plástica, infectologo, laboratorio, entre otros especialistas, logrando con ello salvar su pie izquierdo.

“La verdad es que me atendieron muy bien desde que llegué por primera vez a este hospital, no tengo nada porque quejarme, al contrario todos los médicos y las enfermeras de la Clinica de Heridas me han atendido muy bien y lograron salvarme mi pierna, estoy muy agradecido”, expuso el paciente.

Lopez Olán, señaló que la Clínica de Heridas empezó a brindar atención a los pacientes en el Hospital Rovirosa a finales del 2013, fue la primera en su tipo que se apertura en el Estado y a la fecha han realizado un total de 19 mil 230 curaciones, beneficiando a más de 5 mil 400 pacientes.

AMPUTACIONES

Señaló que gracias al manejo multidisciplinario que se brinda a los pacientes, se ha logrado que en más del 90 por ciento de los pacientes que llegan con heridas en pies, dedos o manos, pierdan alguna extremidad por amputación, esto gracias a la atención efectiva brindada y los resultados muy satisfactorios.

La responsable de esta unidad informó que además de la atención a pacientes diabéticos, también atienden ostomías, quemaduras de diferentes tipos y grados, heridas traumáticas, lesiones por presión así como curaciones, mordeduras de serpientes y perros, eventos postquirúrgicos empleando el método avanzado y la terapia humedad, que son las técnicas más avanzadas en la actualidad.

“Los tratamientos han dejado de ser con agua y jabón, ya no se talla hasta que sangra la herida, eso pasó a la historia, ahora nosotros curamos con tecnologías avanzadas, con los diferentes apósitos y buscamos que para el paciente sea una cura lo más fisiológica posible”, indicó.

La también maestra en terapia de heridas, estomas y quemaduras, lamentó que los malos hábitos alimenticios y de vida de la población, ha estado propiciando que cada día vaya en aumento la incidencia de pacientes con diabetes así como de las heridas traumáticas, siendo sus principales complicaciones la insuficiencia renal, la retinopatía diabética y el pie diabético.

Ante esta situación, actualmente dentro del Hospital Rovirosa se está trabajando en el proyecto de la Clínica de Heridas de Alta Complejidad, que sería un espacio que cuente con dos pequeños quirófanos, en donde se puedan hacer no solo los lavados quirúrgicos, sino también las amputaciones de dedos cuando estos ya no puedan ser salvados así como tres o cuatro consultorios donde las enfermeras estén brindando los tratamientos a los pacientes.

Por