10/09/2020

VILLAHERMOSA, Tab., (CONTRASTE POLÍTICO).- El gobierno federal “obsequió” 15 mil 765 boletos de la “no rifa del avión presidencial” que se asignaron a 15 hospitales federales y estatales en el estado.

En caso de obtener algún premio, el dinero lo utilizará el nosocomio ganador, para su equipamiento, instalaciones, infraestructura, medicamentos, material de curación e insumos médicos.

Este 15 de septiembre, la Lotería Nacional efectuará la “no rifa del avión presidencial”, pues en realizad el sorteo es de 100 premios por la cantidad de 20 millones cada uno.

El costo del “cachito” es de 500 pesos, pero no tuvieron demanda de compra por parte de los mexicanos, por lo ahora el gobierno federal empezó a donar gran parte de los boletos de la Lotería.

En este caso los 15 mil 765 “cachitos” que se “regalaron” en Tabasco a los 15 hospitales, equivaldrían a un costo de siete millones 882 mil 500 pesos.

En el evento para la entrega de los “cachitos”, en representación del gobernador Adán Augusto López Hernández, la secretaria de Salud, Silvia Roldán, encabezó la ceremonia en la que se repartieron mil 51 boletos a cada institución hospitalaria.

A nombre del Gobierno de Tabasco, la secretaria de Salud, Silvia Guillermina Roldán Fernández, recibió este jueves del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la donación de 15 mil 765 boletos para el “sorteo del avión presidencial”, a efectuarse el próximo 15 de septiembre a través de la Lotería Nacional.

La funcionaria estatal destacó el respaldo brindado a Tabasco por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador a través del Insabi, traducido en equipos, insumos, medicinas, infraestructura y personal “que hoy permiten que la pandemia vaya a la baja en la entidad”.

Acompañada de Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra, titular de la Coordinación Nacional de Administración y Finanzas del Insabi, Silvia Roldán sostuvo que los resultados obtenidos en la contención y control de la emergencia sanitaria es fruto de un trabajo de todos.

Aquí no hay un mérito exclusivo de “una sola gente o de un solo hospital; desde hace seis meses hemos venido trabajando conjuntamente todas las instituciones que conformamos el sector salud, lo que nos ha permitido alcanzar acuerdos y ayudarnos entre todos”, declaró en el evento efectuado en Palacio de Gobierno.

Ante representantes del IMSS, ISSSTE, ISSET y de los servicios estatales de salud, Roldán Fernández agradeció el invaluable apoyo del Gobierno Federal vía el Insabi y aseveró que su ayuda ha sido fundamental para que ningún paciente haya tenido que “danzar de un hospital a otro”.

Afirmó que en Tabasco “ningún paciente falleció o se complicó porque no tuviéramos el equipo para atenderlo”.

Aunque se desconoce aún si algún o algunos hospitales vayan a ganar premio, valoró la importancia de la iniciativa presidencial, consistente en la donación de boletos para la rifa del avión presidencial en “beneficio de las unidades hospitalarias que han estado en la primera línea de batalla”.

Por su parte, Víctor Manuel Lamoyi, quien fuera secretario de Finanzas en el primer año del gobierno de Arturo Núñez Jiménez, explicó que15 hospitales públicos de Tabasco, que incluyen a unidades del IMSS, ISSSTE, ISSET, de la Secretaría de Salud, Marina, la Defensa Nacional y Pemex, recibieron mil 51 ‘cachitos’ del sorteo cada uno.

La idea es que cada hospital que ha participado en la atención de la pandemia de COVID, en caso de resultar ganador, pueda usar el dinero del premio para fortalecer ‘su equipamiento, sus instalaciones e infraestructura, así como su capacidad de medicamentos, material de curación e insumos médicos’, enumeró.

Víctor Lamoyi adelantó que en caso de que algún hospital obtenga un premio del sorteo, el siguiente paso será la conformación de un comité al interior del nosocomio para decidir, con esquemas de transparencia y fiscalización, en qué gastarán el dinero.

Dio a conocer que el Presidente de la República dispuso que el equivalente al valor del avión presidencial, esto es, alrededor de dos mil millones de pesos, se distribuirá en 100 premios de 20 millones de pesos cada uno, mientras que las ganancias serán destinadas al fortalecimiento del sector salud nacional.

Lamoyi Bocanegra puntualizó que el Gobierno Federal estima obtener alrededor de dos mil 500 millones de pesos por la venta de boletos.