01/10/2020

VILLAHERMOSA, Tab., (CONTRASTE POLÍTICO).- El estrés y la incertidumbre retornó en los tabasqueños con sólo conocer que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), determinaron incrementar el turbinado de la presa Peñitas, a raíz de que las fuertes lluvias podrían incrementar el nivel de los embalses del sistema de hidroeléctricas del Alto Grijalva.

Ese sólo hecho causa que las imágenes y recuerdos de la histórica inundación del 2007, vuelva a la mente de la población tabasqueña, pues el desfogue de las presas en aquella ocasión, agravaron la calamidad hídrica sufrida en esa ocasión.

Este jueves 1 de octubre, en un día ConaguaCFE incrementaron el turbinado de la presa Peñitas, hacia la planicie tabasqueña, en 450 metros cúbicos por segundo, pues pasó de 900 m3/s a 1,350 m3/s.

Aunque el miercoles 30, Peñitas turbinaba 564 metros cúbicos por segundo, por lo que en total incrementó el desalojo de su embalse en 786 metros cúbicos por segundo.

El río Samaria, cauce que recibe ese caudal, hasta el mediodía del jueves se ubicaba en 2.10 metros debajo de máximo nivel.

La medida en la hidroeléctrica, ubicada en el municipio de Ostuacán, Chiapas, es “con el objetivo de hacer un control adecuado del nivel de la presa, que se ha venido incrementando a consecuencia de las lluvias extraordinarias que afectan a los estados de Chiapas y Tabasco”.

El nivel del embalse de Peñitas –la presa más pequeña de las cuatro del sistema del Alto Grijalva-, se ubicaba con suficiente capacidad, a 6.96 metros de su Nivel de Aguas Máximo Extraordinario, sin que las últimas lluvias impactaran significativamente en su nivel.

La presa que si elevó su nivel repentinamente, de un día para otro, fue Angostura, la de mayor capacidad, que se ubicó en 527.13 metros, pero un día antes estaba en 256.95 metros. El Name de ese embalse es de 539.50 metros.

La noche del jueves, Conagua reportó que en sesión extraordinaria del Comité Nacional de Grandes Presas del organismo de cuenca Frontera Sur, se aprobó “el incremento del desfogue en la presa Peñitas, que pasa de 1,100 metros cúbicos por segundo (m3/s) a 1,350 m3/s.”

La Comisión Nacional del Agua también informó que, con corte a esta noche del jueves, la mayoría de los ríos del estado de Tabasco continuaban por abajo del nivel de desbordamiento, con excepción de los ríos De La Sierra, San Pedro, Pichucalco y Teapa, que estaban desbordados hacia zonas de regulación, áreas lacustres y varias comunidades rurales.

En el caso del río De La Sierra, se registraron afectaciones en cinco rancherías, en las cuales se llevaron a cabo acciones de evacuación de la población. Mientras que en el río San Pedro los desbordamientos son hacia zonas de regulación, sin afectar zonas pobladas.

Asimismo, el río Pichucalco causa afectación en la localidad de Andrés Quintana Roo en Teapa; y el río Teapa desbordó en tres puntos de su cauce hacia la carretera Villahermosa-Teapa, generando afectaciones en tres localidades.

Por su parte, el nivel del río Grijalva (cerca de Villahermosa), continua en ascenso sin llegar al desbordamiento.

Debido a lo anterior, la Conagua en coordinación con autoridades de Protección Civil y del gobierno estatal, mantendrán permanentemente medidas de vigilancia y atención en la zona.

En el caso de colonias de Villahermosa y Villas del municipio de Centro, el deficiente sistema de drenaje colapsó con las lluvias, y decenas de viviendas y calles resultaron anegadas.