*Un paseo por los caminos del Cuento, en noche lluviosa on alumnos/as del CECyTE

VILLAHERMOSA (CONTRASTE POLÍTICO).- Fue una noche lluviosa, con dificultades técnicas que fueron compensadas por la paciente atención de las y los alumnos así como el personal docente del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (CECyTE), plantel Villa El Cielo. Gamaliel Sánchez Salinas, miembro de la asociación civil Querer Leer, estaba ahí para charlar sobre sus andanzas «Por los caminos del cuento».

En la conexión virtual efectuada el pasado miércoles 28, con casi un centenar de participantes en línea, el escritor y cuentista, encaramado en su experiencia personal, evocó los relatos aquellos que escuchó de niño, bajo la luz mercurial, de la voz de señores mayores de su barrio. Y luego las historias que escuchaba en casa de la voz de su madre y su padre.

«Fue entonces que me nació el gusto por las historias y cuando las encontré en los libros, me fue fácil embarcarme en su lectura», confesó.

“Cuando los chamacos llegaban a cierta edad eran separados de la familia y llevados al bosque (como Pulgarcito, como Hansel y Gretel, como Blanca Nieves)», Comentó, ahondando que nueve de cada diez cuentos terminan en una gran boda y que otros, cuentos, han recogido mitos, relatos de aventuras, leyendas, anécdotas. Para apuntalar sus dichos leyó para los «presentes» Caperucita Roja» en la versión de Perrault con moraleja incluida.

Citando a Vladimir Propp, Sánchez Salinas, también docente, explicó que los elementos constantes y permanentes del cuento son las funciones de los personajes. «El etnólogo soviético enumeró treinta y una funciones con sus variantes y articulaciones internas. Mencionaré sólo algunas: Alejamiento, prohibición, desplazamiento, combate, persecución, tarea difícil, llegada de incognito, tarea cumplida, matrimonio», contó.

Cerró su charla con la lectura de un relato propio y parecía ya todo terminaba, pero en la sesión de preguntas y respuestas la chamacada, como dicen ellos; se la prolongó. Preguntaron sobre las dificultades a la hora de escribir, los libros y autores que han servido como ejemplo, las prerrogativas que otorga el oficio de escribir y pidieron recomendaciones de libros. Cada uno de los cuestionamientos, Gamaliel Sánchez, los respondió de manera puntual y extensa.

La charla cerró con palabras de la directora del plantel, Ivonne Zulemy Marín Ramón, quien conminó a las y los jóvenes a iniciar o continuar la senda de la lectura. Más de cien alumnos aguantaron estoicos la charla de nuestro camarada. #QuererLeerParaHacerCiudadanía.

 

Por