miércoles , marzo 3 2021
Home / EDUCACIÓN / En la cuna de la 4T, Egla Cornelio Landero, Secretaria de Educación, es cuestionada

En la cuna de la 4T, Egla Cornelio Landero, Secretaria de Educación, es cuestionada

Arnoldo Kissinger/ Contraste Político

Villahermosa, Tab.-Airosa, positiva, escoltada por sus guaruras, Egla Cornelio Landero, titular de la Setab, arribó al Congreso con motivo de la Glosa del II Informe de gobierno. Ataviada con pantalón y saco oscuro, que hacía juego con su cubrebocas, camina con paso firme. En la entrada al recinto legislativo un grupo de docentes la increpa a gritos y exigen la salida de Leticia Torres Valenzuela, coordinadora de contratación en Recursos Humanos y Jorge Alberto Rosado Ramos, titular de la Usicamm (Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros), respectivamente.

Los maestros y maestras, encargados del amargo recibimiento a la funcionaria que llegó al gabinete con amplio palmarés, forman parte de un frente de maestros que luchan por recuperar sus plazas, aseguran haberlas ganado mediante examen, y les fueron arrebatadas por la administración actual.

Comité de bienvenida a la secretaria.

Pero la amargura para Cornelio Landero, quien ostenta un Master en Gestión y Resolución de Conflictos por la Universidad de Barcelona, inició un día antes, cuando el conocido periodista, Jacinto López, recomendara a los legisladores en su columna Ojo Visor, una serie de preguntas a realizar a la funcionaria. La primera de sus sugerencias fue que le preguntaran si era verdad que existe una demanda en su contra en Conacyt. El agudo columnista daba los motivos a la pregunta; la hoy funcionaria, cuando estudió el doctorado, recibió un 8 de calificación y fue el esposo de esta, Alfredo Islas Colín, coordinador del doctorado, manipuló para que su cónyuge, logrará el tan ansiado 10 que requería para alcanzar la mención honorífica.

El veterano reportero puntualizó que “se le puede caer una vez que la titular de Conacyt ha ordenado investigar este hecho que de comprobarse dará pie para que pierda su doctorado”. El periodista, ahonda que la susodicha era quien despachaba “como coordinadora de maestría en la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades y al mismo tiempo estudiaba el doctorado, en forma indebida, lo que es una deshonestidad. Y ya no hablemos de todos los beneficios que le otorgó a su familia directa”.

La segunda pregunta, que sugiere el reportero, tiene que ver con el artículo 101 de la Ley General del Sistema para la Carrera de Maestras y Maestros, antes Ley general del Servicio Profesional docente. Con índice flamígero, denuncia a Eunice Cerino Javier a quien, Cornelio Landero, nombró jefa del Departamento de Escuelas Secundarias Federales, pero esta no solicitó licencia al cargo de supervisora de Telesecundaria. Sin embargo, violentando la ley en tiempos de la 4T, para acomodarla en dicha jefatura hicieron caso omiso del artículo en cuestión que dice: “las personas que decidan aceptar el desempeño de un empleo o cargo que impida el ejercicio de su función en el servicio público educativo, deberán separarse del mismo, sin goce de sueldo, mientras dure el cargo o empleo”. Dicho acto, asevera el reportero “es una irregularidad para la secretaria que se jacta de ser ‘honorable y recta’”.

Otra pregunta que sugiere Jacinto López es lo sucedido con 97 plazas de Telesecundaria que no han sido otorgadas a sus dueños, quienes las ganaron en examen de oposición y que, en acto de prestidigitación, los burócratas encabezados por la Doctora en Métodos de Solución de Conflictos y Derechos Humanos, Egla Landero, las desaparecieron. El columnista, en sus recomendaciones a los diputados, informa que una vez que los despojados de sus plazas hicieron las denuncias, con pruebas en sus manos, la secretaria no movió un solo dedo para separar a los implicados de sus cargos e iniciar una investigación. “Hasta la presente fecha, quienes fueron denunciados por las ventas de plazas siguen en sus puestos haciendo de las suyas, como si les hubiera dado una patente de corzo para delinquir con su aval, por lo que también la omisión es un acto de corrupción”, concluye el columnista.

El salario de la funcionaria, es otro tópico que el sagaz reportero, propone como objeto de cuestionamientos pues, a decir del autor de la columna, gana más que el presidente de la República y el gobernador. “Cobra como secretaria de Educación, cobra como maestra investigadora de tiempo completo en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), e igualmente cobra otro salario en el Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt, del cual le darán de baja una vez que se investigue la alteración de su calificación para lograr la mención honorifica en el doctorado”, acota el cronista de la política tropical.

Otro tema recomendado a los legisladores fue cuestionar sobre la falta de pago a maestros de Escuelas de Tiempo Completo. “¿Dónde están los recursos económicos de dicho programa federal?, porque si a los maestros de otros estados ya les pagaron, esto quiere decir que el gobierno federal ha enviado los recursos económicos a Tabasco, que no se sabe a dónde ha ido a parar”, cuestiona Jacinto López.

La lista propuesta por el periodista a los diputados, es larga, pero al final deja un pasaje anecdótico que muestra el porqué de lo minucioso en su trabajo periodístico para con la secretaria. Refiere que Egla Landero, acudió a gimotear ante el gobernador por una campaña periodística que medios habían implementado en su contra y que era encabezada por el autor de Ojo Visor, que en todo está. La mencionada veía fuego amigo y atribuía dicho tiroteo a su compañero de gabinete, Guillermo Narváez Osorio, rector de la Ujat. “Mostró abiertamente el cobre de su infamia y su indolencia, porque obtuvo como respuesta del jefe del Ejecutivo, ‘Jacinto no es mi empleado para darle órdenes, y de Guillermo, no creo lo que me dices. Arréglalo’. Ahí se desplomó la funcionaria porque no logró su objetivo”, reseña el reportero.

Así, con todo ese bagaje que la exhibía, Egla Cornelio Landero, Airosa, positiva, escoltada por sus guaruras, se presentó al recinto legislativo y entre gritos entró. En su comparecencia, por momentos, se le notó nerviosa, titubeante, como cuando la cuestionaron sobre la problemática del Programa de Escuelas de Tiempo Completo y respondió, lo que los maestros y maestras de ese programa han negado, que a los maestros ya les habían pagado y que el programa por ser federal, sería manejado por la federación, eufemismo claro de que el Programa desaparece.
A la salida, el número de maestras y maestros había crecido y entre gritos de fuera, pancartas y abucheos, Egla Cornelio Landero, escoltada por sus guaruras, ya no airosa, ya no positiva, se encaramó en lujosa camioneta y partió con rumbo desconocido.

Egla Cornelio Landero, se va.
Egla Cornelio, se va.

Momentos después, el portal electrónico de la Secretaría de Educación publicaba la nota del evento acompañada de fotos de la secretaria. “Responde SETAB a retos educativos con innovación; avanza hacia la excelencia y mejora continua”, era el triunfalista titular. Y de inmediato, en la página de Facebook, se desataron los parabienes: Maria Alami, fue la primera y escribió: “Felicidades a la Secretaria de Educación Dra. Egla Cornelio Landero, por su incansable y excelente trabajo a pesar de las contingencias ambientales siempre con estrategias de enfrentamientos. Enhorabuena y bendiciones”.

En el ámbito educativo tabasqueño, enarbolando los principios del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la 4T avanza triunfante, a decir de la titular de la Setab.

Compruebe también

En Tabasco, la 4T y Egla Cornelio le están quedando a deber al magisterio

Arnoldo Kissinger/ Contraste Político Villahermosa, Tab. .- Maestras y maestros de escuelas secundarias técnicas, estatales ...