domingo , octubre 24 2021
Home / ELECTORAL / En complicado segundo intento, Jaime Lastra busca diputación por Morena

En complicado segundo intento, Jaime Lastra busca diputación por Morena

 

VILLAHERMOSA (CONTRASTE POLITICO).- Sin dar resultados en la persecución del delito en la Fiscalía General del estado de Tabasco (FGET), nuevamente el neomorenista Jaime Humberto Lastra Bastar, fue premiado con una candidatura a diputado local, por segunda ocasión consecutiva, pero igual podría quedarse nuevamente sin alcanzar ese cargo de elección popular, como ocurrió en el 2018.

En el 2018, quien encabezaba la lista como candidato de Morena a diputado plurinominal local, fue víctima del “tsunami” López Obrador, pues debido a que su partido arrasó y se llevó el carro completo en los 21 Distritos locales de mayoría, por ley a Morena ya no le correspondió ninguna posición de representación proporcional.

Sin embargo, ahora en un mal cálculo político que en nada le ayuda al exfiscal, lo nominaron candidato morenista a diputado local por el Distrito X de Centro. Una demarcación electoral que el candidato de Morena casi desconoce y donde sus electores lo desconocen.

Ubicado en la zona norte del municipio, este Distrito de 39 secciones electorales, con cabecera en Macultepec, es eminentemente rural con población indígena, con 23 Rancherías, tres Villas, un poblado y tres fraccionamientos. En la mayoría de estas comunidades, sino es que en todas, el candidato a diputado local es casi desconocido.

Lastra Bastar lleva también el riesgo de volver a ver trunca su aspiración de ser representante popular, pero ahora víctima del “Efecto Granier”, en caso de que el Químico Andrés Granier arrastre al triunfo al candidato del PRI a diputado local, Mauricio de la Cruz Magaña.

El oriundo de Palenque, donde tiene su rancho, apenas al inicio del 2019 había sido designado, para un periodo de nueve años, titular de la Fiscalía General de Tabasco, donde tuvo un ínfimo desempeño y sólo uso a la institución como “trampolín” para ir por este segundo intento consecutivo en busca de una diputación local.

En investigaciones independientes y oficiales se destaca los escasos resultados del ahora exfiscal y Notario con licencia; también juristas, académicos y representantes de organismos no gubernamentales a favor de derechos humanos y de la justicia de Tabasco, cuestionaron que el gobernador Adán Augusto López Hernández, junto con su Fiscal, hayan minimizado la importancia de la institución, sin tomar con seriedad y responsabilidad la persecución de delitos y procuración de justicia para los tabasqueños.

En los comicios del 2018, el notario público fue candidato de Morena a diputado plurinominal, como el primero de la lista de la Circunscripción, con lo que se daba seguro su arribo al Congreso local, y luego coordinador de la bancada de Morena. Sin embargo, el partido guinda se llevó el “carro completo” en los 21 Distritos de mayoría por lo que no tuvo derecho a curules plurinominales y en consecuencia Lastra Bastar se quedó sin la diputación.

El gobernador le preparó un cargo de consolación, y con la bancada de Morena, en noviembre del 2018, se adecuó y aprobó una reforma a la Ley del Notariado para poder alargar el plazo de la licencia como Notario Público, pues en enero del 2013 había solicitado una licencia por seis años, cuando asumió la coordinación de Asesores del Ayuntamiento de esta capital.

Con la reforma a la Ley del Notariado, se le concedió otra licencia por nueve años para ser titular de la FEGT, pero su deseo es ser diputado local y dejó tirada la Fiscalía. El gobernador lo mandó a competir como candidato de Morena a diputado por Décimo Distrito local, con sede en el norte del municipio de esta capital.

En su “campaña” del 2018 para diputado plurinominal Lastra Bastar declaró ante el INE un gasto de 57 mil pesos. Ahora el tope oficial de gasto de campaña en ese Distrito será 356 mil pesos. El expriísta nunca a ocupado un cargo de elección popular ni tampoco ha efectuada una campaña político-electoral y menos ha recorrido el Distrito X.

El 1 de febrero pasado, Lastra Bastar presentó su renuncia formal como Fiscal General del Estado de Tabasco, que había asumido por nueve años el 8 de enero del 2019. Antes, el 1 de noviembre de 2020 solo solicitó licencia temporal con el propósito de inscribirse en el proceso interno de Morena.

El expresidente del Colegio de Abogados de Tabasco, Sergio Antonio Reyes Ramos criticó que “se haya estirado la ley” para permitirle dejar el cargo, pues la Ley no prevé la “licencia temporal”, pero le dieron facilidades a fin de inscribirse en el proceso interno de Morena como aspirante a diputado.

CARGO ESTATAL LO TÓMO SOLO DE PASO

Ante la falta de seriedad gubernamental en el nombramiento de ese importante cargo, Julia Arrivillaga Hernández, directora de Estadísticas del Observatorio Ciudadano de Tabasco (OCT), ha cuestionado que si “¿Merecemos los tabasqueños la falta de compromisos en la seguridad cuando hemos sufrido durante años la creciente violencia?”.

Al realizar una evaluación de resultados, de los 22 meses de desempeño del otra vez candidato de Morena a diputado, resume que contabilizó mil 240 personas asesinadas, equivalente aproximado al número de víctimas de los últimos tres años de la administración anterior.

En 2019, Tabasco alcanzó la mayor tasa por homicidio doloso desde que se tiene registro (1997), con un promedio de dos asesinatos de manera diaria.

Pero, la activista en seguridad destaca que a partir de la llegada del Fiscal Lastra, se observan cambios en la clasificación de las carpetas de investigación de los asesinatos a mujeres.

“Hasta 2018, de cada 10 víctimas de sexo femenino, seis correspondía a feminicidios. A partir de 2019 esto cambió a cuatro y al cierre del año pasado el 26% de las víctimas se clasificaron de esta forma, es decir, tres de cada 10 de los asesinatos de mujeres son considerados con características de feminicidio. (Paradójicamente) Lo anterior provocó una aparente baja en este delito sin que se observe política pública que ayude a entenderlo”.

En el tema de impunidad, de acuerdo a estudios recientes de la organización “Impunidad Cero”, de cada 100 homicidios que ocurrieron en Tabasco durante 2019, únicamente tres se investigaron, resolvieron y sancionaron. Ubicando a la Fiscalía de Tabasco como la quinta con el peor desempeño.

Para la directora de Observatorio Ciudadano de Tabasco, otro tema que dejó pendiente y sin resolver, fueron las más de 13 mil carpetas del 2018 “escondidas” por la anterior administración estatal perredista de Arturo Núñez Jiménez, que se sumaron a la información delictiva del Secretariado de Seguridad Pública hasta el 2019, sin que a la fecha exista responsable, ni explicación si lo anterior fue consecuencia de algún error, desconocimiento u omisión; así como certeza que no se están repitiendo malas prácticas.

Arrivillaga Hernández señala que el acumulado de 2020 muestra reducción en 14 de los 15 delitos, medidos en el Observatorio Ciudadano Tabasco, sin embargo, hay que considerar que fue un año atípico donde la mayor parte de la población ha permanecido resguardada y anteponiendo su salud a la seguridad.

“La baja en el número de carpetas es en mayor medida consecuencia de la pandemia que de políticas públicas. Queda la duda si lo que ha disminuido son los delitos o las denuncias. Aún con la baja observada, la tasa de Tabasco se ubicó en la primera posición en robo de ganado, segundo lugar en robo con violencia, tercero en robo a transeúnte y cuarto valor más alto en secuestro”.

En cuanto a la percepción de la inseguridad, los datos recientes de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) mantiene el porcentaje del año anterior, es decir, nueve de cada 10 tabasqueños manifiestan sentirse inseguros. Ubica a la entidad como la segunda con la mayor percepción, únicamente superada por el Estado de México. El robo o asalto en la calle continúa como el delito más frecuente y la seguridad sigue siendo la mayor preocupación para los tabasqueños, destaca Julia Arrivillaga.

 

¿CIFRAS IRREALES DE DELITOS DE LA FGET?

 El reciente estudio Fallas de Origen elaborado por la organización México Evalúa, situó a la Fiscalía de Tabasco entre las cinco entidades con la calificación más baja en la confiabilidad de sus estadísticas delictivas.

En la segunda edición Fallas de Origen, estudio que busca medir la confiabilidad de las estadísticas delictivas en el país e identificar casos de subregistro, reclasificación o posible manipulación de estos datos, Tabasco ocupa la penúltima posición en el ranking del Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC 2020).

El ICEC, es la herramienta que califica la precisión y la consistencia de las cifras de homicidio en las 32 entidades federativas, para documentar las buenas prácticas, así como las fallas de origen en la generación de sus estadísticas delictivas.

En el caso de la FEGT “varios de sus componentes exhiben problemas, lo que provoca serias dudas sobre algunas de sus estadísticas delictivas”. También el Inegi contabiliza 6.4 por ciento más homicidios dolosos que la Fiscalía de Tabasco. En la diferencia absoluta de homicidios dolosos, la FGET reporto menos casos, mientras el INEGI reportó 158 más defunciones por homicidio en 2019.

La investigación Fallas de Origen arrojó que los homicidios culposos presentan un patrón preocupante: una tendencia ascendente. Año con año se reportan más homicidios culposos. Este crecimiento es también superior al crecimiento poblacional; no se explica que la serie presente tal tendencia. Tabasco presenta la correlación positiva más alta y significativa entre todas las entidades.

“Esto indica que ante un incremento de los homicidios dolosos también habrá un incremento de los culposos. Este comportamiento contradice a los estudios teóricos y empíricos sobre el tema. El término de error que se obtiene para Tabasco es negativo y alejado de cero. Con ello se revelan

incentivos para el subreporte de homicidios culposos. Este tipo de evidencia demuestra la necesidad de contar con auditorías de datos en el país”.

Así entre los hallazgos principales del estudio efectuado por la organización México Evalúa, dos de cada tres entidades federativas presentan retos importantes en la precisión y confiabilidad de sus estadísticas delictivas. “En específico, los estados que obtuvieron las calificaciones más bajas en el ICEC fueron Tamaulipas, Tabasco, Guanajuato, Puebla y Oaxaca”.

Esta entidad del sureste se ubicó entre las cinco entidades peor evaluadas en el ICEC con 5.75. Las otras fueron Tamaulipas con 5.08; Guanajuato 6.84; Puebla 6.90, y Oaxaca 6.90. Tabasco, junto los estados de Oaxaca y Puebla obtuvieron una puntuación similar en la edición 2019 del índice, y cuya “puntuación mala”, refleja deficiencias en la generación de estadísticas homicidas, presentan retos importantes en la calidad y confiabilidad de sus cifras delictivas y que más “preocupan por su baja calificación” en el Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal.

LASTRA BASTAR PASÓ POR FISCALÍA SIN PENA NI GLORIA

El Doctor en Derecho y catedrático de la Escuela de Leyes de la UJAT, Francisco López Méndez; el expresidente del Colegio de Abogados del estado, Sergio Antonio Reyes Ramos, y el director jurídico del Comité de Derechos Humanos de Tabasco, Efraín Rodríguez León coinciden con la directora de Estadística del OCT, en el sentido de que el desempeño del Notario con licencia al frente de la FGET, fue sin resultados y notablemente pésimo.

Principalmente, dejó impunes y hacer justicia a las víctimas homicidios dolosos. “Pasó sin pena ni gloria” en los dos años que estuvo al frente de la institución responsable de la persecución de delitos. Nunca se investigó a nadie sobre las ejecuciones registradas, asegura el docente e investigador de la UJAT.

Reyes Ramos, litigante e investigador independiente también sostiene que durante los dos últimos años, en la Fiscalía “no hubo un solo procesado ni sentenciado” por alguno de las ejecuciones registradas en la entidad.

Ambos juristas coinciden en que la institución sigue bajo las ordenes del ejecutivo local, desde el envío de la terna al Congreso, donde ya va “palomeado” quien será el titular y dos comparsas, así como tener como subordinado al titular de la FGET, y con presupuesto manejado por Finanzas del estado. No se ejerce ninguna autonomía, sólo es de papel.

“La designación de Fiscal en el Congreso es un proceso cerrado, sin transparencia, sin propuestas y proyectos de trabajo abiertos por parte de los integrantes de la terna”, subraya Reyes Ramos.

En su paso por la Fiscalía, el ahora candidato de Morena a diputado local, dejó sin resolver dos asesinatos de periodistas, casos de fosas clandestinas, homicidio de varios policías, personas destazadas, “reinó la impunidad”, afirman los directores del Jurídico del Codehutab y del OCT.

Rodríguez León se pregunta que no se sabe con qué “calidad moral” Lastra Bastar busca otro cargo sin merecerlo, cuando careció de capacidad y dejó mucho que desear en su paso por la Fiscalía, y deja ver que sólo busca satisfacer sus intereses personales, remata.

 

Compruebe también

Obreros de Refinería de Dos Bocas trabajan bajo amenaza de ICA

  ROBERTO BARBOZA SOSA/CONTRASTE POLÍTICO 14/10/2021 DOS BOCAS.- Los obreros de la Refinería Dos Bocas, ...