02/07/2020

COMALCALCO (Contraste Político).- Al crecer la saturación de hospitales con pacientes covid-19, el gobierno del estado optó por la instalación de otra burbuja hospitalaria en el Parque Tabasco, anunció el gobernador Adán Augusto López Hernández, quien estimó que el nosocomio temporal con capacidad para atender a 50 pacientes con coronavirus, quedará listo en diez días.

El objetivo es evitar la saturación de los nosocomios reconvertidos para la atención de la emergencia sanitaria, y aseguró que la administración estatal no ha escatimado recursos, seguirá invirtiendo en lo que dure la epidemia para salvaguardar la salud y la vida de los tabasqueños.

El propósito es ampliar la disponibilidad de camas y garantizar la atención a los pacientes con COVID-19, y este nuevo domo hospitalario temporal en el Parque Tabasco, es similar al que opera en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”.

En un comunicado de prensa, se informó que el jefe del Ejecutivo local dijo que “vamos seguramente a abrir otras áreas hospitalarias que teníamos como reserva para que nos ayuden en la atención de los enfermos”.

López Hernández admitió que se ha incrementado la cifra de personas hospitalizadas y la ocupación de camas, pero consideró que esto se debe a que “existe mayor conciencia entre la población sobre la gravedad del coronavirus y acuden a consulta ante cualquier síntoma de padecimientos respiratorios”.

Según el gobernador, “hoy, en los últimos 10 días, es el día de menor crecimiento en cuanto al número de contagios y es probable que la curva empiece a bajar y a estabilizarse, pero debemos de ir generando todas las condiciones para que no se dispersen los contagios”.

Adán Augusto López dijo que se mantiene una estrecha coordinación con las autoridades sanitarias federales y agradeció el “invaluable apoyo” otorgado a Tabasco por parte del subsecretario Hugo López-Gatell y del director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, así como de la Sedena y la Marina para que la entidad pueda superar con éxito la emergencia sanitaria.

El Gobernador estimó que dependiendo del comportamiento de la pandemia, en unos 15 días la entidad podría estar en condiciones para la reapertura de plazas comerciales. Mientras que museos, espectáculos deportivos, gimnasios, bares, discotecas, casinos, cines, centros de entretenimiento se mantendrán cerrados hasta que el semáforo epidemiológico avance y se tengan garantías mínimas de operación.

Adán Augusto López Hernández anunció la posibilidad de aplicar restricciones de venta de alcohol durante algunos fines de semana, como sucedió durante la celebración del Día del Padre, por lo que pidió la comprensión de quienes se dedican a este tipo de negocios.

“Vamos a estar evaluando semanalmente la situación, cómo evoluciona el número de contagios, el número de hospitalizados, los casos activos y las defunciones”, señaló al reiterar que el ingreso a la Nueva Normalidad debe de ser gradual para evitar que se incrementen los contagios.

Adán Augusto hizo un nuevo llamado a la “civilidad” de las familias tabasqueñas para lograr frenar la propagación del COVID-19. “Como lo dije, es necesario que nos cuidemos, que cuidemos a nuestras familias, a los adultos mayores, a las personas vulnerables”.