Arnoldo Kissinger/Contraste Político

Maribel Vázquez García. No niega la cruz de su parroquia

Villahermosa. – El día de ayer, la página de Facebook que aglutina a las y los maestros adscritos al Programa de Escuelas de Tiempo Completo en Tabasco (PETC), publicó un comunicado donde se dirigen a la titular de la SETAB, Egla Cornelio Landero y a Maribel Vázquez García, Titular de la Unidad de Proyectos Especiales. Así también, el escrito va dirigido a Elsa Yolanda Gallegos Rodríguez, Coordinadora del Programa de Escuelas de Tiempo Completo en el estado. El motivo, del digital documento, es para solicitar el “pronto pago de los meses atrasados”.

Las y los docentes dejan en claro que han estado cumpliendo con lo necesario para el buen funcionamiento y ejecución del programa en su modalidad a distancia. En dicho ejercicio responsable las y los maestro afirman que están “cumpliendo con horarios, planeaciones, evidencias, cursos, talleres, asesorías, capacitaciones, visitas a las escuelas para entrega de despensas, entre otras muchas cosas que el programa ha solicitado”.

El comunicado asienta que todo se está llevando a cabo como lo exigen las reglas de operación. Sin embargo, la SETAB nada dice sobre la fecha de pago de la compensación de dicho Programa (PETC), al personal. “Lo único que se nos ha dicho, y de manera no oficial, es que la SE (sic) ha hecho la gestión para que se nos pague, información que se ha manejado desde inicio del ciclo por parte del Departamento encargado del programa”, aseveran las y los docentes exigiendo que de manera pronta e inmediata sean saldados los pagos atrasados aduciendo que está por cerrarse el ejercicio fiscal del año en curso.

A este post, respondió de manera inmediata, Maribel Vázquez García, Titular de la Unidad de Proyectos Especiales: “Los apoyos a maestros (adicionales a su sueldo normal mismo que se les ha abonado normalmente) qm (sic) se han pagado de Enero a Junio (sic) aun cuando no se ha estado en aula frente a grupo. De Septiembre a Diciembre (sic) no se han pagado por que (sic) la SEP hasta la fecha no ha abonado los recursos al estado”. En su respuesta, ortográficamente accidentada, la funcionaria con alevosía restregó los pagos que se han hecho, aunque no están frente a grupo. Pero, además, matizando aseguró que en cuanto los dineros lleguen serán abonados a las respectivas cuentas.

“Es importante hacer de su conocimiento que LA SETAB (sic) por instrucciones de la Dra. Egla Cornelio Landero y del Maestro Santana Magaña hemos (sic) estado realizando las gestiones hasta el día de hoy para obtener los recursos de apoyo a maestros por que (sic) estamos en el mismo equipo, escribió la burócrata educativa, desprovista de las más mínimas herramientas que la ortografía y la redacción exigen.

Como respuesta a su comentario, varios maestros hicieron patente su apoyo a la petición del comunicado, pero fue el maestro Cipriano Vinagre Almeida, el más contundente en su breve acotación: “Así es, no pedimos más que lo que nos corresponde, además es un dinero que no lo saca el gobierno de su bolsa, es de los impuestos que todos pagamos… Además, deben cumplir con su trabajo que es administrar los recursos del pueblo”.

La maestra Ana Cecilia De La Cruz Qué, también apostilló: “Me parece que nos han pedido demostrar tanta empatía que se les olvida que también nosotros tenemos vida. Y lo digo porque, aparte de lo ya trabajado, hemos estado llevando cursos en turno vespertino y en fechas o días no laborables. Y sin importar las condiciones en las que estemos. Lo que pedimos es un pago que es justo por que ha sido trabajado”.

“Es justo que se pague porque ya está trabajado y se nos pide que se trabajé la empatía con los niños. Y ellos, con nosotros, no la aplican, también somos seres humanos y con todo lo que está pasando en Tabasco también tenemos necesidades, muchos nos enfermamos y si fuera poco también estamos entre el agua”, conminó la maestra Gloria Nieto a sus compañeros en el debate virtual.

La respuesta de la burócrata estuvo cargada de mala leche, cuando dijo: “Me da gusto saber que estan (sic) trabajando mucho. Eso permitirá avanzar y salir de los últimos lugares en que se encuentra la educación en el estado”, para luego escribir que la esperanzaba el gran esfuerzo que están haciendo los docentes y que por eso ellos estaban gestionando. “Seguramente veremos los resultados de tanto esfuerzo a finales del ciclo escolar, o en las pruebas planea. Seguro veremos mejores números”, vaticinó socarrona.

El día de hoy, en la misma página, se publicó un llamado desesperado: “Ante la incertidumbre de la falta de pagos en el PETC, se les exige a las organizaciones sindicales tomen cartas en el asunto, y se garantice el pago al personal que participa en dicho programa. Dichas organizaciones siempre se han mantenido al margen de estas problemáticas…”, acompañan su llamado de auxilio de una imagen con logos de tres de los sindicatos; SNTE, SITET, SITEM, con una nota al píe que dice: “Hasta ahora nos han dejado solos, es tiempo nos den su apoyo”. De inmediato las y los docentes comentaron; unos con la exigencia a sus representantes para que cumplan con su deber y otros en la total desconfianza.

Llamado de auxilio a sindicatos charros

La maestra Gabriela Bacab, de las primeras, exigió: “Es hora que apoyen a sus agremiados es por algo justo”, en el extremo se ubicó el extenso comentario de Ray Savale, quien arengó: Compañeros maestros, no tienen porqué mendigar un apoyo a las cúpulas sindicales, ya que todos ellos siempre han defendido, pero los moches que reciben del gobierno, el trabajador siempre será el último, y eso sí queda tiempo”.

En su acotación, pidió a los docentes que dejen de cotizar en sus respectivos sindicatos como medio para dejar de mantener a las cúpulas sindicales, sugiriendo que sean los maestros afectados quienes conduzcan una lucha sin precedentes y sean los precursores de un nuevo magisterio. “Dense cuenta que los líderes de los sindicatos, siempre les van a traicionar. Su lucha es válida, ánimo maestros, y que las escuelas de tiempo completo, den ejemplo de organización y de lucha”, arengó.

Por